Ochenta Nextdoor, Ochenta Grados en versión gastronómica

En el local contiguo a su hermano mayor, Nextdoor representa la apuesta gastronómica del grupo, con una carta más estructurada, propuestas más elaboradas y platos pensados para disfrutar y compartir. En sus recetas hay más creatividad y refinamiento, así como un servicio más formal.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los fundadores del concepto Ochenta Grados, Oscar García Torrente y José Manuel Vidal (Arzak, Zuberoa, Alameda de Hondarribia o Carlos Oyarbide), en esta ocasión nos sorprenden con creaciones como el lomo de merluza, meuniere, ñoquis al parmesano; el rabo a la Royale, chips crujientes de kale y crema de patata; los buñuelos de bacalao con emulsión de hierbas; el crujiente de champiñones, crema ligera de queso, vinagreta de aceitunas y trufa; el tartar de salmón marinado, jugo frío de tomates asados, huevas de trucha y quinoa; las verduritas salteadas, mojo de pimientos rojos asados, txistorra de vaca gallega; o el falso risotto de pulpo, foie a la sartén, jugo espumoso de coco. En el apartado de los postres, destacan la tarta de chocolate, helado de canela; la tarta de queso horneada, toffee salado, helado de mantequilla y caramelo; o la tarta de manzana hojaldrada, crema de almendra y helado de amaretto, entre otros.

Y en la carta líquida, el gran protagonista es Distinto, el tinto de verano en tres texturas, que ya es marca registrada de la casa.

Por lo que respecta la decoración, el mismo José Manuel se ha encargado de crear un ambiente muy especial y cuidado, donde sobresalen las miles de bombillas en el techo o el baño, repleto de espejos, cuadros y unos labios de neón en la pared.

Comer a la carta te saldrá por unos 30 euros y si lo prefieres, puedes optar por el menú del día por 14,8€ que varía cada semana. En él, encontramos primeros como sus tatakis de atún o salmón o su steak tartare con helado de mostaza y parmesano; platos tan sugerentes como su tomate relleno de gambas con caldereta de sus cabezas, ensalada de burrata, calabaza asada y berros, unos ravioli de setas con jamón ibérico o un gazpacho de mango. Entre los segundos, podemos escoger el pescado del día con crema de zanahoria y berros o su variante de cebolla confitada y crema de rúcula. Los amantes de la carne, podemos degustar su filete ruso con polenta crujiente y salsa Strogonoff, cordero asado acompañado de puré de patata a la mostaza y vainas, o con ragout de setas y puré de patata, y la carrillera de ternera en su jugo con crema de coliflor tostada. Y para los golosos, no faltarán los postres, como “El flan que siempre quiso hacer mi abuela”, la crema de arroz con leche requemada, el bizcocho de almendra, tartar de pera y helado de romero…

Abre de martes a sábado, de 13:30 a 16 horas y de 20:30 a 00 horas y los domingos y los lunes de 13:30 a 16 horas. Si Ochenta Grados Malasaña y Las Tablas te encantan, el concepto NextDoor te cautivará. Además, 2019 llega cargado de novedades para el grupo, ya que prevén abrir un nuevo local en Paseo de la Castellana. Seguiremos informando.

Anuncios