Canciones para hacer el amor

Imagínate que estás con esa persona con la que siempre has soñado, el chico o chica de tus sueños. Todo está delicadamente preparado en casa. Una leve luz tenue que te invita a disfrutar del resplandor de las velas, un delicioso aroma suave, una buena botella de vino, la cama perfectamente arreglada y obviamente no falta el aderezo esencial: la música.

Sí, música, pero no cualquier música, sino una melodía suave y al mismo tiempo te eleve espiritualmente y te excite. Compases que cada vez que los escuches te harán erizar la piel de deseo y te traerán a la memoria ese momento especial.

No es una cuestión al azar que ciertas canciones despierten deseos apasionados en los seres humanos. La ciencia ha realizado durante algún tiempo estudios que demuestran que el cerebro funciona mejor si mientras hacemos el amor escuchamos algún tipo de música.

Así que te invitamos a descubrir, de la mano de Vivesexshop, la relación entre la música y el sexo, y por supuesto, hablaremos de las canciones más frecuentemente elegidas para hacer el amor.

La ciencia lo ha demostrado

Definitivamente, la música produce un efecto en los seres humanos realmente único. Desde hace más de 40.000 años, el hombre ha hecho música para comunicarse y expresar cientos de emociones, desde el uso de flautas hechas con los huesos de los animales, hasta la actualidad, con sonidos creados digitalmente.

Charles Darwin aseguraba en 1871 en una de sus teorías, que lo que pensaba el hombre cuando hacía música, al igual que los pájaros, era en el sexo: “Las notas musicales y el ritmo…”, escribió el científico en su libro El Origen del Hombre, “…fueron adquiridos al principio por los ancestros masculinos y femeninos de la humanidad con el propósito de cautivar al sexo opuesto”, finalizó la cita.

Luego de ese primer indicio científico de que el hombre de alguna manera ha usado la música para atraer al sexo opuesto, se han realizado otros estudios que fortalecen lo ya demostrado, pero con ciertas variantes.

Estudio de algunas universidades

El Dr. Benjamín Charlton, psicólogo de la Universidad de Sussex en Brighton, Reino Unido, realizó un experimento con más 1.400 voluntarias y determinó entre otras cosas que en el caso de las mujeres, cuando están en sus días del ciclo menstrual y en el punto más fértil del proceso, prefieren música algo más compleja, algo más fuerte y excitante.

Para obtener estos resultados, Charlton presentó dos canciones a las voluntarias, una era más elaborada que la otra e hizo elegir, luego de haberlas escuchado, cuál de las dos melodías les parecía más atractiva para un encuentro sexual ocasional y cuál para mantener una relación estable.

Los resultados fueron categóricos: las mujeres en su ciclo menstrual, preferían al compositor más complejo para un encuentro sexual casual, mientras que las que no estaban en su período fértil, la música no tuvo una evidencia significativa sobre su preferencia.

Lo que finalmente demostró en líneas generales, que en el caso de las mujeres, prefieren la música que requiere mayor habilidad para ser tocada al momento de tener su encuentro sexual.

Ahora, si bien es cierto que la música no tiene ningún beneficio concreto para la subsistencia, como sí lo tienen otras actividades básicas, por ejemplo, proveerse de alimentos, hablar, tener hijos; no se puede negar que tenga un propósito: despertar emociones y darle melodía a ciertas circunstancias de la vida, desde lo más alegre hasta lo más triste.

En tal sentido, Darwin mantenía el criterio de que la música solo era un agente de selección sexual, que era un auxiliar de la selección natural. Que la música servía era para hacer “más sexy” el encuentro o a la persona, pero que eso no significaba que era el que tenía los mejores atributos.

La universidad de Londres realizó en el año 2012, un estudio en el cual analizó una encuesta hecha a unos 2.000 usuarios de Spotify que abarcaban edades entre 18 y 91 años y que habían realizado sus playlist ideal para un encuentro sexual.

Lo que en primer lugar demostró que, sin importar la edad, lo que más desean es que en ese encuentro sexual exista algún tipo de melodía agradable, que las canciones suaves con un ritmo continuo, sin muchos distractores, son las mejores para ser acompañantes en el encuentro sexual.

Un estudio más reciente

Daniel Levitin, neurocientífico y catedrático de la Universidad McGill de Canadá, y a la vez músico y productor musical, realizó un estudio en el cual demostró que, en los humanos, escuchar música activa en el cerebro las mismas zonas de placer que el sexo.

Queda demostrado que la música definitivamente funciona de manera muy similar al sexo en la mente, por lo que es frecuente que las personas traigan a la mente una canción determinada cuando llega el momento de fantasear con la pareja deseada.

Aparte de la ciencia, ¿por qué escuchar música al tener sexo?

No todo tiene que pasar por lo científico, incluso podrías decir que durante el simple hecho de estar escuchando melodías al azar, puede que te encuentres con una que salga de lo común y que a ti te provoque una emoción diferente. Creemos que también todo debe estar determinado por el momento y las sensaciones de las personas, más que solo por el hecho de ser un estudio.

Ciertamente la ciencia es de gran ayuda, pero no te dejes llevar por lo que digan los estudios, al menos no en este caso. Lo mejor es que encuentres la que más vaya contigo. Para esos momentos, cualquier canción que te agrade y te suene sensual, por la música en sí misma o tal vez por el artista que la interpreta, aprovéchala.

Y es que para hacer el amor y darle el toque especial a ese momento único, solo hace falta un poco de ritmo y todo dependerá del estado de ánimo de ambos, puede ser desde una suave balada hasta un rock fuerte.

Dicen que la música es la mejor medicina para el alma y es que como ya has visto, la música activa esa misma parte del cerebro que se aviva con el sexo.

Compartiendo gustos musicales

Frío o caliente, montaña o playa, salado o dulce, música o silencio, el mundo definitivamente está lleno de gustos y de colores y para todos hay un espacio. Pero ¿qué sucede cuando dos personas que son totalmente distintas coinciden en amor y deseo?

¿Qué sucede si tu pareja no comparte los mismos gustos musicales que tú o peor, prefiere el silencio al hacer el amor? ¿Lo vas a cambiar por otro? Bueno es tu decisión, si no hay un sentimiento de amor de por medio, pues a volar que vendrá alguien con mejor gusto. Pero si lo amas, ¿cómo harás?

Es tan habitual que personas con gustos distintos se encuentren en la vida para iniciar una historia romántica que hay detalles tan fundamentales como el sexo que pasan a un segundo plano durante los primeros días.

Pero cuando es el momento de la intimidad, esas diferencias llegan a pesar.

Lo recomendable en casos así es aumentar la confianza, dejar los tabúes de lado y ponerte a hablar de sexo con tu pareja. Siempre para llegar a un acuerdo, lo mejor es sentarse y decir lo que quieren y sienten respecto a lo que sucede en la intimidad y por supuesto llegar a un acuerdo que sea conveniente a los dos.

De acuerdo a un estudio realizado por una importante empresa que se dedica a la fabricación de juegos sexuales, a la mayoría de los españoles les encanta que durante sus encuentros íntimos, exista una música de fondo. Para ellas, el rock es el mejor ritmo para hacer el amor, mientras que para ellos, las suaves tonadas del jazz, son mucho más acordes.

Sin duda, este es un tema que puede generar mucho debate, así que lo más sano es que te olvides de todo y te dejes llevar, prueba que es lo mejor para ambos en la cama y listo. Aunque existan estudios y miles de expertos den su opinión, solo tú y tu pareja sabréis que es lo mejor para ambos al momento de hacer el amor.

Cuáles son las canciones más recomendadas

Aunque la ciencia puede realizar muchos estudios, los expertos son las propias personas que se han dedicado a seleccionar las mejores melodías para disfrutar durante su encuentro sexual. Así que veamos qué escogieron en Spotify.

De acuerdo a ese estudio, la melodía que mayor auge tuvo fue la banda sonora completa de Dirty Dancing, luego de esa opción, los encuestados escogieron Sexual Healing de Marvin Gaye y posteriormente, en tercer quedó Bolero de Ravel. Pero no creas que todo quedó allí, pues los siguientes puestos eran de melodías más fuertes, por ejemplo Bohemian Rhapsody de Queen, de Bon Jovi estaba la canción Livin´ on a Prayer, de Robbie Williams Angels y finalmente Sex on Fire de Kings of Leon.

Llegó el momento de conocer las canciones que más han gustado para ese momento especial de acuerdo al estado de ánimo.

Para el previo y relajarse

Al inicio del encuentro sexual se necesita un tiempo para poder crear el clima adecuado, se tiene que ir despacio, disfrutar de cada instante, de cada caricia y sensación, para eso existen algunas canciones que pueden ayudarte antes de aumentar la intensidad:

Stolen Dance, de Milky Chance

Considerada como la mejor canción romántica, es perfecta si apenas inicia el encuentro y están los dos compartiendo en la sala tomándose una copita de vino. Solo relax y bajar la tensión del momento.

Eminem y Rihanna: Love The Way You Lye

Aunque parezca increíble, la combinación de estas voces da un resultado casi celestial, son voces sexys que dan una invitación a pasar un momento agradable. Es la canción perfecta que te recordará para qué están allí.

Lovesong, de The Cure

Aunque es un clásico de este grupo, la versión de la británica Adele, es más propicia para la ocasión, ya que es más íntima y lenta, es como una suave caricia para el sentido auditivo.

Girl, You´ll Be A Woman Soon, la versión de Urge Overkill

Esta canción es original de Neil Diamond, pero el cover de Urge Overkill, es mucho más memorable. Parte de la banda sonora de la película Pulp Fiction, está en la escena donde una muy sensual Uma Thurman la pone para seducir al personaje de John Travolta.

Para cuando el calor se hace presente

Luego de romper el hielo y ya sentirse en confianza, es el momento de empezar con los juegos previos de seducción y aumentar la adrenalina que ya se va sintiendo. La música pop, rock, electrónica o disco, puede ser el acompañante perfecto para que el encuentro sexual sea aún más excitante.

Hot Stuff, de Donna Summer

Definitivamente no hay como Donna Summer para aumentar las ganas, olvidarse del mundo y comenzar a sentir ese calor que quema por dentro y solo se puede aplacar con las caricias.

Blind, de Hercules & Love Affair

Para un encuentro sexy, mejor dicho: súper sexy, lo mejor es optar por esta canción. Es la melodía perfecta para que los cuerpos se muevan de manera sensual al son de cada uno de los compases.

Again, de Lenny Kravitz

Una canción que de por sí sola invita a la sensualidad y a la pasión, ya con solo recordar el vídeo en el cual roza la piel y besa a la modelo en la cama, es una verdadera oportunidad para disfrutar y dejarse llevar por la pasión.

Cuando inician las caricias

Llega el momento de dejar la sala y las frases a medias, para pasar a la habitación e iniciar los juegos más apasionados, más íntimos y más profundos, de subir la intensidad y quitar la ropa que ya molesta.

Skyfall, de Adele

Definitivamente Adele es la reina del romance y de la pasión, y es que hay algo en su tono de voz que invita a la seducción. Con esta canción de la película de James Bond puedes lograr el clima sensual ideal para un juego de caricias.

Feeling Good, de Michael Bublé

¿Quién puede resistirse al encanto de Bublé? Para las mujeres, todo él es un verdadero espectáculo sensual y para los hombres sus canciones los incitan. Un clásico que sube de intensidad al igual que la pasión.

Put A Spell On You, de Nina Simone

Si Nina no te enciende, entonces nada lo hará. Su voz inconfundible es una llamada a la pasión desenfrenada, al deseo más primitivo y caliente. Con esta canción que habla del hechizo de una persona por otra, es muy seguro que te sientas aún más caliente.

Wild Is The Wind, de David Bowie

Aunque esta canción ha sido versionada en diversas ocasiones y por diferentes artistas, la más sexy de todas es la del Gran Duque Blanco, el inigualable David Bowie. La combinación de letra, melodía y la voz de Bowie les dará la pasión que andan buscando, así que no dejes de oírla para saber si será la adecuada para esa ocasión.

Touch Me In The Morning, de Diana Ross

Baste decir que esta canción fue escrita específicamente para hacer el amor. Así es, resulta que Ross, le pidió al músico y productor Michael Masser que le escribiera una canción que fuera para hacer el amor durante toda la noche. Así que imagina que no hay mejor canción que la que fue compuesta precisamente para un encuentro sexual.

Smooth Operator, de Sade

Es la historia de un playboy que para ocultar su pobreza como persona, les rompe el corazón a las mujeres, no hay nada de romanticismo, pero si mucho de pasión, así la describió la misma Sade.

Scandalous, de Prince

Empecemos con que una de sus frases es: “No puedo esperar a poner mis piernas alrededor tuyo”, qué más incitante que eso. Prince siempre fue un artista muy apasionado y esta canción fue definitivamente la confirmación de lo sensual que podía ser.

Justify My Love, de Madonna

Hablando de sensualidad y sexo, Lenny Kravitz vuelve acertar en letras muy lujuriosas que unidas a esa pasión y voz de Madonna, no dan otra opción que dejarse llevar por cada tono e incluso revivir el apasionado y escandaloso vídeo.

I Just Want To Make Love To You, de Etta James

Esa voz ronca pero apasionada de Etta hizo de esta canción una de las más explosivas, sexuales e increíblemente perfectas a la hora de hacer el amor, así que si amas los ritmos más fuertes, esta es una excelente opción.

I Want Your Sex, de George Michael

Una canción que habla sobre explorar el cuerpo de tu pareja y que tan solo el título lo dice todo, es lo que seguro estás buscando para un encuentro muy erótico.

En definitiva, canciones existen muchas, solo debes encontrar la que mejor vaya contigo y tu pareja, lo importante es que para ambos sea una experiencia única, especial y memorable.

Así que disfruta de tu sensualidad, sube el volumen de tu dispositivo de sonido, aumenta tu pasión y dale rienda suelta al deseo.

Texto de Amira