El primer restaurante chino de España se reinventa

El Buda Feliz, el primer restaurante chino que abrió en España en el año 1974, acaba de realizar un restyling de su local y de su carta, en la que ha implementado algunos platos de comida callejera china no muy conocidos hasta ahora.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ni arroz tres delicias, ni rollitos de primavera, aquí podemos degustar verdaderas recetas de abuela traídas directamente China a las que se les ha dado un toque personal. Así a través de varios menús degustación, podemos probar la ternera con callos; el pollo picantón; el Rollito Buda Feliz (carne con verduras y churro frito chino, con masa elaborada con tinta de calamar, en el propio local; el ñame con gambas, salsa de ostras y pimienta de Sichuán; diferentes dim sum, como el Shaomai de arroz glutinoso; el pato con arroz palomita; o los tiernos daditos de solomillo con pimiento rojo. También conquistan sus postres, entre los que destaca la tarta de chocolate picante con crema de cacahuete.

La decoración, firmada por el estudio Lavela, se ha inspira en la ciudad de Shangri-La para jugar con la tradición y la vanguardia, tal y como se hace sobre la mesa. Las amplias cristaleras siguen reinando en un ambiente moderno de dos pisos, si bien el nuevo local luce una atmósfera más cálida y tranquila. La protagonista de la planta baja es la brillante barra, desde la cual se da servicio también a la terraza, mientras que en la planta de arriba encontramos paredes empapeladas de distintos colores; grandes lámparas tipo farolillo de pantallas de hilo; rincones rodeados de plantas y una amplia cocina vista.

Si te apetece redescubrir El Buda Feliz, apunta sus horarios de apertura: todos los días, desde las 12 horas, los lunes, desde las 17 horas. Su precio medio, de entre 22 y 25 euros, te conquistará.

Además, hasta el 11 de marzo, con motivo del nuevo Año Chino, propone un menú degustación por 30 euros por persona, que incluye algunos platos típicos de estas fechas en China (Rollitos especiales El Buda Feliz, cangrejo salteado al wok con verduras y gnocchis de arroz, dados de solomillo acompañados con palitos de ñame, lubina crujiente con salsa agridulce o zamburiñas al vapor en sala de soja y ajo con fideos transparentes y buñuelos fritos dulces rellenos de sésamo y acompañado de frutas), todo ello acompañado de una bebida.

Anuncios