Los 26 imprescindibles del terraceo madrileño

Aún queda mucho verano y hemos querido hacer nuestra top 26 de terrazas madrileñas, haciendo hincapié en las recién llegadas. A pie de calle, de altura, con menú vegetariano o internacional, de lujo, para ejecutivos o para deportistas. Éstas son las 26 imprescindibles del verano 2013

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con vistas

Con vistas a la sierra madrileña, así es Noches La Cañada (Ctra. Nacional M-501 Km 2.500, 28660 Boadilla del Monte), a tan sólo 10 minutos en coche de la capital. Para maridar el panorama, nos proponen pinchos y raciones a precio asequible, así como cócteles y gin tonic.

Desde el restaurante Café del Río  (Avda Portugal, 1) podemos admirar el Palacio de Oriente, la catedral de La Almudena y San Francisco. Aquí podemos disfrutar de un menú diario (de 13 a 16 horas) de lunes a viernes, del valor de 10,50 euros y de todo tipo de eventos deportivos. Sin duda, una propuesta apta para amantes del deporte…

Gastrobar76 (C/ Pintor rosales, 78), a pie del Parque del Oeste, es un lugar privilegiado para tomar algo, observando las impresionantes puestas de sol del Paseo de Rosales.

Sunset Lookers, así se llama la terraza del Hotel Santo Domingo, situada en la 7ª planta, abre al público al caer la tarde. Este refrescante espacio chill out nos ofrece las maravillosas vistas del Madrid de los Austrias, mientras tomamos una copa o uno de los pintxos elaborados por La Barra de Sandó by Arzak Instructions.

Si prefieres un paisaje algo más urbano, te sugerimos el de la Terraza del ABC Serrano (C/ Serrano, 61), en pleno Paseo de la Castellana, cuya carta está elaborada por el chef Pedro Larumbe.

Con mucho arte

Son un clásico de la ciudad: las terrazas de museos, teatros o centros culturales. Entre ellas, destacamos la recién reformada del Thyssen, en Calle Zorrilla esquina Paseo del Prado 8.

Cecina de León, oliva virgen y pistachos; Jamón de Denominación de Origen Bellota; quesos de temporada; arroz cremoso de gambón, melón y jamón; Solomillo de buey al whisky, cítricos y patata ibérica; y Hamburguesa de pato con peras caramelizadas a la pimienta sechuan son algunas de las delicias que podemos probar en su restaurante.

Las terrazas y jardines del Museo Reina Sofía abren sus puertas hasta bien entrada la madrugada. Desde el Bar Terraza Nouvel (Ronda de Atocha, esquina plaza del Emperador Carlos V) podemos observar el reflejo de las cubiertas de los edificios y una inigualable panorámica sobre la ciudad. Mientras que, el Bar Terraza en el Jardín de Sabatini (C/Santa Isabel, 52) nos permite disfrutar del jardín diseñado por el arquitecto Francisco Sabatini en el s. XVIII, en el que los árboles conviven con las fuentes y esculturas pertenecientes a las colecciones de Museo.

La nueva Terraza Canal, situada en la misma calle Cea Bermudez 1, cuenta con una decoración minimalista en tonos blancos. Asistir a un espectáculo en cartelera puede ser una buena excusa para conocer la terraza. Y quien sabe, a lo mejor te cruzas con artistas y profesionales de las artes escénicas…

Donde no falta nunca algún famosillo es en Tartan Roof (C/ Alcalá, 42), el pop up restaurant del Círculo de Bellas Artes. Su carta está inspirada en la cocina callejera de todo el mundo, como Labna, Pangsit de berenjena, tacos de cerdo ibérico o los Bento Box.

Para repostar antes de una proyección o para debatir sobre la película al terminar la sesión. Nos dirigimos al patio adjunto de La Cantina en Matadero Madrid (Paseo de la Chopera, 14).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para deportistas

Gymage Terrace & Restaurant, en el ático de los antiguos Cines Luna, (Corredera Baja San Pablo, 2), lleva apenas dos semanas, pero está llamada a convertirse en una de las grandes referencias del ocio en la capital. Vinculada al gimnasio Gymage Social Fitness, es un lounge resort urbano a precios asequibles. De hecho, encontramos montaditos, tostas, ensaladas, hamburguesas, platos de pasta, postres, especialidades light, cócteles con o sin alcohol con precios que oscilan de los 2,80 € a los 8,90 €. Próximamente el espacio se complementará con un solárium, una piscina infinity pool con baño húmedo y cortinas de agua. Pero, cuidado, según nos avisa el joven empresario de 29 años, Carlos Enguídanos Loma-Ossorio, creador del proyecto: “aquí no hay espacio para el postureo, aquí se viene a disfrutar de la música, de la comida y de las vistas, entre amigos, en un tono relajado”. Cuanto a las vistas, mención aparte merece la iluminación del espacio, que se refleja en la cercana iglesia de San Martín. Además, un sistema de túneles nos permitirá visitar este innovador espacio también en invierno.

Para ejecutivos

Es de sobra conocido el ático del Hotel Puertas de América (Avda de América, 41), por lo que esta vez el protagonismo le toca a la terraza The Experience by Lágrimas Negras, que pertenece al mismo hotel. Tapas para compartir, cócteles y menús ligeros con toda la esencia del chef Iván Sáez. Ostras & champagne, ensalada de alga wakame con carpaccio de vieira, croquetas de txangurro a la donostiarra, mini hamburguesas o estofado de pochas con puntillas de Cádiz y más de 900 referencias de vinos son algunas de las propuestas de este espacio.

Nos trasladamos al salón Florencia de la planta PS del NH Eurobuilding, donde nos espera Anhela: quinientos metros cuadrados que incluyen una zona cubierta y otra con terraza. Abierta de nueve de la noche a tres de la madrugada, ofrece una amplia oferta gastronómica, que contempla varios tipos de sushi, ostras de diversos orígenes, caviar, salmorejo, ceviche o ibéricos, entre otras cosas. Cuanto a los cócteles, dispone de los clásicos como el Tequila Sunrise, así como de nuevas creaciones, como el Pure Anhela.

De lujo

¿Que quieres tirar la casa por la ventana? Te decimos dónde hacerlo. En la Biguine Lounge, la terraza del Sheraton Madrid Mirasierra Hotel & Spa. Cuenta con una piscina exterior y una amplia carta de cóteles, champagnes, vinos y especialidades mediterráneas. Buena música y atención exquisita completan su oferta.

Con sabor internacional

Shukrán (C/ Alcalá, 62) nos invita a degustar la gastronomía mediterránea en su especialidad libanesa, a través de una cuidada selección de platos que combinan la tradición de una cocina milenaria, reconocida a nivel mundial, y la vanguardia de las tendencias culinarias de occidente. Y para que entremos mejor en ambiente… ¿qué tal una shisha?

También especializado en comida libanesa, pero de alto standing, es Du Liban (C/ Estafeta, 2-La Moraleja, 28109 Madrid). Imprescindible probar el Hummus, el Moutabbal (puré de berenjenas), el Tabouleh, Kastaleta Ghanam (chuletas de cordero marinadas y a la parrilla, de carbón de roble), los fideos kataifi horneados con crema de leche libanesa ashta y el Arak. Esta bebida oficial del Líbano y de otros países de Oriente Medio, es un destilado de uva (aromatizado con anís) que se sirve con agua y hielo.

De Oriente Medio a Cuba, sin salir de Madrid. Gasset Habana (C/ José Ortega y Gasset 69) sirve platos tan cubanos como la ropa vieja, el potaje de frijoles negros con arroz blanco, la vaca frita, el arroz moros y cristianos, los tostones de plátano macho, el puré de malanga, el lechón asado o el tamal, los cascos de guayaba, el dulce de coco y el boniatillo ¡que no se te olvide pedir la auténtica cerveza cubana!

El Bund (C/ Arturo Baldasano, 22) combina la vegetación tradicional china con las especies madrileñas. Fuertes nogales, frenos frondosos, bambú, un pequeño estanque, flores de varios colores y pequeños árboles hacen de este sitio uno de los favoritos por las parejas. Como es de esperar, en este restaurante encontramos especialidades chinas, así como pasta fresca y dimsum hechos a mano.

Por su parte Rubaiyat (C/ de Juan Ramón Jiménez, 37), especializado en carnes Premium de Brasil, tanto de la raza Brangus como de la raza Wagyu, hechas en parrilla de carbón. Si prefieres comer algo más ligero, puedes optar por pescados frescos y ensaladas. También hay menús para grupos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A pie de calle

Entre las terrazas a pie de calle, señalamos El séptimo, en calle Diego de León n. 7, cuyo menú, por la mayoría, se inspira en recetas vegetarianas.

Tapassentao (C/ Príncipe Anglona, 1) propone tapas, bufé de ensaladas, carta de gin tonic y también cocidito madrileño. Quizás ese plato esté más indicado para la estación otoñal….

Los Remos (Carretera La Coruña, km. 12,700. La Florida, 28023, Madrid), especializado en mariscos al peso o en raciones, es una muy buena opción si eres un incondicional del pescado.

69 Pétalos (C/ Alberto Alcocer 32) es el plan perfecto para comer y beber a precios más que asequibles, antes de quemarlo todo en la pista!!

La terraza del Camarote vintage en Ronda de Segovia, 22 es una de las recién llegadas a la ciudad. Es muy recomendable a la hora del desayuno. Ofrece pan recién horneado, tartas caseras, también take away …. pero lo que más nos gustan son sus mil y un tipos de tés, los hay de avellana, manzana, menta, jengibre…. El local está decorado con muebles industriales vintage, que están todos a la venta, así que ya sabes, ¿que te gusta un taburete, un cojín, una mesa o el carrito de los helados? Pide presupuesto y te lo llevas!!

Gourmet

Los mercados gastronómicos nacen como setas en Madrid. El último es el Mercado de Moncloa (Arcipreste de Hita, nº 10), que cuenta con una terraza muy coqueta frecuentada por universitarios y vecinos. Por lo que, los precios no están por las nubes, sino que tienen los pies en el suelo :-).

Una de las metas favoritas de los turistas, el Gourmet Experience del Corte Inglés de Callao (última planta del centro comercial) destaca por sus tiendas delicatessen, sus cafeterías, coctelerías y por el restaurante especializado en street food, Streetxo, una idea de David Muñoz, creador del Diverxo. La comida no está a precios de calle, pero la calidad, el mimo y el cuidado por las materias primas bien merecen regalarse este capricho!! (Streetxo se ha trasladado al Gourmet Experience del Corte Inglés de calle Serrano 52, también con terraza, en su lugar se encuentra Chifa).

Quizás os interese también:

La Posada de El Chaflán, una casa de huéspedes del siglo XXI

¡Mójate!

‘The Hat’, la nueva terraza de Madrid

¿Quién dijo que en verano hay markets?

Cine de verano 

¡Ya esta aquí nuestra guía de terrazas 2014! 

Un verano muy musical

‘Oh Bla Bla!’: Italia y Japón juntos pero no revueltos 

Las terrazas del Thyssen, para comer con arte 

Flash Flash Madrid le da la vuelta a las tortillas  

Alcocer 42: ‘carne de la felicidad’, Josper y mucho más  

Lobby Market, algo más que una cara bonita

Triciclo, el gourmet del Barrio de Las Letras

Más que pintxos, para toda la familia

‘SOT’, la vermutería de ‘abajo’ de Sergi Arola

Puerto Lagasca, vaivén de sabores 

Para ponerse ‘Morao’ de Tapas, viendo el fútbol

‘Feelgood’, a malos tiempos buen teatro

‘Café Colón’ llega pisando fuerte

La Carmencita: una casa de comidas comprometida con los retos del siglo XXI

El Recuerdo nos trae sabores y costumbres de Miami

‘El Viajero’ se sube al tren de las nuevas tendencias 

Enoteca Barolo, la pasión por los vinos en más de 200 variedades  

No hay que ir tan lejos para hacer enoturismo… 

‘Ramen Kagura’, el japonés que necesitaba Madrid

Anema e core: “cocina italiana con algo más”

De spritz por Madrid

‘Takatá’, una buena razón para acercarse a Pozuelo

Petit Appetit, el bistrot de Chamberí

L’Artisan: cocina franco-japonesa artesanal

‘De Rodríguez&Salas’: refugio para amantes del arte, la comida y el vermuteo

‘El 38 de Larumbe’, dos áreas y una única misión: mimar tu paladar

10 direcciones que todos celíaco, vegetariano o vegano debe conocer

Una dulce vuelta

La Infinito, un café con mucho arte

‘El banquete’ o el Eros en la era contemporánea 

La cultura ‘pide la vez’

Aiò o cómo la pizzetta sarda cambió la vida de Andrea y Marcello

Desmitificando tópicos en Palacio de Anglona

El Back, como en casa o mejor…

El Mentidero Café: entras por la decoración, vuelves por el servicio 

‘Madrid sabe a violeta’

De tapas japonesas en Hanakura

¿A qué sabe la historia?

Terrazas para todos los gustos

Malatesta, una trattoria con acento romagnolo

Corral de la Morería, “borrachera de los sentidos” 

Anuncios