Ricci/Forte: “Cuando el sol de la cultura está muy bajo, los enanos parecen gigantes”

El 19 y el 20 de febrero la compañía de teatro Ricci/Forte presenta Macadamia Nut Brittle en La Casa Encendida (Ronda de Valencia, 2), en el marco del festival de teatro contemporáneo Escena Contemporánea 2013.  Hemos aprovechado esta cita para charlar con Stefano y Gianni, los creadores de este proyecto que ha puesto de acuerdo crítica y público.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ciao Stefano/Gianni, habladnos de Macadamia Nut Brittle. Cómo surgió la idea, qué cuenta… ¿Por qué habéis optado por juntar dibujos animados y ‘crueldad’?

El trabajo surge de un período de gran reflexión sobre la pérdida: qué es lo que queda de la persona amada cuando ésta desaparece de tu vida. Hace tres años Gianni y yo, debido a un raro giro del destino, compartimos un idéntico dolor al mismo tiempo: nuestras madres, afectadas por un mal inexorable, morían el el hospital. Desde aquella catástrofe emotiva nos hemos preguntado cómo podíamos sobrevivir y qué queda de los otros cuando ya no están. Macadamia Nut Brittle, marca de un famoso helado, es la metáfora de este viaje que es la Vida, en la que – al igual que los helados – nos derretimos y nos solidificamos en formas cada vez diferentes para agradar a los demás: por cada abandono nos reagrupamos y encontramos una nueva sonrisa para resistir. No hay crueldad o por lo menos, si está presente, existe porque es feroz lo que nos rodea: la dificultad de comunicación, los sueños rotos, el amor.
Las series televisivas, los dibujos animados representan nuestros amigos de confianza, los que están cerca de ti cuando el mundo se aleja de ti. Los personajes de las series se transforman en nuestra balsa salvavidas que, junto a una colección de relaciones sexuales de usar y tirar, intentan colmar aquel abismo debajo del esternón en el que nos hemos transformados. Además, entrelazamos esta investigación yuxtaponiéndonos al mundo literario de Dennis Cooper, quien en su trabajo afronta el universo gay juvenil hecho de excesos hasta el autodestrucción para encontrar el sentido de existir. Macadamia Nut Brittle es así, una orgía visionaria en la que el sexo gay se entremezcla con el sexo hetero, los corazones se perforan emocionalmente, los cuerpos se torturan brutalmente: todo en la búsqueda de un dolor físico que haga sordo aquello más prepotente e íntimo dictado por el abandono.

¿Cómo se siente uno cuando es apreciado por crítica y público? Es un connubio casi imposible…

Es verdad, es una contradicción constante. También en Italia el gusto de la crítica difícilmente está de acuerdo con el del público. Es más, a veces están a las antípodas: lo que la prensa define como óptimo no consigue llenar los teatros. En nuestro caso todo empezó en 2006 con el debut de Troia’s Discount, nuestro primer trabajo como Ricci/Forte. Gustó mucho a la crítica, el público empezó a tener curiosidad por nosotros, sin conocernos y llenó los teatros. Probablemente las modalidades empleadas por nuestra compañía, en una constante investigación sobre el cuerpo sumergido en lo contemporáneo, siendo transversales consiguen hacer palpitar a quienes acuden a nuestros espectáculos para buscar trayectorias conceptuales y estéticas, así como a quienes quieran dejarse llevar en este bucle visionario, del que van a salir distintos.

¿Soléis participar en otros eventos de este tipo en España?

Acabamos de volver del Centro Parraga de Murcia, donde en enero presentamos nuestro espectáculo sobre fábulas amargas, Grimmless. Estamos muy orgullosos de que Salva Bolta, director del Festival Escena Contemporánea de Madrid, nos haya invitado a esta edición tan prestigiosa, con una de nuestras obras más rompedoras, Macadamia Nut Brittle. Nos intriga mucho, más allá de las barreras lingüísticas, la reacción de un público extranjero. Nos cuenta mejor que otro viaje la realidad cultural de aquel país.

¿Por qué el teatro de vanguardia?

Creemos que no es bueno para el Arte encasillarlo en un sector específico. No existe la vanguardia, el clásico o la experimentación: hay el buen teatro y el que no lo es. Existe una voluntad de entrar en contacto con el otro. En nuestro caso, aburridos por el teatro de entretenimiento, postprandiale, hecho de historias y personajes, similares a los de otros medios, hemos querido producir siempre un teatro, cuya fuerza magnética atravesara visiones aparentemente fragmentadas, que se interrogara sobre el tiempo presente. En nuestro teatro no existen personajes, sólo performers que llevan a cabo una experiencia emotiva en la que escenario y butaca se mezclan, porque los interrogantes lanzados en la obra son los mismos que perturban al público.

¿Qué otros proyectos estáis presentando? ¿Y en cuáles ciudades?

Somos una compañía que mantiene un núcleo histórico de performers concreto, que se nutre de nuevos elementos dependiendo de los proyectos en fieri. Por lo que, como las compañías del siglo pasado que tenían un repertorio, vamos de gira con nuestras propuestas y puede pasar que en un mes como éste, febrero, presentemos 3 obras diferentes en distintas ciudades italianas y europeas. Después de Madrid con Macadamia Nut Brittle, iremoa a Montepulciano (Toscana) con IMITATIONOFDEATH, nuestra última creacióne, a Bari (Puglia) con Grimmless y al MC 93 de Bobigny (París) para un Atelier/Master Class con performers franceses.

¿Qué opináis de los recortes a la Cultura? ¿Cómo inciden en vuestro trabajo?

Esta última temporada ha sido devastadora para todos aquellos que intentan trazar obstinadamente una ruta cultural. Detestamos la hipocresía y no nos gusta el circo Barnum de la política. Es degradante no verse reconocidos en un estado que derrocha dinero en otros asuntos y considera el arte como una pérdida de dinero y tiempo. En este último año han cerrado festivales y muchos teatros han tenido que disminuir su programación. Creemos que es el diseño de una dictadura que quiere masificar hacia abajo el pensamiento común apagando el origen de probables estímulos. La voluntad de la manada ha permitido que nuestro país estuviera gobernado durante los últimos veinte años gobernado por la tele, antes, y luego por su inventor que cuenta cuentos. Cuando el sol de la cultura está muy bajo, los enanos parecen gigantes. Italia es un país a la deriva que reconoce solo los pasos hechos millones de veces y rechaza el desarrollo del pensamiento. La Fantasía está permitida sólo en la edad infantil.

¿Os gustaría contarnos algunas anécdotas divertidas que se os hayan ocurrido en estos años?

Se trata de anécdotas que nos consuelan y nos empujan a seguir, no obstante las dificultades, ligadas con las reacciones del público. Gente que vuelve a ver los espectáculos hasta cinco o seis veces, recorriendo centenares de kilómetros para respirar y sentir junto a nosotros ese tictac imprevisible de las emociones; personas adultas che hacen la ola y de repente lloran todas sus lágrimas en el teatro, queriendo compartir esta reacción contigo; gente que se desmalla debido a la intensidad de la performance y que cuando está bien quiere volver a entrar, porque necesita seguir con el viaje. Existen centenares de estos eventos que demuestran la vitalidad del teatro cuando cumple con su cometido social.

¿Venís a menudo a España o a Madrid?

Estamos enamorados de Madrid como ciudad, pero es la primera vez que presentamos un trabajo nuestro como compañía.

¿Cuáles son las compañías españolas que más os gustan? ¿Con quienes os gustaría trabajar?

Por lo que respecta los artistas españoles apreciamos los trabajos de Álex RigolaRodrigo Garcia, Calixto Bieito y de Angélica Liddel, Lluís Pasqualque hemos visto en festivales internacionales. Desgraciadamente no conocemos la producción de jóvenes grupos que operan en el tejido madrileño, nos gustaría profundizar este conocimiento, quizás tengamos la posibilidad de hacerlo durante Escena Contemporánea. En Italia admiramos a muchos, junto con ellos llevamos a cabo la llamada resistencia artística; sin rendirnos a gustos obsoletos y estandardizados, nos acompañan la duda y la libertad profunda hacia un bosque semiótico en continua actualización.

¿Utilizáis las redes sociales? ¿Con qué actitud os enfrentáis a ellas?

Las consideramos herramientas útiles para informar a los espectadores, pero sobre todo, para interactuar con ellos con respecto a los interrogantes que emergen en nuestros eventos. Facebook o nuestra página web son una verdadera plaza en la que tenemos un contacto directo con el público y nos relacionamos con él, para conocernos mejor, performance tras performance. Como en un sistema solar, seguimos conectados, para ver cómo de las semillas plantadas en el teatro pueda nacer el árbol de las alubias mágicas.

¿Futuros proyectos?

Seguir viviendo, recuperando cada día un respiro auténtico. Y como repetía Ray Bradbury, “We are here to wonder_¡estamos aquí para sorprendernos!”

Y tú, ¿eres un italian@ en Madrid o vendrás a esta ciudad para presentar tus proyectos profesionales o artísticos? Escribe a morenamorante@gmail.com, estaremos encantados de escucharlos y de difundirlos!!

In questo link potete leggere l’intervista originale, in italiano.

Quizás os interese también:

Marco Baliani: “La impunidad de los bancos es un claro ejemplo de que ‘Kohlhaas’ sigue siendo actual” 

‘Addiopizzo Travel’, conocer otra Sicilia es posible 

Dario Argento tiñe de giallo Nocturna 

Patrick Tuttofuoco, alias ‘el mago de los espacios’

Roberta Bruno, el alma italiana de ‘A punto’

LaRestano.com: recetas, mitos y leyendas de la cocina italiana

Stefania Albiero, una italiana enamorada de Madrid y de sus espacios públicos

Ornella Fado, embajadora del ‘made in Italy’ en Nueva York 

Ciszak Dalmas: diseño italiano ‘Made in Madrid’ 

Don Quijote viaja en bus

Maria Grazia Schiavo: “el Arte salva el alma y ayuda a los pueblos a crecer”

La cultura ‘pide la vez’

Pino Cuttaia trae a ‘Madrid Fusión’ los sabores de Sicilia 

Alessandro Bergonzoni visita Madrid, para ir más allá de las “habituales sensibilidades italianas”

Vinicio Capossela invita a los madrileños a sacar ese ‘golfo’ que llevan dentro

Roberto Scandiuzzi, el ‘bajo noble’ del panorama operístico actual

Ada Montellanico, ‘una donna in jazz’

Enclave de libros, una librería librería  

Silvia Bolognesi: “La música es una exigencia” 

Historias de ordinaria precariedad, de la mano de Francesco Marocco 

Sostenibilidad MED in Italy 

Francesco Chiavón, un italiano que “baila con los indios”

Aiò o cómo la pizzetta sarda cambió la vida de Andrea y Marcello

Matteo, del Cassero a Chueca

El Madrid de Eleonora

El Madrid de Nico

Malatesta, una trattoria con acento romagnolo

Elisabetta Bagli, de la Garbatella al Retiro

‘La Norma’, la nueva apuesta gastronómica de Alfredo

Anuncios