64 lugares para terracear o sobrellevar este caluroso verano

Es el plan que no falla verano tras verano: ir de terraza en terraza. Para comer bien o simplemente para ser vistos, para tomar algo o para organizar una escapada diferente. Te contamos donde puedes ir para disfrutar a tope de este caluroso verano. Porque a la fresca todo sienta mejor.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las nuevas

La terraza del restaurante de los hermanos Torres, Dos Cielos, ubicada en el Jardín Histórico de Gran Meliá Palacio de los Duques es sin duda una de las aperturas más sonadas. Su arquitectura, de aire renacentista y su decoración, suntuosa con toques contemporáneos, son el complemento ideal para una velada muy especial en pleno barrio de los Austrias (Cuesta Santo Domingo, 5).

Si prefieres irte de afterwork con dj hasta las 2:30 de la mañana o de brunch (también con sesiones de djs, pero los domingos de 15 a 21 horas), te recomendamos Zielou, la azotea de la estación de Chamartín. El precio del brunch es de 15 euros e incluye un buffet libre con croquetas, carne, queso, fruta, embutidos….

¿Buscas una propuesta parecida pero en un barrio más céntrico? Una muy buena opción para degustar un desayuno diferente, un brunch, un vermut o una copa al ritmo que marquen las sesiones de los dj residentes, no muy lejos del Barrio de Las Letras o del Paseo del Prado, es el restaurante con terraza de la última planta del hotel Only You Atocha.

A pocos minutos de allí puedes disfrutar del desayuno tardío (de lunes a viernes de 9 a 12.30 horas -15 euros; los sábados, domingos y festivos de 9 a 14.30 horas con dj – 18 euros) de Nubel, una de las terrazas a pie de calle– abierta todo el año – del Museo Reina Sofía. La cocina corre a cargo del joven cocinero Javier Muñoz-Calero, quien propone benedictine, migas, ibéricos o revuelto, servidos con pan, mini bollería recién horneada, smoothie del día o zumo de naranja, yogur, fruta y café. Por 3 euros más puedes beber un Bloody Mery, una Mimosa o un Bellini.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La nueva terraza del Me Madrid Reina Victoria, Radio ME, acoge un restaurante al aire libre, una mesa de cocina en directo, barras y una zona club con una amplia programación de djs los siete días de la semana (rock, jazz, house, etc.). La fiesta más canalla y delirante del madrileño Café Berlín, Absenta, se presenta los viernes; las saturday nights están protagonizado por los djs más underground del panorama actual, que traen a Madrid toda la esencia de las noches de Nueva York, Los Ángeles o Berlín; y los domingos son tropicales, con sonidos del Caribe.

Si al igual que a nosotros te encanta el barrio del Retiro, tu imprescindible del terraceo madrileño de este verano 2017 es la bellísima terraza, con piscina y vistas espectaculares sobre la ciudad, del Hotel H10 Puerta de Alcalá. ​

Otra de las aperturas del año, que no debe faltar en este recorrido, es Puertasol, la terraza del último proyecto del chef mediático Alberto Chicote, donde el cocinero deja a un lado la gastronomía asiática y la fusión y se centra más en los sabores del territorio español.

Para viajar entre el Sur de España y Francia, te recomendamos Encarna Bistró Andaluz. Su terraza recuerda a partes iguales a una casa con patio andaluz y a un bistró francés. En su carta conviven el micuit de pato con compota de peras y los mejillones en cocotte y manzanilla de Sanlúcar de Barrameda con los fritos, las denominaciones de Jabugo, Medina Sidonia y Cumbres o el pescado fresco, que procede de las lonjas de Conil, Barbate e Isla Cristina.

Una de las últimas en llegar a la capital madrileña es Terraza Collins. Tal y como sugiere su nombre aquí hay que pedir un coktail, aunque el tinto de verano también merece mucho la pena. Todos los combinados vienen acompañados de un pincho.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cócteles pero también verduras y productos de temporada en arroces, brasas y guisos nos esperan en Huerta de Carabaña, una de las nuevas aperturas de este año en la zona de Jorge Juan.

Si eres cervecero, tu nueva terraza de referencia es Moraima en Cea Bermúdez, 55, al lado de la plaza Cristo Rey en el barrio de Chamberí. Dispone de más de 35 tipos de cervezas entre nacionales, de importación y artesanas, y de más de 25 tipos de ginebras – porque la moda del gin tonic allí sigue -. Su terraza abre durante todo el año y en el interior cuentan con una gran pantalla para poder ver los partidos de fútbol.

Maddock y su terraza acaban de aterrizar en el barrio de Chamberí. Su fuerte es la cocina al carbón, por lo que, es imprescindible probar el T-Bone, el bacalao, la lubina o la hamburguesa.

La terraza de referencia del momento para los que queréis cuidaros es la de Organic Market Food, cuya carta gira entorno al concepto de alimentación sana y natural, de hecho colaboran con con agricultores biológicos de la zona y sus productos frescos de estación.

La terraza de Illunbe, en el Paseo de la Castellana, pone de acuerdo a vegetarianos y a carnívoros, ya que su carta contempla tanto platos de carnes o de pescados como verduras de temporada salteadas, con aceite de oliva o un aliño ligero con ajo.

Buenos platos de carne maridados con champagne es la propuesta de la terraza Art Noveau de Fábula, abierta todo el año. Su jardín francés te cautivará.

¿Una terraza nueva dónde poder comer auténtica gastronomía italiana? ¡Tù! Pasta propone recetas menos conocidas, como la caponata siciliana su lingua di suocera ( una suerte de pan crujiente) o la fregola ai frutti di mare. Además, si te gusta un vino o algún plato, lo puedes adquirir en la tienda del local, donde también se venden quesos, embutidos o salsas caseras.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Numa también nos trae los sabores más genuinos de Italia. La terraza del último restaurante del Grupo Paraguas luce una decoración exquisita, con muebles de forja y está repleta de plantas, Imprescindible.

Cocina japonesa con toques tropicales, sushi elaborado al momento, sakes y cocktails divertidos nos dan la bienvenida en la terraza de Zaperoco, un inmenso local inspirado en un vergel del Pacífico, donde llamarán tu atención murales panorámicos y piezas de cerámica pintadas a mano.

Tropical es también el ambiente que se respira en la terraza de Sugarcane o caña de azúcar. Sus platos nos llevan a México, Argentina, Perú y Asia. Las empanadas argentinas o los rollitos imperiales son sólo algunos de sus hits.

Otra opción para saborear recetas de cocina japo-fusión es Madame Sushita, el nuevo local de la cadena que cuenta con una terraza muy bonita, con techo retráctil, que suele albergar sesiones de música chill out en vivo.

No muy lejos de allí, se sitúa la terraza de La Pagoda, donde también podemos degustar platos asiáticos, pero con toques de fusión castizos y occidentales.

Si el restaurante Lakasa es uno de tus place to be, pero echabas de menos unas mesas al aire libre, estás de enhorabuena, tus deseos se han cumplido. Este restaurante de Rios Rosas, especializado en cocina de mercado centrada en los productos de temporada, este verano estrena terraza!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para terracear al estilo cántabro sin moverte de Madrid, te sugerimos Al Socaire, que acaba de implementar en su carta la marmita de bonito (patatas, cebollas, pimientos y tomate), un plato de la tradición marinera cántabra, típico del verano. Tampoco faltan las anchoas del Cantábrico, (que se sirven sobre pan de cristal con un delicado aliño), la cecina de vacuno, los mejillones al vapor o las rabas de calamar (que aquí se rebozan solo con harina, sin pan).

Si te apetece dejarte ver en la calle de moda del momento, es decir, Ponzano, debes dirigirte a la terraza Elektra, otra que se ha dejado seducir por el look más trendy del verano: el tropical.

Si lo tuyo son las hamburguesas, te invitamos a conocer la terraza de Timesburg, célebre por sellar su pan y también por sus patatas fritas cortadas a mano y fritas en aceite de oliva. Las salsas también son caseras y si estás con la operación bikini, puedes optar por una ensalada.

Para degustar una buena burger y también unas deliciosas tartas, te señalamos la terraza de Cafe del Rey, en la que se recrea un chiringuito de playa, con su arena, sus hamacas y sus sombrillas de paja. También merece la pena probar los langostinos con tempura de coco con salsa de chiles dulces o la dorada crujiente con calabaza asada, parmesano y salsa de ostras y albahaca.

Pero si hay una terraza que puede decir sin pudor ser ‘La Mejor Terraza de Madrid 2017’, ésta es de la de la Cruz Blanca de Vallecas, ganadora de los Premios Gato Terrazas Madrid 2017. Recién reformada, se ha alzado con el título gracias a los votos de los propios clientes que han acudido a las terrazas durante los meses de junio y julio de este año. Es muy célebre su cocido, pero quizás con estas temperaturas, el cuerpo te pida otra cosa…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Te hacen unos tacos con una michelada o un margarita? Acércate a la terracita de Taquería de los Batos. En su carta encontramos tacos del pastor, cochinita pibil, mole cuitlacoche, así como refrescos de lima, mandarina o tamarindo. Si también este verano el plan de ir a México se ha quedado en eso, en un plan, éste es tu lugar.

Si eres más de pollo asado o de carnes de ave asadas al carbón y maceradas previamente con recetas de todo el mundo, reserva mesa en la terraza de Le Coq by The Kikiri Co, una de las últimas novedades gastronómicas de la zona de Cuzco.

Si vives o trabajas por Alcobendas, te interesará conocer una nueva apertura, que trae consigo una terraza muy agradable: Restaurante Roseta. Su carta se caracteriza por ofrecer productos seleccionados de pequeños proveedores de huertas y granjas locales.

Siempre por Alcobendas, este verano Rafaelhoteles Madrid Norte ha abierto al público su terraza, Blue Moon, un espacio chill out que cuenta con una carta con toques internacionales. Es ideal para el afterwork o tus reuniones de trabajo.

El Palace no tiene terraza pero cada año monta un pop up bar estival, que quiere ser una buena alternativa a las terrazas en los días de lluvias o de demasiado calor. Este 2017 han creado un acogedor jardín efímero que lleva consigo una deliciosa propuesta gastronómica, donde cada plato se marida con un helado. Entre ellos, encontramos el lomo de sardina con cremoso de frutos secos y granizado de arándanos osmotizados, la ensaladilla vietnamita con helado de guisantes y wasabi o el crumble vino tinto, crema helada de melocotón rojo, merengue tostado.

Veteranas y gastronómicas

Aunque no sean nuevas o no estén de moda, éstas terrazas son una muy buena opción si estás buscando un lugar para comer bien y al aire libre.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Empezamos el recorrido en el barrio del Retiro, concretamente en La Bien Aparecida, donde encontramos algunos clásicos cántabros como las rabas de Santander o las anchoas de Santoña, junto con propuestas más modernas.

Pinchos y platos del mar de origen cántabro son los protagonistas del otro proyecto regentado por Paco Quirós y que también cuenta con una terraza muy bonita: Cañadío.

Otro lugar muy a tener a cuenta para saborear cocina de mercado elaborada con ingredientes propios de cada estación – que podemos maridar entre más de 600 vinos – al fresco es la terraza de Álbora (reabre el 5 de septiembre), en la zona de Jorge Juan.

Siempre por la zona del Retiro, podemos visitar Landania, cuya terraza abre durante todo el año. Opta por una pequeña carta mayoritariamente de cocina mediterránea, con algunos toques de fusión, y donde también hay lugar para los clásicos, como el arroz con bogavante.

Cerca del Bernabéu se ubica la terraza-jardín de Al Paseo. Aquí es obligatorio pedir los pescados a la sal o a la brasa, las gambas a la plancha o el lomo de buey a la parrilla. Para maridar, puedes escoger entre más de 80 referencias.

En el barrio de Chamartín, la terraza acristalada de Graciela nos propone recetas sencillas pero muy bien ejecutados, como los orecchietti con shitake, tomate seco, soja y canela o la torrija con helado de keffir y semillas de fruta de la pasión.

A unos 20 minutos de alli se sitúa nuestra otra sugerencia para comer bien y al aire libre: Baralloco. Su cocina es clásica con algunas pinceladas contemporáneas; su terraza abre los 365 días del año.

Sacha (Juan Hurtado de Mendoza, 11), uno de los templos gastronómicos de la capital madrileña, también tiene terraza, ajardinada. La tortilla vaga, la falsa lasaña de changurro con erizo o el steak tartare son algunas de sus recetas más icónicas.

Nos desplazamos hasta el Viso para conocer otro restaurante histórico de la ciudad, Jai Alai, especializado en gastronomía vasca. Merluza frita, bacalaos, alubias, perrechicos, chipirones… Son algunas de las recetas que podemos degustar en su grande terraza.

Legendario y con terraza climatizada, Kantamelade es otra muy buena opción tomar el aperitivo, comer, merendar o cenar a pie de calle y al fresco.

La terraza de Donde Marian, abierto desde 1994 y recientemente reformado, forma parte de esos lugares que nunca defraudan. Son célebres las verdinas con almejas, las alubias de Tolosa, foie mi-cuit, el revuelto de hongos, el pastel de pimientos del Piquillo o la ensalada de perdiz con foie.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con una cocina de mercado con raíces vascas y un emplatado muy creativo, en la terraza de la Taberna del Alarbadero se respira historia por los cuatro costados. La mesa número 11, por ejemplo, fue testigo de las tertulias literarias entre José Bergamín, Cortázar, Aleixandre, Alberti, Ernesto Jiménez Caballero o Gabriel Celaya.

Con una mesitas a pie de calle, la de Asturianos (Calle de Vallehermoso, 94) no es una terraza al uso, pero merece mucho la pena pararse aquí para probar el chorizo con picos, los berberechos a la sartén, las sardinas marinadas y algunos de los vinos que componen la amplia bodega del local.

La terraza de Los Cedros, con su tranquilo jardín, es ideal para una velada romántica durante el verano. En la carta, los platos clásicos de corte mediterráneo conviven con los más innovadores.

Abierta de enero a diciembre, en la terraza de Al Punto, podemos saborear muy buenos arroces, pero también unas sorprendentes croquetas de ibérico con chanquetes de huerta o una deliciosa lubina a la Sal, entre otras propuestas.

La terraza de Maruzzella (climatizada en invierno) es todo un acierto para viajar al corazón de Italia, a través del paladar, sin salir de Madrid. La atmósfera es la de una auténtica trattoria italiana, te encantará.

Si prefieres viajar a Sanlúcar de Barrameda, te sugerimos reservar mesa en 11540 (código postal de esa localidad andaluza). Salmorejo, tortillitas de camarones, sardinas escabechás, marrajo a la roteña… y mucho jerez es lo que encontrarás en la carta de esta terraza.

Para tapear

Para esos días en los que te apetece tomar algo informal en alguna terraza y no quieres necesariamente cenar, ten a mano este otro listado!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Café de las Comendadoras (Plaza de las Comendadoras, 1), situado en la homónima plaza, cuenta con una terraza muy agradable, ideal si estás dando un paseo por el centro.

Abierta durante todo el año, la Terraza de Art Nouveau del Espejo (Paseo de Recoletos, 31) – clásico e histórico punto de encuentro de artistas, intelectuales y empresarios – es también una muy buena opción para descansar en Pleno Paseo del Arte.

Las terrazas del Dos de Mayo son otro clásico para tomar algo al fresco. Una de nuestras favoritas es 2D, que conserva aún su estética vintage de los 70. Su punto fuerte son las cañas bien tiradas, probar para creer.

Célebre también por sus cañas es La Contenta, cuya terraza está en plena plaza de Chamberí, otro punto de encuentro que no puede faltar en tu recorrido por las plazas más emblemáticas de la capital madrileña.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Rodeada de árboles y setos, la Plaza Guardias De Corps, enfrente del Conde Duque es un rincón muy bonito para tapear al aire libre. Una de nuestras recomendaciones donde poder tomar asiento es sin duda la Tabernas de Corps (Plaza Guardias de Corps, 1).

Una terraza para vegetarianos

En Madrid hay muchos vegetarianos, pero sólo uno tiene la Certificación Ecológica Oficial por Intereco y éste es Vergel, que cuenta con una terraza muy acogedora. Su carta es 100% vegetariana y ofrece sólo alimentación ecológica.

…Y una para carnívoros

¿Te apetece una barbacoa y no dispones del espacio necesario para organizar una en casa ni quieres desplazarte muy lejos del centro? Los fines de semana puedes acercarte, con toda la familia, a Terraza Nostra, donde han adaptado una área para la barbacoa.

En las afueras

En Las Rozas, en Bodega Urbana, no sólo puedes terracear sino que también puedes crear tu propio vino, elaborando el coupage o mezcla con las variedades de uva que más te gusten!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En Alcobendas, la terraza de Kion & Sui nos propone un viaje por las cocinas cantonesa, peruana y chifa, a través de los platos más representativos de estas tres gastronomías.

En La Moraleja, la terraza de Txoco, como su buen nombre indica, nos recibe con lo mejor de la gastronomía vasca, predominando los platos a la parrilla (tanto la cocina como la parrilla están a la la vista).

Si buscas un lugar para desconectar con los niños, la terraza del hotel y restaurante Los Frutales te da la bienvenida con un jardín arbolado y un entorno ideal para los pequeños: un vivero de truchas, un riachuelo, las gallinas…

Para ir en familia, pero también con tu pareja o con tus amigos, te señalamos la terraza de El Kiosko en Pozuelo, un sitio muy a tener en cuenta para tapear, así como para saborear tartas caseras y unos buenos cócteles.

Templo para los amantes de las verduras y las hortalizas – que no son un actor secundario, sino el artista principal de los platos -, Casa José (Aranjuez) es sin duda el restaurante con terraza que no debe faltar en la lista de todo foodie que se precie.

Terminamos nuestro especial de terrazas del verano 2017 recordándote que este año vuelve a celebrarse 43 Live The Roof, el evento que aúna música y terraceo, organizando diferentes en conciertos por toda la geografía española. Próximas citas que aún no han agotado entradas: 10 (L.A.) y 24 (Bebe) de septiembre en el Hotel Silken Puerta de América.

Anuncios