Enclave de libros, una librería librería

En un momento en que proliferan los cafés librerías, las librerías tiendas e incluso las librerías peluquerías… Una librería librería es noticia. Bromas aparte, hoy os invitamos a entrar en Enclave de libros en calle Lavapiés 11, regentada por Maria Macchia y Pino y Valentina Maio. Tres italianos en Madrid. Hemos hablado con dos de ellos y os lo contamos en las siguientes líneas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ciao, me gustaría saber ¿por qué os mudasteis a Madrid?

Mario: Trabajé como responsable comercial de una empresa italiana aquí en Madrid, durante 20 años y un buen día busqué la forma de hacer lo que más me gustaba. Conocí María y encontramos el local donde coronamos nuestro sueño. Abrir una librería era mi sueño, porque crecí entre libros. Me encantaba perderme entre ellos en las pequeñas librerías. Empecé leyendo comics y luego profundicé mi relación con la literatura con otros géneros.

La librería donde estamos es la segunda que abrís, la primera se encuentra en calle Relatores, 16. Las dos en Lavapiés. ¿Pura casualidad?

No. Lavapiés es el barrio, porque buscábamos una tipología muy concreta de lectores, diferentes.

¿Habéis querido marcar alguna diferencia con la librería de Relatores?

No. En esta nueva librería estamos ampliando la parte de literatura infantil. Además, aquí cobra más protagonismo – debido a una mayor demanda – el centro de recogida para el consumo alternativo, que teníamos desde hace tres años en la otra. Colaboramos con La garbancita ecológica, una cooperativa que da servicio a más de 500 familias en Madrid y que trabaja con 72 productores, que ofrecen un abanico de artículos muy amplio.

¿Cómo veis el futuro del libro de papel?

Tal y como dice Umberto Eco, “el libro es un objeto perfecto”, no es ‘perfeccionable’ la tecnología es perfecta hasta el punto que se queda obsoleta y necesita innovarse. En el libro no hay nada que innovar, se pueden mejorar las portadas… Es como la rueda o la cuchara, no son mejorables. Tiene un futuro garantizado, un poco como pasa con el vinilo. No luchamos en contra del libro digital, tanto este sector como nosotros compartimos la misma lucha, que es a favor de la lectura y para el libro de calidad.

Enclave es también una editorial, contadnos algo más sobre el proyecto

Nuestra editorial tiene un año de vida. Hemos editado 7 libros con un enfoque socio-político. Empezó como un proyecto entre amigos. Es algo con el que aprendemos día tras día. Nos gusta la idea que un libro nuestro pueda llegar a cambiar la vida de alguien. Los buenos libros lo consiguen. Hace poco hemos presentado nuestro último texto, La libertad en coma del Grupo Marcuse, sobre el rastreo digital.

Imagino qué tenéis libros en italiano, también para estudiantes quizás

Respecto a los libros italianos tenemos una pequeña selección, a precios asequibles, pero estamos trabajando para enriquecer esta sección, manteniendo una lógica afín a nuestra librería, tanto temática, privilegiando textos de política o de filosofía, como de precios. Y para estudiantes, tenemos una amplia variedad de libros de poesía bilingüe.

¿Qué más actividades tienen lugar en vuestra librería?

Desde presentaciones de libros, a eventos, debates, pasando por seminarios. De hecho, estamos llevando a cabo uno sobre Freud de la duración de seis meses. También organizamos talleres peculiares, por ejemplo, uno de ellos era sobre cómo hacer jabones. En Relatores albergamos una exposición de collage, aquí una de grafitis. Tenemos una media de tres eventos por semana. Eso sí, muy pocas veces se trata de debates innocuos. La idea es la de alimentar el espíritu crítico de quienes nos visitan. Tenemos la ambición de ser esa agorá que a menudo vemos suplantada por hipermercados o centros comerciales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por último, quisiera pediros, ¿qué trasladarías de Italia a Madrid? ¿Y viceversa?

De Italia, café Lavazza y parmesano. De Madrid, los libros de Pepitas de calabaza, La malatestaTraficantes de sueños, Oriente Mediterráneo, Icaria, y los de las 18 editoriales que componen Contrabandos, una asociación especializada en el libro político.

Un momento, ¿en Italia no tenemos editoriales independientes que merece la pena exportar?

Sí, muchas. Derive a Approdi, Elèuthera y muchísimas más. Con Contrabandos vamos a crear lazos entre los dos países.

Unos tips sobre Madrid:

Un parque donde desconectar

El Retiro.

Un lugar para tomar algo

La fundamental en calle Argumosa 12. Está especializado en cocina argentina y tiene una terraza agradable.

Vuestro rincón italiano

El restaurante La piperna de los napolitanos Nello y Massimo.

Vuestro barrio favorito (aunque intuyo la respuesta)

Lavapiés, el único lugar donde se puede vivir en Madrid.

Una escapada fuera de Madrid

En Miraflores de la Sierra, Puerto de Canencia a 30 km de aquí, como no hay playa…

En este link encontraréis todas las últimas noticias relacionadas con las actividades de Enclave de libros.

¿Tú también eres un italiano en Madrid y te interesa compartir con todos nosotros tus pistas sobre esta fascinante ciudad o tus proyectos profesionales? Escribe a morenamorante@gmail.com.

Fotos de Bárbara Ferrer

Quizás os interese también:

Feria del libro de Madrid, más de 300 casetas para ‘deletrear el mundo’

‘Addiopizzo Travel’, conocer otra Sicilia es posible 

‘Due Spaghi’, cocina italo-catalana de la mano de Nicoletta y Toni

Alessandro Bergonzoni visita Madrid para ir más allá de las “habituales sensibilidades italianas”

 Disfruta del placer de leer, más allá del Día del Libro

‘Tapeando por la cultura’

LaRestano.com: recetas, mitos y leyendas de la cocina italiana

Planes y arte para el Día de la Mujer

Roberta Bruno, el alma italiana de ‘A punto’

El verde está de moda

‘The Hat’, el único establecimiento hotelero verde de Madrid

Dario Argento tiñe de giallo Nocturna 

Stefania Albiero, una italiana enamorada de Madrid y de sus espacios públicos

Marco Baliani: “La impunidad de los bancos es un claro ejemplo de que ‘Kohlhaas’ sigue siendo actual” 

Ornella Fado, embajadora del ‘made in Italy’ en Nueva York 

Vinicio Capossela invita a los madrileños a sacar ese ‘golfo’ que llevan dentro

Pino Cuttaia trae a ‘Madrid Fusión’ los sabores de Sicilia 

Patrick Tuttofuoco, alias ‘mago de los espacios’

Roberto Scandiuzzi, el ‘bajo noble’ del panorama operístico actual

Maria Grazia Schiavo: “el Arte salva el alma y ayuda a los pueblos a crecer”

Ricci/Forte: “Cuando el sol de la cultura está muy bajo, los enanos parecen gigantes”

‘Italia en Madrid’ en 5 planes  

8 direcciones que todo celíaco, vegano o vegetariano debe conocer 

Moreno Pigoni: de vocación titiritero

Elisabetta Bagli, de la Garbatella al Retiro 

Ada Montellanico, ‘una donna in jazz’

‘La Norma’, la nueva apuesta gastronómica de Alfredo

El Instituto Italiano de Madrid arranca el ‘año escolar’

Silvia Bolognesi: “La música es una exigencia” 

Alessandro Baricco presenta la nueva Escuela Holden en Madrid

Historias de ordinaria precariedad, de la mano de Francesco Marocco 

Sostenibilidad MED in Italy 

Francesco Chiavón, un italiano que “baila con los indios”

Aiò o cómo la pizzetta sarda cambió la vida de Andrea y Marcello

Anema e core: “cocina italiana con algo más”

Malatesta, una trattoria con acento romagnolo

Matteo, del Cassero a Chueca

El Madrid de Eleonora

El Madrid de Nico

Gelato World Tour o la fiesta del helado artesanal

Anuncios