Marco Baliani: “La impunidad de los bancos es un claro ejemplo de que ‘Kohlhaas’ sigue siendo actual”

Marco Baliani ha traído a Madrid,  Kohlhaas, uno de sus textos más aclamados. Hemos hablado con el autor sobre la obra, que no ha perdido un ápice de actualidad, y sobre la situación actual de la creación cultural, que está obligada a apretarse el cinturón, pero resiste.

KOHLHASS014Ciao Marco, háblanos de Kohlhaas, la obra que presentas este fin de semana en el Círculo de Bellas Artes.

Es el primer ejemplo de teatro narrativo. Lo llevo a escena desde 1989 y tiene a sus espaldas más de 1.000 representaciones. Se trata de un monólogo en italiano, inspirado en Michael Kohlhaas, el libro de Heinrich von Kleist. He hecho bastantes variaciones al texto original. Es una historia demoledora sobre la falta de justicia y la impotencia del ser humano frente a las injusticias.

Un tema que no deja de ser actual…

La búsqueda de la justicia social es algo que el hombre anhela desde su existencia. Desgraciadamente no hemos sido capaces aún de encontrar aquella forma política o social que esté libre de injusticias. Es un tema conflictivo. A pesar de tener un estado de derecho, hay anillos de nuestra sociedad que, por una razón u otra, quedan impunes, no obstante sean culpables. Sin ir más lejos, lo que pasa con los bancos hoy en día, es un claro ejemplo de ello.

El protagonista de la obra opta por tomarse la justicia por su cuenta, pero está claro que ésta no puede ser la solución. No podemos reclamar justicia convirtiéndonos en asesinos.

¿Dario Fo ha influenciado tu forma de hacer teatro?

Fo sin duda es un maestro, pero su teatro es diferente del mío. Su obra es cómica y con varios personajes, yo me definiría más bien un cuenta historias de hechos de crónica, como los que existían antes de la llegada de los periódicos.

¿Es la primera vez que te subes a un escenario en Madrid?

Sí, tengo mucha curiosidad por ver la reacción del público. Les daremos una breve explicación en español antes. Espero compensar con la mímica y con el lenguaje del cuerpo lo que se le pueda escapar al espectador que no entiende muy bien el italiano. Lo presenté en Alemania, siempre en italiano, y el público lo apreció muchísimo.

¿Qué piensas del teatro español?

He podido constatar que, al igual que en Italia, no existe un solo teatro, sino muchos. Se hace comedia, pero se representan también los textos sacros de la tradición teatral, y luego existe también el teatro alternativo, el que no tiene financiación. Pero, aparte de la Fura del Baus, no llega mucho teatro español a Italia.

Quizás sea una consecuencia de la crisis, las compañías no pueden permitirse una gira por Europa

Desgraciadamente, Europa y sus recortes han cerrado las fronteras, pero la cultura resiste, a pesar de las estrecheces.

¿Qué opinas de los recortes en cultura?

Es una pena que no haya proyectos políticos serios con respecto a la cultura, la educación y la investigación. Se sigue pensando en términos de P.I.B. y no en términos de bienestar real. El ciudadano necesita poder salir de casa, apagar la tele, confrontarse con el otro. La cultura no morirá nunca, pero es deber del Estado permitir que el disfrute de ella sea para todos. Paradójicamente hoy en día hay más efervescencia cultural en países del este como Letonia, Estonia o Polonia.

¿Algún proyecto futuro?

En julio estaré en Marsella (capital de la cultura) dirigiendo a 15 jóvenes actores en un proyecto con personas con problemas de dependencia de vario tipo. Es un espectáculo borderline, otro de los que me gusta hacer, porque creo en la función social del teatro.

Y tú, ¿eres un italian@ en Madrid o vendrás a esta ciudad para presentar tus proyectos profesionales o artísticos? Escribe a morenamorante@gmail.com, estaremos encantados de escucharlos y de difundirlos!!

Quizás os interese también:

Ricci/Forte: “Cuando el sol de la cultura está muy bajo, los enanos parecen gigantes”

Dario Argento tiñe de giallo Nocturna 

‘Addiopizzo Travel’, conocer otra Sicilia es posible 

LaRestano.com: recetas, mitos y leyendas de la cocina italiana

Ciszak Dalmas: diseño italiano ‘Made in Madrid’ 

Roberta Bruno, el alma italiana de ‘A punto’

Ornella Fado, embajadora del ‘made in Italy’ en Nueva York 

‘La Norma’, la nueva apuesta gastronómica de Alfredo

Pino Cuttaia trae a ‘Madrid Fusión’ los sabores de Sicilia 

Patrick Tuttofuoco, alias ‘mago de los espacios’

Alessandro Bergonzoni visita Madrid, para ir más allá de las “habituales sensibilidades italianas”

Maria Grazia Schiavo: “el Arte salva el alma y ayuda a los pueblos a crecer”

Moreno Pigoni: de vocación titiritero

Vinicio Capossela invita a los madrileños a sacar ese ‘golfo’ que llevan dentro

Ada Montellanico, ‘una donna in jazz’

Silvia Bolognesi: “La música es una exigencia” 

Historias de ordinaria precariedad, de la mano de Francesco Marocco 

Sostenibilidad MED in Italy 

Enclave de libros, una librería librería  

Francesco Chiavón, un italiano que “baila con los indios”

Aiò o cómo la pizzetta sarda cambió la vida de Andrea y Marcello

Matteo, del Cassero a Chueca

El Madrid de Eleonora

El Madrid de Nico

Malatesta, una trattoria con acento romagnolo

Alessandro Baricco presenta la nueva Escuela Holden en Madrid

Elisabetta Bagli, de la Garbatella al Retiro

Anuncios