Gastronomía de lujo a precios de bolsillo

Hasta el próximo 7 de octubre dos iniciativas nos brindan la oportunidad de cenar en un restaurante de lujo a un precio asequible. Una de ellas es eltenedor Te Guía, en la que más de 300 restaurantes de Madrid ofrecen un descuento del 50% en su carta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

ME Restaurant & Lounge, La Chulapa de Alcalá, Maiia Thay o Los Galayos, forman parte de estas rutas gastronómicas low cost, donde podemos saborear las creaciones de Sergi Arola (Rest. Sergi Arola Gastro, 2*), Ricard Camarena y Óscar Velasco (Rest. Sant Celoni), a precios de bolsillo.

¿Qué tenéis que hacer para obtener el descuento? Tenéis que reservar a través de la web de El Tenedor, nada más.

Por una buena causa

Por su parte, Madrid Exquisito elabora menús de altura por sólo 30 euros, y por una buena causa. Un total de más de 25 restaurantes ofrecerán el mismo menú el Día de la Almudena en los diferentes comedores sociales de la capital, gracias a los fondos recaudados.

Entre los establecimientos de cinco tenedores que participan en la iniciativa encontramos Álbora, Arce, Café de Oriente, Don Víctor, El Cenador de Salvador, El Chiscón, Europa Decó, Extremadura, Ferreiro, La Cocina de María Luisa, La Máquina, La Paloma, La Taberna de Liria, La Taberna del Alabardero, Lágrimas Negras, Lhardy, Montepríncipe, Nuevo Gerardo, Ox’s, Palacio de Cibeles, Paradis Madrid, Paulino de Quevedo, Pedro Larumbe, Un Lugar y Urkiola Mendi.

También Acción contra el Hambre ha pensado en aprovechar el tirón de la gastronomía, para luchar contra la desnutrición infantil.

Participar en esta iniciativa es fácil: sólo tenéis que salir a comer o cenar y elegir un plato o menú de la carta que lleva el sello de solidario. El restaurante donará una parte y la destinará a comprar los tratamientos que salvan la vida de niños y niñas amenazados por la desnutrición.

También podéis mandar un sms o donar un euro de más del importe de la cuenta, hasta el próximo 15 de noviembre.

En una época de fuertes contrastes, en la que algunos hacen colas para comprar un iPhone de nueva generación y otros apenas tienen para comer, la solidaridad es un bien necesario.

Quizás os interese también:

Madrid sabe a violeta

Malatesta, una trattoria con acento romagnolo

Piensa en Pinktober

De tapas japonesas en Hanakura

Tapapiés, ruta de tapas obligada para los «ciudadanos del mundo»

Cuatro citas con la gastronomía ibérica