Vinicio Capossela invita a los madrileños a sacar ese ‘golfo’ que llevan dentro

El lunes 4 de febrero Vinicio Capossella llega a España, para presentar su último álbum, Rebetiko Gymnastas. La sala Joy (C/ Arenal, 11) de Madrid se trasformará en una tasca griega, para acoger su gran  band italo-griega. El artista italiano nos ha concedido una entrevista. Y ha sido fiel a su estilo: poético, y a ratos irónico.

Manolis Pappos bouzouki, VinicioCiao Vinicio, tu encuentro con el rebetiko – un género musical helénico nacido en los años ’20 – empieza en Grecia en el ‘98. No es casualidad que Rebetiko Gymnastas haya visto la luz en los años de la crisis económica griega. ¿Hay cierto deseo de revancha hacia esta cultura que es la cuna de nuestra civilización?   

La primera cosa fue la seducción de la música. Una música che, como algunas páginas de Celine, te hace sentir por cuánto has faltado el objetivo, te obliga a encender un cigarro, a sanar un corte con una cuchilla. Con lo que está pasando ahora, el rebetiko adquiere un significado renovado, el sentido de la indisciplina, la deserción, de dónde viene el término Rebet, y el fantasear, el contemplar, del verbo remvome, la ostentación de un código de conducta, hacen de este género una música política, de resistencia individual.

¿Qué sientes cuando interpretas el rebetiko?   

Mi forma de interpretarlo es coger canciones mías y de otros que conllevan muchas cuentas pendientes y cantarlas, tocando con músicos de rebetico como el grande Manolis Papos. Me gusta escucharlo mientras toca. Ellos son los rebetes, yo no.

Escuchando Rebetika Ginnastica en Radio 2, me ha gustado mucho la definición de Theodora sobre la riqueza emotiva, entendida como la capacidad de trabajar sobre nosotros mismos y no cansarse nunca de hacerlo, sobre todo, entendida como la capacidad de enojarse. ¿Cuánto te enojas? ¿Cuáles son las cosas que te molestan más?  

Me da rabia la indecisión, el pudrirse. Los trabajos mal hechos. Me dan rabia las cosas tontas. Me da rabia la tele. La confianza mal correspondida.

¿Eres un poco mangas tú también?    

Todos tenemos el mangas en nuestro interior, aunque los verdaderos mangas ya no existen. Están debajo de las vías de los trenes, como recita una canción. La ginnastica sirve a tenerlo en vida, fortificarlo.

Me gusta tu idea de considerar el lugar como un elemento fundamental de la música y de considerar algunas músicas como compañeras del alma en la mesa. Y quería proponerte un pequeño juego: ¿Cuál de tus piezas es el mejor compañero del alma en la mesa?

No suelo escuchar mis canciones en la mesa. Pena de l’alma puede ir bien, puede llevarte a beber y a romper los platos. O Al veglione bueno para los banquetes de fiesta nupciales.

Me gustaría conocer alguna anécdota divertida relacionada con la colaboración musical ítalo-griega, ¿algún misunderstanding cultural?

Una vez pregunté a Papos, que es estatuario,  fuma también cuando toca, inmueble. ¿Haces algún deporte? ¿Alguna ginnastica? Ha contestado: toso.

¿Cómo haces para recrear durante los conciertos la idea de simposio y de encuentro comunitario, que es propia del rebetiko? 

Tocando en sitios donde se pueden mover manos y pies libremente.

¿Estás preparando alguna dedicatoria especial para el público madrileño?  

Le invitaré a mantener vivo ese golfo que llevan dentro.

¿Conoces algún grupo de rebetiko español?

Todavía no.

En marzo sale el documental sobre la Gracia y el rebetiko, que has rodado junto al director Andrea Segre. Puedes adelantarnos algo de lo que podremos ver en la gran pantalla?

Lo hemos rodado en Atenas, Salónica, Ikaria y Creta, en el periodo de las elecciones de junio. No es propiamente una película sobre el rebetiko y la Grecia, es más una reflexión sobre en lo que nos estamos convirtiendo, a través de una música cuya fuerza es subversiva.

Se distribuirá online, a través de los circuitos oficiales o en ambos canales?   Quién sabe..

¿Cómo se siente uno cuando público y crítica le consideran uno de los mejores intérpretes italianos y uno de los más apreciados en el extranjero? Sientes ansia de prestación?

Mi padre una vez me definió con estas palabras: peor no podía salir, mejor no podía salir. Intento ser fiel a esta definición.

¿Qué proyectos tienes para el futuro? ¿Seguirás colaborando con la radio?

He escrito una libreta de apuntes sobre estos viajes y esta música. La he llamada tefteri. Se llama así, en griego, la libreta de la tienda de alimentos en la que se apuntan las deudas, donde se escriben las cuentas. La quiero publicar.

La última pregunta llega del facebook de LaMadridMorena. Federico te pregunta qué opinas de Depardieu y de su nueva ciudadanía rusa. Si Italia quisiera un esfuerzo parecido a los ricos del país, a qué país le pedirías la ciudadanía? 🙂  

No me encuentro en esta categoría, pero si tuviera que fugarme, seguiría los pasos del grande Cyrano. Il continente ruso!!! ¡El país del grande Vladimir Vitsoski! Podría llamarme Venecka, y me iría de Moscú a Petuski…como el grande Venedikt Erofeev.idi Venecka… Idi..

Y tú, ¿eres un italian@ en Madrid o vendrás a esta ciudad para presentar tus proyectos profesionales o artísticos? Escribe a morenamorante@gmail.com, estaremos encantados de escucharlos y de difundirlos!!

In questo link potete leggere l’intervista originale, in italiano.

Quizás os interese también:

Ricci/Forte:”Cuando el sol de la cultura está muy bajo, los enanos parecen gigantes”

Dario Argento tiñe de giallo Nocturna 

‘Addiopizzo Travel’, conocer otra Sicilia es posible 

Roberta Bruno, el alma italiana de ‘A punto’

LaRestano.com: recetas, mitos y leyendas de la cocina italiana

Ornella Fado, embajadora del ‘made in Italy’ en Nueva York 

Pino Cuttaia trae a ‘Madrid Fusión’ los sabores de Sicilia 

Stefania Albiero, una italiana enamorada de Madrid y de sus espacios públicos

Patrick Tuttofuoco, alias ‘el mago de los espacios’

Elisabetta Bagli, de la Garbatella al Retiro

Roberto Scandiuzzi, el ‘bajo noble’ del panorama operístico actual

Enclave de libros, una librería librería  

‘La Norma’, la nueva apuesta gastronómica de Alfredo

Ada Montellanico, ‘una donna in jazz’

Silvia Bolognesi: “La música es una exigencia” 

Historias de ordinaria precariedad, de la mano de Francesco Marocco 

Sostenibilidad MED in Italy 

Alessandro Baricco presenta la nueva Escuela Holden en Madrid

Música no tan clásica… 

Ciszak Dalmas: diseño italiano ‘Made in Madrid’ 

Alessandro Bergonzoni visita Madrid, para ir más allá de las “habituales sensibilidades italianas”

Marco Baliani: “La impunidad de los bancos es un claro ejemplo de que ‘Kohlhaas’ sigue siendo actual” 

Maria Grazia Schiavo: “el Arte salva el alma y ayuda a los pueblos a crecer”

Ara Malikian para niños y mayores

Nos vemos a las Veinte cero cero

Francesco Chiavón, un italiano que “baila con los indios”

Aiò o cómo la pizzetta sarda cambió la vida de Andrea y Marcello

Matteo, del Cassero a Chueca

El Madrid de Eleonora

El Madrid de Nico

Malatesta, una trattoria con acento romagnolo

Anuncios