Joy to the world: Bienvenidos al pueblo de la Navidad

Partamos de que soy fan incondicional de la Navidad y de las ferias de pueblo, y que soy mamá de un niño de dos años y mi sensibilidad está a flor de piel. Con estos ingredientes es fácil disfrutar de Joy to the World: el Pueblo de la Navidad, instalado en Ifema. En el pabellón 3 de la Feria de Madrid, Joy to the World recrea todo el universo mágico de la Navidad para disfrutar de un día maravilloso (y agotador) en familia.

Lo primero que hay hacer es entregarle la carta a Papá Noél (no vaya a ser que la perdamos con tanto ajetreo), saludarle y contarle lo buenos que somos para que cumpla todos nuestros deseos. Con los deberes hechos, nos ponemos a disfrutar. Vamos a empezar por nuestras atracciones preferidas: el tiovivo y el tren de Navidad. También hay colchonetas hinchables en las que saltar una y otra vez y una piscina de nieve para lanzarse y sumergirse sin miedo. Lo más atrevidos no pararán de deslizarse a toda velocidad por un tobogán gigante helado.

Aparte de las atracciones, hay muchas más actividades. No podemos olvidar la pista de hielo para patinar en la que los pequeños y los no tan pequeños podrán poner a prueba su equilibrio sobre patines. Además, hay pinta caras, juegos tradicionales de madera, y mesas para dibujar. También cuentan con un Teatro Mágico donde disfrutar cantando y bailando. Por supuesto, no faltan las zonas habilitadas para hacerse la foto más instagrameable y molona de la que vamos a poder presumir estas navidades. Lo mejor es que el acceso a todas las actividades y atracciones está incluido en el precio de la entrada.

Para reponer energía hay una zona habilitada con puestos al estilo foodtruck y mesas corridas en las que uno puede relajarse mientras escucha música en directo. La diversión esta Navidad está asegurada.

Dónde: Ifema (Pabellón 3)

Cuándo: abierto hasta el 5 de enero. Cierra 24 y 31 de diciembre.

Precio: 15,85 €. Entrada gratuita para menores de 3 años.

Recomendado para familias.

Texto de Esther de la Cruz