Menú bajo cero o cómo comer helado más allá del postre

En esta época del año es cuando más nos apetece comer cositas frescas y ligeras, así que, La Posada del León de Oro ha creado un menú ad hoc para la ocasión, implementado el helado en algunas de sus recetas más icónicas. La propuesta incluye tres platos y está protagonizada por el alimento rey del verano.

La cocina de esta antigua corrala del siglo XIX de La Laltina convertida en un hotel de diseño no sólo no se va de vacaciones sino que se ha propuesto hacernos algo más livianas las altas temperaturas con esta oferta pop up, disponible hasta finales del mes de septiembre. Arrancamos con un sorprendente, al igual que bueno, salmorejo con helado de parmesano y aceite de albahaca.

Este clásicos de la temporada estival reinterpretado con un toque italiano y ‘gélido’ sin duda convencerá también a los incondicionales de este plato veraniego.

Seguimos con uno de los platos de moda de los últimos años (que aquí preparan a tu gusto, es decir, más o menos picante), el steak tartar de solomillo de buey cortado a cuchillo, una receta muy bien ejecutada, cuyo sabor está potenciado por el helado de mostaza.

Y terminamos con una sopa de chocolate blanco con helado artesano de violetas, un bocado con sabor al Madrid más castizo. La suave crema de chocolate blanco funde el helado… Irresistible tanto para los golosos como para los que queréis seguir a rajatabla la operación bikini.

Con un precio más que razonable de 29 euros por persona (incluye vinos por copas), el menú bajo cero es una muy buena opción para comer o cenar bien en el corazón de Madrid, en pleno Madrid de los Austrias. Tanto si eres de aquí como si estás de visita por la ciudad, nos vas agradecer y mucho, este chivatazo.

Anuncios