Gelato World Tour o la fiesta del helado artesanal

Antes del pasado viernes 5 de julio estaba convencida de tener la mejor profesión del mundo, pero el maestro heladero Angelo Corvitto me hizo cambiar de opinión. “Nuestra clientela es la mejor, está siempre alegre, si estás de malhumor, vas a tomarte un whisky, no un helado”. Imposible llevarle la contraria, la mayoría de nuestros recuerdos felices de la infancia llevan siempre consigo el sabor de un buen helado artesanal

Y pude comprobar ese buen rollo del que habla Corvitto con mis propios ojos, del 5 al 7 de julio en Valencia, durante la etapa española del Gelato World Tour. 16 heladeros competían para hacerse con el título ibérico del World’s Best Gelato, pero aquello, más que una competición, parecía una fiesta. Networking, compañerismo, risas y bromas envolvieron por completo los tres días del certamen.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entre los participantes hubo quienes apostaron por los sabores clásicos, como el chocolate de Juan Carlos Verdú Ojeda (Helados Verdú, Murcia), mientras que, la casi totalidad optó por presentar propuestas innovadoras ligadas a sus orígenes. Los hermanos Carlos y Juan Enríquez Sánchez (Iceberg, Palma de Mallorca), por ejemplo, ganaron el segundo premio con el sorbete de naranja de Sóller con hierba buena y cardamomo. Y el primer puesto recayó en la galleta de la abuela de Maurizio Milani (Véneta Gelato Italiano, Valencia), un sabor que traslada a esos desayunos y meriendas en los que mamá nos permitía untar las galletas con crema de chocolate…

Jesús Manuel Valdés López (Diego Verdú Monerris, Asturias) trajo al concurso el helado de turrón de Jijona Don Diego; Alvaro Verdú Palú (Helados Gelart, Alicante) quiso sorprender al público y al jurado técnico con su calabaza trufada; por su parte, José Luis García Rico (La Ibense, Alicante) fusionó en su helado de gazpacho todos los sabores típicos de la tierra ibérica.

Madrid tuvo su representante con Freya Lo Giudice (Sani Sapori) que deleitó nuestros paladares con una crema antigua al Baobab. Tal y como destacó, Valentina Righi, la responsable de comunicación de Carpigiani, la etapa ibérica contaba con una importante representación de mujeres. Además, una de ellas, Isabel López Dominguez (29 Palmeras, Huelva) ganó el tercer puesto y el derecho a participar en la gran final mundial en Rimini en septiembre de 2014, con el sabor Mil Hojas.

Entre las historias personales más interesantes, destacamos la de Andrea Foschi, quien tras trabajar 20 años como informático, un buen día decidió abrir la heladería Fresca Passione en Marbella. Andrea trajo al Gelato World Tour Cartago, un helado elaborado a partir de leche fresca, canela en rama y hierba buena.

Si tú también te estás planteando un cambio de rumbo, te dejamos con un dato: el número estimado de heladerías artesanas en España es de unas 2.500, según afirma el Presidente de ANHCEA José Luis Gisbert Valls, en Italia hay 37.000. A pesar de la crisis económica, en el sector del helado artesanal se nota un crecimiento del 20% desde 2008, según precisa Valentina Righi. La gente no renuncia a un helado y así lo demostraron las largas colas en la playa de la Malvarrosa hasta la 1 de la madrugada.

Los 16 heladeros seleccionados en la península ibérica presentaron sus sabores al público y por primera vez en la historia del sector, fue él quien votó al ganador del concurso, ya que su opinión se sumó a la del jurado técnico, compuesto por Angelo Corvitto, José Luis Gisbert Valls y Fernando Sáenz, entre otros.

Este último impartió un taller de helado gastronómico, una de las tendencias que más caracterizan el mercado español. La idea principal es la de considerar la heladería como cocina en frío y que el helado no se tome sólo como postre, sino que pueda ser el protagonista absoluto de un entero menú. Y la noche del 6 de julio fuimos algunos de los privilegiados que pudimos saborear algunas de las creaciones en frío de Sáenz en El Poblet de Quique Dacosta.

Más datos de interés

El 10% del importe de la recaudación en Valencia se ha donado en beneficencia al Cottolengo de Padre alegre.

La competición más deliciosa del mundo continúa en Melbourne (25-27 de octubre de 2013), Dubai, San Pablo, Shanghai, Austin y Berlín.

Del 30 de septiembre al 2 de octubre de 2013 y del 2 al 4 de diciembre de 2013 la Gelato University Carpigiani organiza una serie de cursos básicos para acercaros al mundo de la heladería. En ellos se habla de materias primas, ciclo de producción, helado de base de leche y base de agua y todos incluyen unas clases prácticas en el laboratorio.

Si pasas por Emilia Romagna, no dejes de visitar el Gelato Museum de Carpigiani. Es único en el mundo y nos explica de una forma amena y didáctica de dónde procede el helado y cómo ha ido evolucionando a lo largo de la historia. Pensad, las primeras recetas escritas sobre el shrb (sirope de azúcar con el que se prepara el sorbete) se remontan al siglo XI. Ésta y muchas otras anécdotas las podemos descubrir en el museo más goloso del planeta.

Y ahora, si me permites me voy a tomar un helado. Eso sí, artesanal. Es el único bajo en grasas, bueno, sano, genuino y nutritivo.

Quizás os interese también:

Una dulce vuelta

‘Anema e core’: “cocina italiana con algo más”

Malatesta, una trattoria con acento romagnolo

Aiò o cómo la pizzetta sarda cambió la vida de Andrea y Marcello

Francesco Chiavón, un italiano que “baila con los indios”

Maria Grazia Schiavo: “el Arte salva el alma y ayuda a los pueblos a crecer”

Marco Baliani: “La impunidad de los bancos es un claro ejemplo de que ‘Kohlhaas’ sigue siendo actual” 

Ricci/Forte: “Cuando el sol de la cultura está muy bajo, los enanos parecen gigantes”

Roberto Scandiuzzi, el ‘bajo noble’ del panorama operístico actual

Patrick Tuttofuoco, alias ‘mago de los espacios’

Vinicio Capossela invita a los madrileños a sacar ese ‘golfo’ que llevan dentro

Ada Montellanico, ‘una donna in jazz’

Silvia Bolognesi: “La música es una exigencia” 

Historias de ordinaria precariedad, de la mano de Francesco Marocco 

Sostenibilidad MED in Italy 

Matteo, del Cassero a Chueca

El Madrid de Eleonora

El Madrid de Nico

Moreno Pigoni, de ‘vocación’ titiritero 

Anuncios