Roberto Scandiuzzi, el ‘bajo noble’ del panorama operístico actual

Con motivo del Bicentenario del Nacimiento de Verdi, el Instituto Italiano de Cultura (C/ Mayor, 86) nos invita a un ciclo de recitales, en el que participan los intérpretes líricos más cotizados del momento. Entre ellos, se encuentra Roberto Scandiuzzi, quien actúa el día 26 de febrero de 2013. Hemos hablado con él.


scandiuzzi¿Qué piezas ejecutará en Madrid?

Intentaré homenajear a Verdi con mi repertorio y también ejecutaré piezas de autores diferentes adaptadas a una voz definida verdiana, para demonstrar que el canto de Verdi pretende y permite abarcar un amplio abanico de dinámicas.

La lírica es todavía un género elitista, ¿es cierto?

Es casi automático que la lírica esté reservada y dirigida a un público con un mínimo de pretensiones culturales. Los concursantes de Gran Hermano difícilmente están predispuestos a entender temas, dinámicas y argumentaciones históricas relacionadas con una obra lírica. Si llegáramos a alcanzar también aquella parte de público sería ideal.

Usted debutó en 1982 en el Teatro alla Scala di Milano con la dirección de Riccardo Muti, con apenas 19 años. Y en 1991 debutó en la escena internacional en el Royal Opera House Covent Garden. ¿Cree que Roberto Scandiuzzi hoy en día podría hacer el mismo recorrido o encontraría alguna dificultad de más?

No sé…. En los ochenta el reto era el de confrontarse con los grandes del momento, en mi caso yo tenía delante Siepi, Ghiaurov, Ghiuselev… todavía cantaba Christof. Por lo que, tenía que confrontarme en el escenario con colegas ya afirmados. Hoy en día, si tuviera 20 años lucharía en las batallas modernas, tal y como hacen los jóvenes que acaban de empezar.

Es un experto en la ejecución de la obra verdiana. ¿A qué obra o personaje le tiene más cariño?

De Verdi me encantan Simone Boccanegra, La forza del destino, Attila, Don Carlo, Verdi Requiem, Jerusalem, I lombardi. Mientras que, las obras que más me gustan, alejándome de Verdi, son Don Giovanni, Kovanshina, Boris GodunovDon Pasquale.

¿Cómo se enfrenta a un nuevo proyecto el que ha sido definido el bajo noble del panorama operístico actual? ¿Siente ansia de prestación?

Si desvelara mi secreto sería un cocinero tonto!!! Lo afronto adaptando mi instrumento a las que son las exigencias de la partitura, intentando estar listo también para hacer frente a las presunciones de quienes creen de poseer la perfección del conocimiento. Con 30 años de experiencia, ya no tengo ansia de prestación, tengo la conciencia de lo que puedo dar y lo doy como si fuera cada vez una lección.

¿Prefiere la lírica tradicional o revisada? ¿Dónde está el límite de la revisión?

Las revisiones son imprescindibles y tienen que estar hechas con gran conciencia cultural y desde el respeto de lo que se va a tocar… Las deformaciones son peligrosas y muchas veces se hacen desde la presunción del ignorante. El límite está en la conciencia de dejar la revisión en manos de un innovador culturalmente capaz y no en las de un jugador de azar, a costa del empobrecimiento cultural del público.

¿Nos puede contar alguna anécdota divertida que le haya ocurrido en el escenario?

Durante el trío de Ernani en el Met, actuaba con Voight y Domingo, se me cayeron las lentillas poco antes de entrar en el escenario. Sin ellas para mí es lo mismo la noche que el día!!! Placido vio que estaba parado en el cuarto escalón y conociéndome bien, entendió que algo no iba bien, vino a recogerme y me posicionó en el centro del escenario dejando que su hombro me guiara durante toda la escena. Placido y yo nos hemos reído durante años, diciendo que en aquel momento cantábamos Ernani, pero pensábamos en la Turandot!!!

Siempre en el Met y durante una Turandot, tenor y soprano – dos extra large muy large – tenían que abrazarse en el final, pero debido a su talla, no lo consiguieron y optaron por cogerse de la mano como dos niños y acabaron por lanzarse besos con las manos. Ya podéis imaginaros los comentarios dentro y fuera de la escena… Pero hay muchas más…

Teniendo que viajar a menudo por trabajo, me gustaría saber qué es la primera cosa que hace cuando pone pie en Treviso y en la ciudad donde reside.

Cuando puedo volver a Treviso, la primera cosa que me concedo es un paseo por el jardín de mi madre, una o más cenas con algunos de mis antiguos profesores, y cuando vuelvo a la ciudad donde resido me encanta cocinar y curiosear entre mis archivos.

¿Qué le ha aportado a su bagaje personal la experiencia como testimonial UNICEF?

El entusiasmo de las personas simples es increíble, aunque es complicado mover la sensibilidad de las grandes realidades, llegué a esperar en un mundo mejor.

¿Y la de formador y profesor?

Es una grandísima fuente para ponerme al día sobre gustos, posibilidades y capacidades de las nuevas generaciones.

¿Nos puede adelantar algún proyecto futuro?

Mantengo mi ritmo de trabajo en varios teatros de todo el mundo, cantando mi repertorio. Estoy felizmente ocupado hasta finales de 2014, por el momento.

Y tú, ¿eres un italian@ en Madrid o vendrás a esta ciudad para presentar tus proyectos profesionales o artísticos? Escribe a morenamorante@gmail.com, estaremos encantados de escucharlos y de difundirlos!!

Quizás os interese también:

Ada Montellanico, ‘una donna in jazz’

Pino Cuttaia trae a ‘Madrid Fusión’ los sabores de Sicilia 

‘Addiopizzo Travel’, conocer otra Sicilia es posible 

Dario Argento tiñe de giallo Nocturna 

Roberta Bruno, el alma italiana de ‘A punto’

Stefania Albiero, una italiana enamorada de Madrid y de sus espacios públicos

LaRestano.com: recetas, mitos y leyendas de la cocina italiana

Ornella Fado, embajadora del ‘made in Italy’ en Nueva York 

Elisabetta Bagli, de la Garbatella al Retiro

Silvia Bolognesi: “La música es una exigencia” 

Maria Grazia Schiavo: “el Arte salva el alma y ayuda a los pueblos a crecer”

Ricci/Forte:”Cuando el sol de la cultura está muy bajo, los enanos parecen gigantes”

Bach y la Orquesta Filarmónica de Berlín protagonizan dos ciclos de música

Patrick Tuttofuoco, alias ‘el mago de los espacios’

Vinicio Capossela invita a los madrileños a sacar ese ‘golfo’ que llevan dentro

Francesco Chiavón, un italiano que “baila con los indios”

Sostenibilidad MED in Italy 

Enclave de libros, una librería librería  

‘La Norma’, la nueva apuesta gastronómica de Alfredo

Historias de ordinaria precariedad, de la mano de Francesco Marocco 

Aiò o cómo la pizzetta sarda cambió la vida de Andrea y Marcello

Matteo, del Cassero a Chueca

El Madrid de Eleonora

El Madrid de Nico

Malatesta, una trattoria con acento romagnolo

Alessandro Bergonzoni visita Madrid, para ir más allá de las “habituales sensibilidades italianas”

Ciszak Dalmas: diseño italiano ‘Made in Madrid’ 

Anuncios