Hattori Hanso trae a Madrid todo el sabor del verano nipón

¿Tampoco este año has podido viajar a Japón? Hattori Hanso (C/ Mesonero Romanos, 17) o la primera izakaya de España trae a Madrid todo el sabor del verano nipón. Esta taberna purista japonesa – en la que no hay sushi sino comida casera en formato de ración para compartir, tanto tradicional como modernizada – ha creado una serie de propuestas frescas y saludables, de los entrantes al postre, para que puedas viajar a este país asiático sin moverte de la capital madrileña.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La experiencia 100% japonesa comienza nada más ver el noren (cortina) de la entrada. Antiguamente indicaba la calidad de las izakayas según su nivel de suciedad (mejor cuanto más sucias). Luego nos reciben un largo pasillo lleno de puestos o Yatai con sus típicos farollilos rojos al más puro estilo de las calles de Japón y una réplica al detalle de las alcantarillas de la ciudad de Osaka, la tercera ciudad más grande del país asiático, con el dibujo de su castillo incluido. En la barra, podemos observar la ilustración de Aleix Gordo, quien ha pintado a mano escenas de la batalla de Sekigahara. Y por último, accedemos al otro espacio del local, donde se encuentra un horigotatsu o tarima con mesas tradicionales donde hay que meter las piernas en un hueco bajo la mesa para sentarse a comer.

Por lo que respecta la experiencia gastronómica, en la carta del verano sobresalen ‘Vacaciones en el Hawaii japonés’ a base de langostinos tigre al teppanyaki con quinoa roja salteada con yuzu, shiso y piña osmotizada en beurre noisette y vainilla; ‘Kobujime Hotate’, una vieira de Hokkaido curada en alga kombu, gratinadas con mentaiko (huevas de abadejo) y aderezada con tsukudani de kombu; o ‘Paseo por Hokkaido’, unas tostadas crujientes de tapioca con láminas de ventresca de atún rojo toro, chutney de mango y nieve agria de licopeno.

Las nuevas incorporaciones de la temporada estival conviven los que ya se han convertido en clásicos de la casa, como el ebimayo (langostino tigre tempurizado con caviar de arroz, hoja de roble y salsa cremosa picante), el karaage (pollo de corral marinado y tempurizado crujiente en katakuriko, con mayonesa japonesa de sésamo) o el takoyaki (esferas de masa japonesa a la plancha rellenas de pulpo con dos salsas y katsuobushi, elaboradas a mano de forma tradicional).

Para maridar, puedes escoger entre limonadas orgánicas como la de yuzu o la de frambuesa, flor de cerezo y té verde así como entre bebidas clásicas del verano japonés como el mugicha, una infusión fría japonesa de cebada tostada; y cómo no, entre una amplia variedad de cervezas japonesas, de sakes o de vinos tanto nacionales como internacionales.

A diferencia de otros japoneses, Hattori Hanso cuida muchísimo su oferta de postres. Uno de sus imprescindibles es Okinawa!!Sol, Playa y… Cocos! (gel de curry, espuma de coco, helado de yuzu, bizcocho de coco, y gel de lima kaffir).

Más razones para conocer esta izakaya. Aquí hay ingredientes nipones muy difíciles de encontrar en Madrid, como las flores de cerezo, el delicado shiso japonés, el kinome y otras plantas y bebidas autóctonas. Además, esta taberna nipona organiza periódicamente ciclos de películas japonesas, ceremonias del té, talleres de origami y toda clase de actividades para acercar a la capital todas las costumbres japonesas.

Abre de domingos a jueves de 13.30 a 23.30 horas; los viernes y sábados de 13.30 a 00.30 horas. Su ticket medio es de 30 euros.

Anuncios