Nos vamos de tés en ‘Tekoe’

Probablemente esta tienda de tés de la calle Huertas, 22 no va a suplantar esa costumbre tan generalizada de ir de cañas y tapas, pero, sin duda, llega para cubrir una necesidad cada vez más emergente en Madrid: tomar un buen té (también take away) en un ambiente agradable, más allá de las cinco de la tarde.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Abierto de lunes a jueves de 8 a 23 horas, los viernes de 8 a 1 de la madrugada, los sábados de 9 a 1 y los domingos de 9 a 23 horas, Tekoe es un concepto nuevo, moderno y urbano, alejado de los tópicos del té.

Nació hace diez años de una idea de los suizos Valerie Peyre y Pierre Maget, dos amantes del té que decidieron conectar directamente con las plantaciones para evitar las subastas que rigen el mercado y que merman su calidad y frescura. Lo que en un principio era un pequeño local en la estación de Lausana es hoy un modelo de éxito en su país de origen, con diez establecimientos abiertos, uno por año, y un punto de venta en Madrid.

Más que una franquicia, la tienda de la capital española es un hijo más de “esa pequeña gran familia”. Así lo explica Lina Guerrero, quien junto con Daniel Afonso, es el artífice de esta primera incursión en el extranjero de la marca. Eran clientes habituales de Tekoe durante los dos años que vivieron en Suiza. Cuando regresaban a su Madrid natal, pensaron que “Tekoe era una de las cosas que más iban a echar de menos”. Y así empezó la aventura española, en la que fue clave la confianza de sus padres fundadores, convencidos de que Lina y Daniel “iban a tratar su producto con el mismo cariño que ellos”.

Te avisamos, aquí no venden refrescos, pero sí cafés. Tampoco quieren frustrar nuestras reuniones sociales… El espacio dispone de tres ambientes: una tienda de té premium a granel (más de 130 referencias entre tés clásicos, mezclas e infusiones) y sus complementos (coloridas latas de la marca, packs y cofres de regalo, teteras y menaje de servicio), una barra pensada también para el take away y un tea bar.

De China, Japón, India, Sri Lanka, Taiwan y Kenia son sus tés puros; de Sudáfrica el Roiboos y Honeybush; y de Alemania, por la mayoría, las infusiones. Todos proceden de plantaciones en las que no hay rastro de productos químicos ni pesticidas y donde toda la recogida está hecha a mano (con la excepción de los tés verdes japoneses), utilizando solamente el brote y las tres primeras hojas de la planta, excepto para los Oolong y ahumados que requieren hojas más grandes.

Entre los tés verdes raros y escasos, destacamos el Kinpucha a base de té verde y oro puro. Además, Tekoe es uno de los pocos establecimientos de Europa que trabajan el delicado y escaso té amarillo, contando con una selección en la que sobresale un Grand Cru de Hunan del 2013.

También cuentan con una amplísima variedad de tés aromatizados con flores, frutas, especias y aceites naturales así como mezclas ideadas específicamente para el público español para los que Lina y Daniel trabajaron con la Tea Master de Tekoe. El que más nos llamó la atención es Fiesta, con arándanos, palomitas y canela a trozos.

Si te preocupa saber qué calidad de té tiene más o menos teína o qué tipo de tés son más o menos depurativos y quema grasas, pide consejos al/la dependiente/a que te atiende. Todos están formados para asesorarte. Asimismo suelen organizar catas gratuitas, así que, síguelos en redes para estar al tanto de sus actividades.

Uno de sus productos estrella es el chai latte. Si quieres prepararlo en tu casa, llévate el Masala Chai Té. En verano no dejes de probar sus granizados de té o Ice Tea. Si vas después de cenar, por la noche, con ‘ganas de guerra’ puedes optar por saborear sus cócteles con té (también los hay sin alcohol), uno de los más demandados es el de ginebra y té de jazmín. Pidas lo que pidas, también merece la pena degustar una de sus quiches o la bollería francesa casera.

Fotos de Bárbara Ferrer

Quizás te interese también:

10 direcciones que todo celíaco, vegetariano o vegano debe conocer 

‘Mama Framboise’ se suma a la tendencia de la gastronomía de mercado 

‘Fonty’: para tus caprichos dulces y salados 

Café malo, tienes los días contados

‘El Viajero’ se sube al tren de las nuevas tendencias

‘Topitos café’, para desayunar o merendar mejor que en casa 

‘Lise & Leti’: cookies 100% artesanas y recién horneadas 

‘La infinito’, una café con mucho arte

‘Petit Appetit’, el bistrot de Chamberí 

‘Anticafé’, no convencional es la palabra

Una dulce vuelta

‘Arquibar’ se renueva y mejora su oferta 

Seis razones para cruzar la puerta de ‘The Place’

Anuncios