Grosso Napoletano, ‘new pizzeria in town’

La de Grosso Napoletano ha sido una de las aperturas más sonadas de 2017 y como amantes de la comida italiana y por ende, de las pizzas, no podíamos pasarla por alto. ¿Nuestro veredicto? La pizza está bien, pero el tiramisù es, sin duda, la razón por la que volveríamos una y otra vez a este restaurante de la Calle Hermosilla 85.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Situado en pleno Barrio de Salamanca, Grosso elabora auténticas pizzas napolitanas, con los bordes gruesos y la masa fina y blanda, en horno de leña a 500º (que está a la vista de los comensales) y en menos de 90 segundos. La masa, de larga fermentación, se trabaja a mano con finísima harina de fuerza “00” y todas las pizzas llevan tomate San Marzano y Mozzarella Campana DOP.

En el salón comedor, de forma circular, comparten protagonismo ladrillos, plantas, sillas de cuero y mesas de madera o de mármol (altas y bajas), consiguiendo un ambiente cálido con aires industriales.

La carta contempla, cómo no, la Margherita, pero también disponen de una opción vegana y entre las pizzas estrella, sobresalen la Prosciutto e funghi o la Grosso (además de mozzarella y tomate San Marzano, lleva rúcula, prosciutto di Parma, lacas de parmesano y tomate cherry). Además, puedes personalizar la pizza a tu gusto añadiendo ingredientes extra.

Por lo que respecta los antipasti, ofrecen los ya clásicos burrata pugliese, carpaccio di manzo, vitello tonnato e insalata caprese, y un entrante algo más original, difícil de encontrar en Madrid, la insalata napoletana (pollo marinado, queso gorgonzola, tomate cherry, cebolla morada y nueces con vinagreta de naranja).

En la carta de bebidas destacan la Inedit Damm by Ferran Adrià y las cervezas artesanales italianas Amarcord, la Lager Gradisca o la Red Ale Volpina, cuyos nombres están inspirados en dos de las protagonistas de la célebre película de Federico Fellini.

Tal y como te adelantábamos al principio de la entrada, no olvides dejar sitio para el tiramisù, uno de los mejores de Madrid, en nuestra opinión. Todo está en su justa medida, sobre todo el café y el azúcar, y tanto el bizcocho como el mascarpone están impecables.

Grosso Napoletano trabaja con doble turno (13:30 – 15:15 y 20:30 – 22:15); dispone de envío a domicilio y de la opción para llevar; su ticket medio ronda los 15-20 euros.

Anuncios