Lo más típico y dónde comerlo

Entre clásicos y nuevas aperturas, te destacamos algunos de los platos que bien merecen una ‘parada técnica’ durante tus paseos por la capital. Y también una muy buena opción para maridarlo todo.

Sin lugar a dudas, no hay nada más típico que las croquetas. Las de Saporem, de gorgonzola, son las que consiguen ese equilibrio perfecto entre tradición e innovación. Y si a eso le añadimos que podemos disfrutarlas en el patio interior del local de Huertas o en la terraza del establecimiento de Chueca, el plan es más que redondo. Las jornadas se alargan y el sol empieza a ser una constante en nuestro día a día… Celébralo con una comida o una cena entre amigos o en pareja, rodeados de un ambiente joven y desenfadado.

La tortilla es otro clásico de la gastronomía española y madrileña. No vamos a librarnos de la polémica si sabe mejor con o sin cebolla y tampoco queremos destronar tu lugar favorito dónde degustarla, sólo queremos darte una opción más: Taberna Condumios, en la calle Juan de Mena 12, a escasos metros del Parque del Retiro. La tortilla de patata al estilo de Mamá Lola, elaborada por Sebastián López Robledo, al frente del restaurante, se prepara sólo y exclusivamente con huevos ecológicos de granja, está poco cuajada y está buenísima. Puede que no supere la de tu madre ni la de tu abuela, pero yo que tú le daría un voto de confianza.

Para saborear buenos platos de cerdo ibérico y en formato fast good, te sugerimos dirigirte a BacON, el nuevo proyecto de unos emprendedores de origen venezolano. Con marcadas influencias americanas y asiáticas, la carta nos invita a comer con las manos. Piglet Porchetta (lomo, torrezno, costilla, rúcula, tomate y queso americano), las Ping Wings (en vez de alitas de pollo, alitas de cerdo), el BacON Rack ½ (Costillar de cerdo St Louis style) o los NachON son algunas de las delicias que podemos degustar en el primer local del grupo de Conde de Peñalver. BacON ya tiene planes de expansión: abrirán otra sucursal en Málaga esta primavera (Calle Casapalma, 11) y a finales de año quieren poner su primeras huellas en otro continente. Además de las plataformas tradicionales de comida a domicilio contarán con un delivery propio a través de su página web con servicio gratis a partir de 10 euros de lunes a jueves, más promociones y descuentos que comunicarán siempre a través de sus redes sociales.

Para regar todo optamos, cómo no, con otra bebida típica: la sangría. Te recomendamos la de Grama Lounge (Calle Cruz, 19), el recién inaugurado local de la casa, que cuenta con un ambiente tropical – con arena incluida –. Puedes pedir en formato jarra tanto la tradicional con fresa, manzana, lima, naranja, vermouth, vodka, gin, triple sec, vino tinto y soda como la versión blanca, con vino blanco y cava.