Un feliz encuentro

Hace tiempo que las obras de arte han salido de sus sedes institucionales -para definirlas de alguna forma – para invadir lugares algo más insólitos, como las cafeterías y los pubs. El otro día, por ejemplo, me crucé con dos exposiciones de fotografías, en las FNAC de Castellana y de Callao.

La exhibición de la Castellana, que puede verse hasta el sábado 15 de septiembre, es un viaje por los sitios más hermosos y míticos de la Ciudad de la Luz, París.

Es un recorrido por los retratos de los personajes de la época, el París de finales del XIX, las estampas míticas del Sena, los cabarets, la ocupación nazi, la Resistencia.

Daguerre, Nadar, Robert Capa o William Klein, junto con otros artistas menos famosos, firman las veinticinco fotografías en blanco y negro, que visten los espacios del punto de venta.

Volvemos a Madrid, concretamente a la Gran Vía, con la muestra Gran Vida. Veintitrés fotografías en blanco y negro tomadas en el eje Fuencarral-San Bernardo-Montera.

El trabajo de Juan Lafita capta el vaivén de los diversos transeúntes que caminan por la centenaria calle de la metrópoli. Podéis verla hasta el 19 de septiembre de 2012 en la FNAC de Gran Vía.

Entre la consulta de un libro o la compra de un DVD, no está nada mal chocarse con dos exposiciones de fotografías tan interesantes como estas.

Quizás os interese también:

Las propuestas “glocales” de PHotoEspaña
El cine se exhibe en Madrid