‘Inti de Oro INN’ o la cara más vanguardista del lnti de Oro de Ventura de la Vega

Si te gusta Inti de Oro de Ventura de la Vega, Inti de Oro INN, te encantará. Este nuevo restaurante de cocina peruana creativa y de vanguardia apuesta por una propuesta más moderna, en la que tiene cabida la mezcla de sabores y texturas procedentes de España, Francia, Italia o Asia, siempre con un ojo puesto en la tradición.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una de las novedades más importantes es la barra cevichera showcooking, donde se preparan en el momento ceviches, tiraditos, causas y tapas peruanas, en un espacio informal de mesas altas y sillas. Se pueden saborear hasta siete variedades de ceviches, desde el clásico al Costa verde (con palmitos, aguacate, quinua negra, champiñón, zanahorias baby, tomate cherry y remolacha) pasando por el Nikkei (atún, pulpo, algas y leche de tigre con sésamo y tamarindo); de entre los tiraditos, podemos degustar el 2 leches (corvina, puré de boniato con dos leches de tigre al ají amarillo y al rocoto) o el chicama (salmón, caviar de salmón, puré de aguacate, tomates y toque de wasabi), entre otros; y de entre las causas, la clásica limeña o la vegetal (al ají amarillo con aguacate y ensaladilla de remolacha), entre otros.

Además de la barra, el local cuenta con tres salas de restaurantes, divididas en dos plantas. A pie de calle, donde se sitúa la cevichería, encontramos otros dos espacios: una barra de cócteles y un salón comedor, en el que predomina el color rojo; y la planta de abajo – ideal para comidas o cenas de grupo y celebración de eventos- la componen otros dos salones con diferente decoración, protagonizada principalmente por las tonalidades tierra y oro.

Los motivos incaicos originarios de Perú están presentes gracias a unos medallones de madera de pino retroiluminados que se disponen en las distintas paredes y en los frentes de las barras. Como guiño a la cultura asiática, han colocado unas celosías de lamas verticales de madera de pino, que separan los espacios interiores del establecimiento, generando un juego de visiones de unas zonas a otras, de forma que todos los ambientes queden físicamente separados, pero visualmente conectados. Todos los materiales utilizados son puros y naturales y pertenecen a la tradición del lugar.

Para la iluminación también se ha recurrido a la tradición, empleando el vidrio y combinando distintas disposiciones y tamaños de luminarias, para jugar con la mezcla de lo clásico y lo actual, tal y como ocurre en la carta.

Esta última ha sido creada por el chef Marcos Machado (recientemente llegado de Londres). En ella, el cocinero nos propone un viaje entre Perú y España, con el Secreto Ibérico con carapulca, o entre el país andino y Japón, con el Salteado Nikkei de langostinos y chipirones reventados con verduritas. Tampoco faltan los clásicos Ají de gallina o Sudado de corvina con langostinos.

Para la realización de los postres, tienen un obrador entero e independiente a la cocina. Nuestra recomendación son las filloas (rellenas de crema de chicha morada con helado de lúcuma).

Este nuevo concepto surge con el claro objetivo de hacernos sentir la costa, la sierra y la selva de Perú, sin dejar de lado los cócteles. El combinado estrella es sin duda el pisco sour, del que disponen diferentes variedades, como el de maracuyá o el Andino (a partir de hojas de coca maceradas en pisco).

Cuentan además, con dos vinos peruanos muy especiales: Tacama, de uno de los viñedos más antiguos de Sudamérica, y el Intipalka; y por lo que respecta las cervezas, sobresale la célebre Cuzqueña.

Inti de Oro Inn abre de martes a sábados de 13.30 a 16 horas y de 20.30 a 23.30 horas (horario de cocina) y los domingos abre solo a mediodía; dispone de un menú diario de martes a viernes en horario de comidas por 14,50 euros; ofrece aparcamiento concertado en C/Hernani, 57; y tiene un precio medio de 35 euros.

Anuncios