Madrid también vivió sus locos años 30

Todos sabemos que la famosa foto de los obreros almuerzando sentados en una viga con los pies colgando a unos 256 metros de altura en Nueva York está tomada desde el Rockfeller Center, pero ¿dónde se ha tomado la foto que retrata al personal del hotel Jardines de Sabatini? Contestar a esto en sus redes sociales, del 6 al 17 de marzo, puede hacerte ganar un paseo en Rolls Royce por el Madrid histórico junto con una noche de hotel para dos personas y una visita a la gran colección de vehículos clásicos situada en el interior del hotel.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nosotros ya hemos ganado. El pasado martes 10 de marzo de 2015 recorremos la Gran Vía (a pie y en Rolls Royce) en compañía de Manuel Rey, guía coplero experto en Historia del Arte y lo que esconde esa gran avenida madrileña… (Manuel actúa el 22 de marzo en la Sala Galileo Galilei, para más señas).

Manuel nos contó por qué la calle Abada se llama así…. que el barrio de los Austrias no se acaba en Ópera, como solemos pensar muchos de nosotros, sino que llega hasta la cervecería Santa Barbara. Y también nos dio unas pinceladas de estilo, por ejemplo, el trabajo de telefonista hizo que las mujeres se cortaran las melenas y dejaran de llevar los tan incomódos corset.

La Gran Vía fue un laboratorio de estilos (neo plateresco, barroco, mujdédar, neoclásico, art decó) y de materiales. Fue cambiando nombre, desde Avenida de Rusia durante la Guerra Civil, hasta el nombre actual que le otorgó Enrique Tierno Galván en 1981, pasando por Avenida de José Antonio durante el régimen franquista.

En ella surgieron los primeros almacenes y los primeros cines. Hoy día, en los que fueron los cines Avenida se encuentra una tienda H&M, pero bueno, aún puedes pasear por sus vidrieras y lámparas art decó, aunque resulta difícil respirar el glamour de aquellos años entre un jersey y unos vaqueros…

La casa del Libro, la fachada del Mc Donald’s o el Edificio Telefónica son otros vestigios de esa época canalla.  ¿Sabíais que el Museo Chicote era un antro en el que se consumía coca y se hacían orgías? Por lo visto, su antiguo dueño era un amiguete de Franco y de ahí, la vista gorda.

Suerte con el sorteo y ya sabes, si no ganas siempre puedes visitar su terraza, abierta al público en verano. Cuenta con una de las mejores panorámicas del Palacio Real, así como un muy bonito atardecer sobre el Templo de Debod. Tampoco dejes de contemplar el urban art de BOAMISTURA o las obras de la artista Cristina Gamón.

Quizás te interese también:

‘Big Bang Data’ o todo lo que no sabemos de Internet

Todo el cine que te hace falta

Cinco alternativas a las visitas por tu cuenta

Las semanas empiezan mejor con los lunes gratis del Thyssen

La terraza de San Antón, mi plan A del verano

‘El Viajero’ se sube al tren de las nuevas tendencias 

‘The Hat’, la nueva terraza de Madrid

‘Oh Bla Bla!’: Italia y Japón juntos pero no revueltos 

¡Mójate!

¡Ya esta aquí nuestra guía de terrazas 2014! 

Flash Flash Madrid le da la vuelta a las tortillas 

Para ponerse ‘Moraos’ de Tapas, viendo el fútbol

La Posada de El Chaflán, una casa de huéspedes del siglo XXI  

‘Café Colón’ llega pisando fuerte

Los 26 imprescindibles del terraceo madrileño

Terrazas para todos los gustos

 

Anuncios