La fotografía, un hobby con el que descubrir Madrid de nuevo

Aunque desgraciadamente ya no queden tantos días de verano seguro que alguno de nosotros seguimos esperando las ansiadas vacaciones. En este sentido, muchos madrileños han elegido un destino turístico con playa huyendo del sofocante calor de la capital. Pero no te preocupes si no puedes viajar, Madrid en esta época estival tiene muchos lugares por descubrir.

terraza casino gran via

Asimismo, la fotografía puede ser una nueva afición para tomarle el pulso a la ciudad. Este hobby nos ayuda a  explorar los lugares más emblemáticos y pintorescos de la ciudad. Quizás una buena forma de empezar con este nuevo pasatiempo sería aprendiendo a conjugar el verbo terracear, y retratarlo en nuestras fotografías de una forma amateur. 35 lugares con sabor nacional e internacional en los que podremos reunir a todos nuestros amigos. Es decir, desde el estricto vegano hasta el ferviente carnívoro.

Cuando el hobby se convierte en profesión

Hay muchos casos de personas que se inician en su afición favorita, y finalmente deciden convertir esta pasión en su profesión. Así le pasó a Javier Burgos, un joven madrileño que pedía prestada la cámara de fotos a su padre con tan sólo 9 años. Ahora Javier es  un fotógrafo profesional que ha conseguido hacerse un hueco en el mundo de la moda, y en la fotografía de productos. Un servicio cada vez más demandado por las empresas, ya que como dice el refrán, un imagen vale más que mil palabras.

Si decidimos empezar a realizar fotos más profesionalizadas, tener el equipo adecuado nos ayudará a obtener unos mejores resultados. No obstante, la fotografía interior requiere un equipo diferente a la fotografía de exterior, y conseguir imágenes profesionales de calidad dependerá de nuestro tiempo de estudio y de los materiales de los que dispongamos. Lo ideal sería tener una cámara réflex o una cámara con objetivos intercambiables. Por otra parte, disponer de un tripode nos evitará hacer fotos borrosas o movidas, y lograremos hacer fotos más artísticas, ya que podremos variar los tiempos de exposición.

La configuración de la propia cámara es casi tan importante como la calidad de la misma. Habría que familiarizarse con conceptos como son la profundidad de campo, el valor ISO, o el balance de blancos. Por suerte con un poco de de dominio de la edición digital podremos mejorar una fotografía no tan perfecta, ya sea variando el encuadre de las fotos, la orientación, la perspectiva, o el color, brillo, contraste, etc…

Por esta razón, si estás pensando en empezar con la fotografía como hobby, tal vez podrías empezar echándole un vistazo a las mejores cámaras réflex del mercado de este año. Variantes como el tamaño y peso, número de magapíxeles, el tipo de objetivo, o los estabilizadores de imagen, nos guiarán a la hora de elegir la cámara perfecta para este verano.

Texto de Adela López 

 

 

Anuncios