El nuevo Hyatt Regency Barcelona Tower en 5 pistas techies

Hyatt-Regency-Barcelona-Tower-2

Gracias a su cúpula acristalada, obra del arquitecto británico Richard Rogers y cuya forma recuerda a la de un ovni, es desde hace 12 años referente del skyline de Barcelona. Propiedad de la cadena Hesperia, el hotel comienza ahora una nueva etapa integrado en la cadena norteamericana Hyatt a través de una de sus marcas premium, Hyatt Regency.

Su situación estratégica – debido a su cercanía a la plaza de España, al aeropuerto y a la Fira – le ha convertido en toda una referencia para el turismo de negocios. Tras la remodelación, el hotel aspira a posicionarse también como uno de los más techies de Europa.

Nada más entrar, nos chocamos con su punto fuerte: una impresionante pantalla mural de LED (de 27 x 7 m) que domina el lobby y en la que pueden proyectarse vídeos y animaciones de todo tipo y por supuesto, puede personalizarse para eventos.

Solo hay 4 pantallas de este tipo en todo el mundo”, recalca el Director de Hyatt Regecy, Guzmann Muela. El mismo ha subrayado además, que “se ha mejorado la velocidad del wifi y hemos ampliado los puertos USB de todo el establecimiento”.

Las 280 habitaciones – 42 de ellas, suites – con fantásticas vistas de la ciudad, tampoco se quedan cortas, ya que disponen de pantallas de 65 pulgadas y en todas y cada una de ellas es posible conectarse a la propia cuenta de Neflix.

Este hotel de Barcelona con el mayor centro de convenciones propio – 5.000 m2 de espacios polivalentes que incluyen 24 salas de reuniones, un auditorio y un salón con capacidad para 1.800 personas – ha apostado asimismo, por las mesas de coworking, instaladas también en el lobby, cerca del Axis Bar, que estrena terraza.

Siempre con el objetivo de posicionarse como uno de los hoteles más modernos y en línea con las nuevas tendencias de la ciudad condal, el nuevo hotel cuenta con un Market para pedir comida on the go, para esos días que vamos de prisa y no queremos renunciar a tomar un buen desayuno o una buena comida, ¡aunque sea corriendo!