‘Casa Base’: los panini no han dicho la última palabra

Los panini – también llamados paninis por algunos – pueden ser un bocado gourmet y así lo demuestran en Casa Base (C/ Dr. Castelo, 8), una auténtica bottega italiana ubicada en plena milla de oro del buen comer en Madrid.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jamón de Parma, pancetta, speck, bresaola o la mortadella boloñesa son sólo algunos de los ingredientes que podemos saborear entre dos panes, concretamente en medio de una chapata muy fina y crujiente con poca miga desarrollada en exclusiva para este local, en uno de los dos únicos hornos de leña que siguen funcionando en la capital, donde se prepara el pan se elabora de forma completamente artesanal.

El día de nuestra visita degustamos el sorprendente 2.0 (coppa, pecorino, zumo y cascara de limón), el Me Gusta (paté de tomate seco, jamón cocido, mozzarella ahumada) y el bocadillo del día – fuera de carta – (Asiago, pancetta, pimienta negra y tomate confitado) y cerramos este pequeño homenaje gastronómico con un espresso y un cappuccino – elaborados con el café Illy – dignos merecedores de estos nombres. Además, descubrimos que aquí el cappuccino es un ‘lujo accesible’, vale 2 euros.

En Casa Base venden también pan y ofrecen ensaladas, bollería, tablas de quesos y de embutidos, tostas… Todos con un denominador común: la calidad. Para maridar puedes optar entre Spritz, cervezas artesanas, vinos italianos o zumos naturales. Y si algo te ha encantado, lo más probable es que lo encuentres en su tienda y te lo puedas llevar a casa.

Los protagonistas de esta pequeña bottega son los productos típicos italianos gourmet – la mayoría de ellos los puedes adquirir sólo aquí -, con una buena representación de alimentos naturales, ecológicos u orgánicos, procedentes de pequeños productores, seleccionados por Angelica y Francesco, una maestra de cole y un diseñador industrial que un buen día decidieron reciclarse dedicándose a su otra pasión, la cocina.

Sólo por citar algunos, puedes comprar quesos de cabra de leche cruda de la zona de Bérgamo (Alpes), el genuino parmigiano italiano (de 24 y de 30 meses), la auténtica mozzarella de vaca y búfala (que aseguran es la más natural y fresca de la capital) o la pasta de “Benedetto Cavallieri”, pasta con la que varios estrellas Michelin italianos (Le Calandre, Il Luogo di Aimo e Nadia, Four Seasons Firenze, Il Pellicano…), cuentan en la actualidad en su carta.

Abierto de de martes a viernes, de 9 a 15.30 horas y de 18.30 a 20.30, y sábado y domingo de 10 a 19 horas, Casa Base propone también la fórmula del brunch, de viernes a domingo y colabora con Deliveroo y Glovo, para que puedas disfrutar de sus delicias en casa y sin preocuparte de que la comida llegue caliente, ya que la mayoría de sus recetas son frías. Su ticket medio es de entre 10 y 12 euros.

Angelica y Francesco organizan también todo tipo de evento. Cuéntales tus ‘inquietudes’ y seguro que se les ocurrirá algo a tu medida.

Fotos de Bárbara Ferrer

 

 

Anuncios