Carmen de Gades, flamenco en estado puro

Son muchas las versiones que se han hecho, se hacen y se harán de Carmen, pero la de la Compañía Antonio Gades, es sin duda, la que mejor refleja la esencia visceral del flamenco.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En escena en los Teatros del Canal (C/ Cea Bermúdez, 1) hasta el día 22 de septiembre, este trabajo se inspira en el libro de Merimée, para retratar el pueblo andaluz, y se sirve de la música de Bizet, contraponiéndola por primera vez en la escena con la música flamenca en directo.

Porque así lo quisieron sus autores, Antonio Gades y el cineasta Carlos Saura.

Gades optó por poner la música en la que se había inspirado Bizet, la del pueblo. “Una guitarra y un cantaor pueden tener tanta fuerza o más, en determinados momentos, que una orquesta con cien profesores”, dijo el coreógrafo.

La figura de Carmen personifica dos de las principales constantes en la vida del autor: su conciencia de clase y su amor a la libertad.

La firma del cineasta coautor se percibe en la transición entre las escenas, que nos permite pasar de una emoción a otra de forma vertiginosa, pero natural.

La obra sigue recogiendo los favores de crítica y público. Aún hoy Carmen representa para el mundo a la mujer española, siendo esta revisión del mito de Gades y Saura una de las más representadas.

Pero, ¿qué es lo que hace únicas las obras de Gades?

Su lenguaje puro, a la vez que sumergido en las tradiciones y la cultura españolas.

Gades hizo de la danza española algo universal, la llevó a todos los rincones del mundo, atrayendo y satisfaciendo los gustos de todo tipo de público independientemente de su edad o nivel cultural.

Romancero Gitano de Federico García Lorca marcó un antes y un después en la carrera de Gades. Decidió dedicarse al flamenco, retratando la Andalucía genuina de Lorca y no aquella folclórica construida para el deleite de los turistas.

Despojó del baile las lentejuelas, que “prostituían” al flamenco, para sacar a la luz la esencia de la danza. Su inmensa labor ha trascendido el ámbito coreográfico para convertirse en una referencia indiscutible en la historiografía del teatro universal.

Quizás os interese también:

El Verdi más irreverente en el Teatro Fernán Gómez

Este sábado, date un Capricho

Shh… Empieza el espectáculo