‘Nice to meet you’: postureo con vistas

¡Levante la mano quién no ha elegido nunca un restaurante pensando en las fotos para ‘el Instagram’! Pues, si eres de esos que, además de querer pasar una bonita velada, quieren presumir de vistas en sus perfiles de redes sociales, apunta este restaurante, situado en la planta 14 del Dear Hotel.

Ubicado en plena Gran Vía, ofrece vistas prácticamente sobre todo Madrid, de la Plaza de España (actualmente en obras), los tejados de Malasaña, la Casa de Campo, las montañas y gran parte de la zona norte de la ciudad.

Asimismo, dispone de un solárium panorámico con vistas 360º donde se encuentra una piscina para huéspedes, si bien, cualquiera puede acceder a este espacio, para tomar una copa o cocktail y cómo no, para sacar sus mejores instantáneas del lugar. Justo en la última planta, en una esquina, encontrarás la ubicación ideal para retratar o retratarte con la Catedral de la Almudena o el Palacio Real.

Las recomendaciones del chef

En su carta predominan las propuestas de cocina mediterránea, con algún twist de gastronomía internacional. Para maridar semejantes vistas, puedes empezar con unas gyozas de gamba y suquet de bogavante y un tartar de atún con semifrío de aguacate; como platos principales, destacan los de pescado, como el chipirón de anzuelo, pisto de cítricos y sus patitas o el bacalao confitado sobre espinacas salteadas con piñones; y para terminar con un dulce sabor de boca, pide la tarta cremosa de queso con frutos rojos.

Para un almuerzo soleado en familia, una cena romántica, tomar un cóctel por la tarde o pasar un rato agradable entre amigos, este restaurante con terraza es sin duda uno de los place to be de Madrid en verano. Gracias a su elevada altura, suele estar siempre muy ventilado, es decir, aquí no vas a pasar calor.