Knight n’ Squire o ‘El Nait’, Casa de la Hamburguesa desde 1968

Siempre creí que la hamburguesería más antigua de Madrid era Alfredo’s Barbacoa, sin embargo hace unas semanas me enteré de que no estaba en lo cierto y de que esa ‘mención’ le pertenece a Knight n’ Squire, conocidos por todos en Madrid como ‘El Nait’. Así que, decidí, ir a conocerlo.

Esta Casa de la Hamburguesa se reconoce desde la calle, gracias a su toldos rojos tipo capota. Nada más entrar te envuelve con una atmósfera de sabor americano, y se comenta que suele ser el escenario de encuentros de profesionales de la industria del cine y de la música, desde hace décadas.

Desde 1968 han pasado por aquí además, muchos personajes de la farándula de la época (artistas, cineastas, músicos, etc.); sus paredes están repletas de fotos, discos de vinilo y carteles cinematográficos auténticos, además de objetos antiguos de lo más variopinto, adquiridos en mercadillos de todo el mundo –entre ellos, una Harley Davidson de la Segunda Guerra Mundial que se utilizó en el rodaje de La Batalla de Inglaterra–.

Por su parte, los vecinos del barrio de Chamartín han participado de la decoración del espacio aportando sus autógrafos en sus visitas, dejando constancia de que pasaron por aquí. La pasión por la cerveza también está representada con una colección de botellas y latas traídas de diferentes países.

Pero, ¿qué podemos comer en ‘El Nait’? La carta arranca con entrantes para compartir, como los nachos con queso y pico de gallo casero (acompañados de guacamole o de salsa texana de chili con carne), las buffalo wings o su famoso chili con carne.

Los protagonistas son los perritos calientes gigantes con cebolla crujiente y cómo no, las hamburguesas. Todas van acompañadas con patatas fritas y ensalada coleslaw. Entre las más famosas, la Classic (carne, lechuga, tomate y cebolla), la Baconburguesa (ídem más beicon). Y entre las nuevas creaciones, la Thai (con cebolla morada encurtida en lima, mix de hierbas frescas y mayonesa de chiles tailandeses), la Ibérica (carne m-echada de cerdo ibérico, queso de tetilla, hoja de roble, cebolla a la plancha y salsa secreta) o la Crispy chicken (pollo empanado en corn flakes, lechuga, tomate, cebolla morada y salsa picante).

El broche dulce lo ponen los postres, que incluyen diferentes opciones de tartas y, entre otros, la cheeseckae con galleta Oreo. Para beber, cerca de 60 cervezas del mundo, entre marcas nacionales y de importación, de botella y de grifo, incluyendo cervezas de abadía, etiquetas gran reserva, americanas, alemanas, irlandesas y británicas, etc.