Florencia, una escapada al corazón de la Toscana

¿Recuerdas cómo te emocionaste al ver la película Bajo el sol de la Toscana? ¿Cómo rápidamente pensaste en organizar una pequeña escapada a esta bella región italiana y visitar ciudades como Pisa o Florencia? La Toscana tiene muchas ciudades, pueblos y paisajes con los que soñar despierto, pero, sin duda alguna, el mejor lugar de todos es Florencia, la ciudad en la que Miguel Ángel elaboró sus mejores obras y desde la que Maquiavelo redactó sus grandes tratados.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de preparar tu viaje es que Florencia no es una gran metrópoli y por ello resulta muy cómodo a la hora de organizar el itinerario y de elegir el alojamiento, ya que existen múltiples opciones para dormir (aquí puedes ver las que te ofrece Venere) muy cerca del centro, por lo que te resultará muy cómodo llegar a pie al Duomo o recorrer la ciudad en bicicleta.

Una visita que no debe faltar en tu recorrido por Florencia es la Basílica di Santa María del Fiore, una catedral diseñada y construida con el fin de representar, frente a otras ciudades como Sena o Pisa, todo el poderío político y económico que tuvo la ciudad, sobre todo en el primer Renacimiento. Una maravilla de la arquitectura gótica de la que destaca la grandiosa cúpula de Brunelleschi.

Si hablamos de galerías de arte, Florencia tiene la suerte de acoger dos de los mejores museos del mundo: la Galleria degli Uffizi y la Galleria dell’Accademia. La Galleria degli Uffizi alberga toda la colección pictórica de la familia Medici hasta el siglo XVIII. Una increíble pinacoteca con obras como El nacimiento de Venus de Botticelli, El duque y la duquesa de Urbino de Piero della Francesca o La Virgen del jilguero de Rafael. En cambio, la Galleria dell’Accademia exhibe una de las más grandes obras de la escultura mundial, El David de Miguel Ángel.

A pesar de ser una ciudad internacionalmente conocida, Florencia esconde varios rincones mágicos. Uno de ellos es la Fonte del Porcellino, una escultura en bronce del siglo XVII a la que el imaginario popular ha otorgado poderes especiales y a la que es muy común arrojar una moneda y pedir un deseo. ¿Te atreves a buscar alguno más?

Finalmente, no puedes dejar de disfrutar de la gastronomía local. Un paseo por la más exquisita cocina mediterránea que te atrapará con platos como los crostini di fegatini, tostadas de hígado de pollo y cebolla, y el stracotto al barolo, estofado de ternera al vino, acompañados de una copa de vino Toscano.

Otros indudables atractivos que tiene la ciudad de los Medici son el Ponte Vecchio, la Piazza della Signoria, la Piazza della Repubblica, el Palazzo Vecchio, el Baptisterio o sus bellas calles y callejuelas.

Texto de C.O.

Anuncios