‘Mademoiselle’: auténtica creperie bretona en Chamberí

Quizás no todos sepáis que la auténtica crepe salada francesa es la galette, procedente de Bretaña y hecha con harina de trigo sarraceno. Así, en Mademoiselle, Emmanuel nos transporta a sus orígenes, y más concretamente a uno de sus rincones favoritos de Francia, la preciosa Saint-Malo, con sus crepes elaboradas con harina IGP (Indicación Geográfica Protegida) y traídas personalmente por él, porque ya sabéis, el secreto está en la masa.

Este nuevo y coqueto local se encuentra en el barrio de Chamberí, en un luminoso local de estética desenfadada amenizado por suave música francesa y con una amplia terraza dotada con estufas en invierno. Asimismo, ofrece un menú diario (desde 10,90 euros), ideal para ir probando poco a poco cada una de sus propuestas.

En la carta salada, encontramos tanto la clásica Complète de jamón York, queso Emmental y huevo campero, como la especial Marie, de morcilla de burgos, compota de manzana casera y miel o las gourmet Emilie, a base de queso de cabra fresco, mozzarella di bufala, queso azul cremoso y queso emmental; Camille con cremoso de puerros, salmón ahumado y espinacas; o Eleonore, con pollo Satay, jengibre, cacahuete y cebollina, ligeramente picante, entre otras muchas.

Por su parte, las crepes dulces se elaboran con harina de trigo. Entre ellas, destacan las tradicionales de azúcar con mantequilla, con limón o con miel y las más novedosas como Marguerite (chocolate almendras y helado de vainilla); Adèle, a base de coulis de frutos rojos, chocolate negro y helado de chocolate negro; o Jade, de macedonia de arándanos con queso mascarpone.

Para maridar, puedes optar por la sidra bretona o el vino Bourgogne, si quieres disfrutar de una experiencia 100% made in France o por los vinos españoles (blancos o tintos por copa o botella), si no quieres renunciar a tus Rioja, Ribera o Rueda de siempre.

Mademoiselle abre de martes a sábado (domingos a mediodía solo en diciembre); de 13h a 16h y de 21h a 00h y es dog friendly. Si eres de los que los sábados desayunan tarde, y nunca sabes decidirte entre el dulce o el salado, y huyes del brunch, este sitio es para ti.