‘Green Tea’, el sushi bar canalla del Palace

Si estás buscando un lugar donde volverte a sentir en Japón, Green Tea Sushi Bar es sin duda uno de ellos. Por su atención, por los guiños decorativos, pero sobre todo por su gastronomía.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Situado en el lobby del Hotel Westin Palace, representa la última creación del empresario chino Roger Chen (Zen Market, Asia Gallery, Zen Vintage y Royal Mandarín). Pese a su ubicación, se trata de un sitio bastante informal, cuya decoración lleva la firma del mismo Roger.

En ella encontramos muchos detalles de la cultura japonesa, sin embargo Roger ha apostado por algo que se sale de la típica hizakaya. Ha creado un ambiente moderno con aires vintage en el cual el comensal no respire esa atmósfera encorsetada muy habitual en los restaurantes de los hoteles de lujo. De hecho, la clientela es bastante heterogénea y relajada; Green Tea conquista tanto al turista como al actor famoso.

En su carta conviven tradición y vanguardia con toques de todo el mundo. Nigiris, maki, el bacalao negro, el tiradito de lubina con aji amarillo o el urumaki de Waygu son sólo algunos de sus platos más icónicos.

El día de nuestra visita degustamos además unos buenísimos tataki de buey y vinagreta de frutos rojos; ensalada con pato confitado, naranja, sésamo y salsa agridulce); los nigiris de pez mantequilla y toro flambeado; y el maki de foie y mango. Asimismo, dejamos un hueco para el helado artesanal de té verde Matcha. Para maridar optamos por una cerveza, la japonesa Asahi, y para acompañar el postre, nos decantamos por un sake y un vaso de whisky de la célebre destilería japonesa Suntory.

Los cócteles de este sushi bar y su gran barra, iluminada por unas lámparas de diseño, son otro de sus atractivos. Si quieres quedar bien en tu próxima de reunión de afterwork, te sugerimos que saques este as de la manga.

Anuncios