‘Piñera’ se quita la corbata y arranca nueva etapa

Con el objetivo de ‘democratizar’ la alta gastronomía, Piñera se quita la corbata y presenta nuevo concepto, nueva imagen, un nuevo comedor principal y un espacio más informal. Si eres de los que aprecias la buena comida, pero huye de las parafernalias, el nuevo rumbo de este clásico de Plaza de Castilla, capitaneado por el chef Carlos Posadas, te va a gustar y mucho.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El que dirigió los fogones del histórico El Amparo y del Hotel Santo Mauro, entre otros, se caracteriza por elaborar una cocina de raíces vascas con un toque personal en la que se cuida el producto. Una de sus mayores apuestas es la alcanzar la sencillez con una refinada técnica.

En el nuevo Piñera es posible tanto comer a la carta o disfrutar de un menú degustación de ocho pasos en el comedor principal como pedir algunas raciones en la zona informal, donde además se ofrecen unos platos fuera de carta, uno de ellos de cuchara, ahora que es temporada.

Para abrir boca, te sirven el aperitivo Madamme Pompadour (toma el nombre de la copa de champagne, partida en dos, en el que se sirve, ésta a su vez se pone encima de un libro): croqueta de jamón y salmón con crema de coliflor.

Entre las otras propuestas más interesantes destacan las orecchiette con lardo de Colonnata o los tortellini de faisán (la pasta es fresca, hecha a mano por el propio Posadas, al igual que el pan), la espiral de foie con membrillo y pan brioche, el rape asado a la mantequilla negra con alcaparras, el corzo a la provenzal – el chef tiene una especial predilección los platos de caza – o el pan perdido con crema de almendras y helado de caramelo salado, entre otros muchos.

Sin duda la de Carlos Posadas es una cocina fácil de entender con un toque artesano fácilmente reconocible.Y hablando en plata, los precios de los platos de sala están alrededor de los 20 euros, mientras que, los de la carta de Bistró están incluso por debajo de los 20 euros. El menú gastronómico vale 75 euros (90 con maridaje) y el ejecutivo (de 5 platos) 45 euros.

Por lo que respecta la nueva imagen estética, obra de Virginia Sánchez y Peter Mamero, está inspirada en el estilo haussmaniano de las construcciones parisinas del siglo XIX. El nuevo espacio luce más luminoso, gracias también a los espejos de figuras geométricas, las maderas nobles, y a los colores utilizados en las pinturas (blancos, grises y dorados en el comedor principal) que contrastan con los tonos ocres y estampados tropicales del área informal.

El nuevo Piñera abre de lunes a sábado de 13 a 00 horas. En la actualidad disponen de un menú de trufa Tuber Melanosporum compuesto por seis platos que tiene un precio de 90 euros y que podrás saborear hasta que la trufa se agote. Asimismo, algunas noches a lo largo del año hacen algunos cameos de jazz y soul en directo, ¡síguele la pista en redes para no perder detalle!

Anuncios