Hammam Al Ándalus, un auténtico baño árabe en pleno Madrid

Sobre las ruinas de un antiguo Aljibe, a pocos metros de la céntrica Puerta del Sol, en el barrio de la Almudena (antigua Al Mudaina) junto a las murallas árabes, se encuentra Hammam Al Ándalus Madrid (C/ Atocha, 14). Así es Madrid, en medio de la gran ciudad te chocas con un baño árabe tradicional.

hammam

Quizás no todos sepáis que los hammam se inspiraron en las termas romanas para satisfacer las necesidades higiénicas y, aún más allá, las de purificación corporal y espiritual. Con motivo de la Reconquista, todos los hammam existentes fueron cerrados y en muchas ocasiones destruidos, de modo que durante siglos fueron una referencia al pasado o permanecieron únicamente sus ruinas, conservadas con mejor o peor fortuna como monumentos para su contemplación.

El Hammam Al Ándalus Madrid surge de la fusión de los baños árabes de la época andalusí y del baño turco. No está sustentado sobre una concepción religiosa ni tiene por objeto facilitar la higiene corporal. No puede decirse que su finalidad sea purificante. Es más bien, un spa cargado de connotaciones históricas y culturales, que aporta beneficios importantes para el cuerpo y para la mente.

Aprovechando al máximo la estructura y los materiales de la construcción original, su decoración y ambientación crean un clima que nos transporta a un lejano pasado, a otro momento, a otra ciudad… De hecho, conocimos algunos baños árabes de Túnez y Marruecos y hemos de admitir que en el de Madrid no echamos en falta nada.

Dentro de este edificio de estilo mudéjar, nos sumergimos en un viaje de contrastes a través del agua a diferentes temperaturas, que ofrecen relajación y favorecen la circulación.

La salita con agua fría (bayt al-barid, con una temperatura de 18ºC) es ideal, después de la sala de vapor, y luego están las salas con agua tibia o templada (bayt al-bastani, 36ºC) y con agua caliente (bayt as-sajun, 40ºC). En los momentos de descansos, podemos tomar un té, en un área dispuesta para ello. Mientras que, la sala de vapor es muy buena para el scrub natural de la piel, lo notarás una vez que salgas.

¿Qué es lo que más nos gusta de este baño árabe con respecto a otros? La ambientación; el hecho de poder hacer el recorrido a tu gusto, sin seguir ningún tipo de circuito; no es necesario ponerse gorro, sólo hay que recoger el pelo, cosa que se agradece mucho; te obligan a hacer silencio (a algunos les hace falta la obligación…); no se pueden hacer fotos (fuera los móviles!!); y disponen de un amplio horario, todos los días del año.

Ahora bien, suele estar frecuentado por parejas, sobre todo de noche. Si acabas de cortar con la tuya, te aconsejamos reservar por la mañana, además tienen buenas ofertas. Si eres un romanticón/a, echa un vistazo a sus promociones para dos. Si quieres ganarte a un amigo/a, regálale esta experiencia. ¿Estás de visita en Madrid, te has pateado toda la ciudad y buscas un alivio para tus piernas? Este hammam es una muy buena opción para conseguirlo.

Anuncios