Shawa o la casa del kebab de verdad

Sí señores, el kebab puede ser una comida sana y deliciosa y así nos lo demuestra Shawa, el nuevo local de la zona de Argüelles (C/Rodríguez San Pedro, 34) que llega a Madrid de la mano de los creadores del célebre Tuk Tuk, Rick Alexander y Olivier Blomme.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los shawarmas – de origen libanés y familia de los popularmente conocidos “kebabs”– son un plato típico del Lejano Oriente y en su versión madrileña vienen acompañados de una salsa secreta que contiene 18 ingredientes naturales, diseñada de tal forma que sea la combinación perfecta con el marinado de la carne.

En este nuevo protagonista de la streetfood de calidad en la capital se apuesta además, por trabajar con una de las mejores carnes del mercado.

La idea de Shawa viene fraguándose hace mucho tiempo. Más de 2 años de viajes, experimentos, observación, investigación y búsqueda de sabores y especias han dado con la receta final de un producto único y diferente. Olivier Blomme dice que se trata de “una sinergia de sabores que puede resultar adictiva”.

Además de los shawas con la salsa secreta, también están en carta los shawas con col, los shawafels para paladares ‘adictos’ a los falafels, patatas fritas y cervezas belgas.

Este nuevo establecimiento, pequeñito y con muy pocas mesas, llega con la ambición de convertirse en un local con mucha proyección de futuro. Sólo los próximos meses podremos saber si la versión gourmet del kebab ha conquistado Madrid, para quedarse y multiplicarse, al igual que su hermano mayor y asiático, Tuk Tuk.

Abre de martes a jueves y domingos de 13 a 16 horas y de 20 a 00 horas, viernes y sábados con horario de cocina ininterrumpida y cierra los lunes. Su ticket medio ronda los 10 y 15 euros. Puedes pedirlo a domicilio a través de la plataforma Just Eat.

Anuncios