¡Ya está aquí nuestra guía de terrazas 2014!

Los que nos seguís desde los comienzos sabéis que cada año por estas fechas realizamos una recopilación de las mejores terrazas del año. Solemos centrarnos en las recién llegadas, pero no nos olvidamos de algunos grandes clásicos. De comida tradicional, internacional, mediterránea, fusión, para brunchear o para tomar algo, para comidas formales o informales, para todos los bolsillos, ajardinas o acondicionadas para el invierno, pop up, patios interiores, en los barrios centrales de Madrid y en las afueras, con música, jardines que esconden arte u otro tipo de objetos y hasta una suite desde la que puedes dominar el mundo. El listado no es exhaustivo pero bastante completo, no obstante, aquí estamos para ir ampliándolo…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Barrio de Salamanca

Muchas de las propuestas para terracear en este barrio tienen sabor asiático, peruano o de fusión entre las dos gastronomías. Entre ellas, destacamos las de Velázquez 128, que ofrece recetas exclusivas Nikkei para su terraza, con un guiño a la cocina de Asia y Perú.

En los boulevares de La embajada (C/ Juan bravo 43), podemos comer de un modo más informal los platos de la carta Nikkei. Mientras que, hasta la madrugada, podemos disfrutar de combinados y cócteles personalizados.

Tse Yang (Paseo de la Castellana, 22. Entrada por Ortega y Gasset) es el chino de lujo del Hotel Villamagna. Su terraza, un espacio con pocas mesas bastante íntimo, está rodeado de vegetación y huele a jazmín. Entre los imprescindibles de la carta, encontramos Mushis de langosta, Dim Sum Gourmet o el pato lacado al estilo Pekín, así como una amplia oferta de champagnes de pequeños distribuidores.

La alta cocina vietnamita nos espera en Café Saigon (Maria de Molina, 4), en el marco de su terraza, cubierta por amplios toldos blancos y rodeada de abundante vegetación. Si eres más de cervezas estás de enhorabuena, aquí hay una extensa gama de cervezas de diferentes procedencias y tipos.

A los que queréis maridar hamburguesas y terraceo, señalamos la nueva terraza de New York Burger (Paseo de la Castellana, 89). Además de hamburguesas, podemos saborear carnes a la parrilla, como el New York steak o el solomillo, así como el pollo a la brasa y las costillas de cerdo. Tampoco faltan otras propuestas 100% americanas para acompañar esos platos, como la ensalada de col y las patatas asadas o fritas.

Entre las recién llegadas al barrio, se sitúan OTTO (Paseo de la Castellana, 8), Marieta (Paseo de la castellana, 44), con sus ensaladas personalizadas al 100%, o Warehouse (C/ Lagasca, 148).

Esta última reabre sus puertas en septiembre. Tras el éxito de Zorita’s Kitchen en Stavanger (Noruega), Londres y Salamanca, este restaurante con un espectacular jardín propone las recetas del chef estrella Michelin, Víctor Gutiérrez, elaboradas con verduras, ibéricos, aceites y quesos de producción propia o de agricultores fieles el movimiento slow food. Imprescindible su sashimi de salmón noruego traído desde Stavanger.

1000 m² de frondosa vegetación, el chef Manuel Prats y su equipo componen la carta de presentación de la terraza del jardín del Hotel Miguel Angel (C/ Miguel Angel, 29). Siéntate en uno de esos sillones en mimbre oscuro o en una de esas sillas vintage de hierro tintadas en blanco y tómate un brunch (no hace falta que sea domingo) o un gin tonic.

Si lo que te chifla es la cocina tradicional española, te recomendamos No. Restaurant en el callejón de Puigcerdà 8 y su pequeña terraza cubierta. Las hamburguesitas de rabo de toro y las croquetas de mejillones tigre son algunas de las estrellas de la carta.

La terraza de Lakuntza (C/ General Díaz Porlier, 97) con siete mesas a pie de calle, propone tapas, raciones y medias raciones, todas ellas hechas al momento y disponibles en horario ininterrumpido para comer, cenar o acompañar la copa a cualquier hora. No te vayas sin probar las anchoas a la Bermeana, alcachofas, puerros o las yemas de espárragos, el chuletón de Buey Gallego a la parrilla – cocinado con carbón de encina, al igual que las otras carnes del restaurante – y el semifrío de tarta de queso casero.

La terraza ajardinada del restaurante Nitty Gritty (C/ Doctor Fleming, 51) o la de Panacea Madrid (C/ Serrano, 41) son otras buenas opciones para tomar un respiro de las altas temperaturas de la capital madrileña en el barrio de Salamanca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Barrio del Pilar

Una de nuestras terrazas favoritas en esta zona de Madrid es la de El viejo almacén de Buenos Aires (C/ Ramón Gómez de la Serna, 4), ideal para comer buenas carnes argentinas o del mundo, pero también las típicas empanadas caseras. Si estás de suerte te cruzarás con alguna actuación de tango

Arturo Soria

Con un hermoso jardín con piscinas, The Garden2112 (C/ Arturo Soria, 207) es ideal para tus momentos más románticos. Eso sí, antes de reservar, asegúrate de que a tu acompañante le guste la cocina tailandesa.

Chamartín

En el área de Chamartín recomendamos Pipa&Co (Paseo de la Habana, 105), que cuenta con un jardín climatizado en el que se sirven desayunos, comidas, meriendas, cenas, brunch de fin de semana, cócteles, vinos y copas, de lunes a domingo de 11 de la mañana 2 de la madrugada. Platos de mercado con un toque internacional. Si reservas tu mesa online tienes acceso a más de 70 experiencias exclusivas de ocio fuera del restaurante con un 30% de descuento.

Chamberí

Si estás en uno de esos días en los que quieres mimarte, reserva mesa en la terraza del AC Santo Mauro cinco estrellas  (C/ Zurbano, 36) y no te lo pienses más. Su brunch merece mucho la pena.

Los jardines del Palacete Fortuny (C/ Fortuny, 34) en pleno barrio de Chamberí también son el marco ideal para degustar productos de primera calidad en las calurosas noches de verano.

Si tu presupuesto es algo más ajustado, puedes optar por Tapanco (C/ Trafalgar, 10) y su agradable jardín con detalles decorativos de mosaicos. Su carta contempla del asiático tataki de salmón con salsa de miel y mostaza hasta el tradicional medallón de solomillo de ternera con manzana y aceto de setas.

Malasaña y Conde Duque

Tanto para el desayuno como la para merienda, tanto si queremos comer algo ligerito como una ensalada como si queremos degustar algo más contundente, como una quiche casera, la terraza del Café del Jardín (C/ San Mateo, 13) es el lugar perfecto para los días de primavera y verano. Los jueves de agosto el café amplía su horario hasta casi la media noche, ofreciendo una interesante programación cultural: sesiones de dj con jazz, de la mano de Martín Milone y Tupperdisc, y actividades relacionadas con la gastronomía.

En la terraza del Cuartel de Conde Duque encontramos, nada más nada menos, que 9 estrellas Michelin: Albert Adria, Andoni Luis Aduriz Appreciation Society, Ramon Freixa Gastronomia y Paco Pérez Miramar. Javier Muñoz-Calero, jefe de cocina del Tartanroof, entre otros, coordina este proyecto que colabora con Fundación Raíces, que busca la integración sociolaboral en el mundo de la restauración de jóvenes en exclusión social.

Recoletos

A pocos pasos de la Puerta de Alcalá, nos topamos con la espectacular terraza exterior, abierta los 365 días del año de Jardín de Recoletos (C/ Gil de Santivañes, 6). Todos los Jueves de 17 a 23 horas, podemos disfrutar de de un afterwork amenizado por música en directo.

Sólo durante los mese de verano, podemos comer y cenar en Cien Llaves (Paseo Recoletos, 2) . Su propuesta culinaria incluye desde Caviar Beluga 000 y pescados de temporada hasta sopas frías, ensaladas y pastas frescas.

Chueca y Las Letras

El jardín de Bosco de lobos (C/ Hortaleza, 63) es sin duda uno de los imprescindibles del verano 2014. Merece la pena probar su brunch o picnic de fin de semana. De los mismos dueños es Ana la Santa (Plaza de Santa Ana, 14), que ofrece cocina mediterránea a precios asequibles en la terraza a pie de calle del hotel Me Madrid Reina Victoria. Su decoración es cálida, acogedora y muy verde ;-).

Whitby (C/ Almagro, 22) es otro coqueto rincón del barrio de Chueca, en que podemos terracear picoteando a precios asequibles.

Antes o después de visitar el Prado, podemos tomar algo en la Terraza-café-Prado (C/Felipe IV, 3,) junto a la Puerta de los Jerónimos. El acceso es libre, no es necesario disponer de entrada a la pinacoteca. Su carta nos tienta con ensaladas, tabulé, sándwiches calientes, jamón de bellota, quesos nacionales o salmón ahumado, entre otras propuestas.

La última en llegar para poblar el cielo de Madrid es The Balcony, un espacio de dos plantas decorado por tumbonas (en la parte de arriba), un jardín vertical y una piscina (en la que podemos poner a remojo los pies). Destacamos sus vistas, sus sesiones de dj y los gin tonic de G’Vine, entre los 10 y 12 euros. Además, no cobran entrada y los domingos tienen fiesta hawaiana!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sol y La Latina

Si estás de turismo por Madrid y te apetece sentarte en una de las terrazas de la Plaza Mayor, te recomendamos la de Los Galayos (C/ Botoneras, 5 esquina Plaza Mayor, 1). Sus propuestas son de lo más castizas, para que tu experiencia viajera sea completa, pero también puedes pedir algo más ‘moderno’, como un gin tonic o un vodka tonic.

Otra sugerencia nos llega de nuestros lectores y es miniBAR (Cuesta de Santo Domingo, 12), ganador del certamen De tapas por Madrid 2013. Su ambiente es de lo más entretenido. Un acierto si está de paseo por La Latina.

Debonair (Carrera de San Francisco, 15) es quizás la terraza a pie de calle con la mejor vista: la Real Basílica de San Francisco el Grande, que cuenta en su interior con frescos de Goya. Con vistas a las Vistillas, el restaurante El Ventorrillo (C/ Bailén, 14), no es para menos…

Entre las terrazas clásicas de este barrio castizo, se posiciona El viajero (Plaza de la cebada, 11). Mientras que, entre los vegetarianos con terrazas, sobresale El estragón vegetariano (Plaza de la Paja, 10). Y si quieres comer mejicano al aire libre, La Taquería de Birrä (Plaza de las Comendadoras, 1) es una más que buena opción.

Para vivir de lleno el espíritu de los Austrias, reserva mesa en la corrala El Corazón del Dragón (C/ Cava Baja, 14). Antes de llegar a tu destino, llamarán tu atención los restos de muralla atesorados en los bajos del edificio, visibles a través de un suelo acristalado.

Casa de Campo

Como en Valencia, pero en plena Casa de Campo de Madrid: Que si quieres arroz Catalina (C/ Principal de Provincias, 9. Paseo de la Gastronomía). En su terraza cubierta podemos saborear las paellas del chef Rafa Morales, con pato, como manda la tradición de la Albufera valenciana, conejo, bachoqueta, garrafón, alcachofas y caracoles.

Pop up

En el Palacio Santa Bárbara nos espera la pop uphasta el 30 de septiembre – Manzana Mahou 330, un nombre que se remonta al siglo XVIII, época de Carlos III, en la que Madrid estaba dividido y organizado por manzanas y el Palacio de Sta. Bárbara era la Manzana 330. En colaboración con los responsables de El Viajero, pone en marcha el mercado de productos orgánicos Kiki Market; diferentes tiendas artesanales de la mano de Rughara; la exposición de street art de la galería Art 3; y muchos talleres de todo tipo. Entre sus imprescindibles, el brunch dominical, con las ofertas gastronómicas de Enrique Tomás, Celicioso y Asiana.

Tenemos tiempo hasta octubre para disfrutar del Saturday Brunch by Le Pan Quotiden, en la Terraza Museo Reina Sofía (Glorieta del Emperador Carlos V). Comida ecológica y sana, sesiones de dj, un Saturday Brunch Market con marcas de moda y complementos y un área especial de guardería…. ¿se puede pedir más?

De brunch

Hay terrazas que piden brunch a gritos. Entre ellas, mencionamos la de 90 grados (C/ Alcalde Sainz de Baranda, 64), por la zona de El Retiro, que a veces acompaña el brunch con manicura, sesión con personal shoppers o desfiles de moda.

También merecen la pena los brunches de fines de semana en el jardín interior de Dónde Mónica (C/ Padilla, 3) o en el patio interior de La Tita Rivera (C/ Pérez Galdós, 3). No dejes de probar sus ‘latitas’, una original forma de servir tinto de verano, sangría, sidra y bebidas energéticas de frutas naturales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Patios interiores

Para beber un espresso de verdad o un Spritz como Dios manda, nos dirigimos a Caffé Milano (C/Mayor, 86) el nuevo bar con patio interior del Instituto Italiano de Cultura. Regentado por Silvano, propietario de Non solo caffè, no defrauda a los que amamos el picoteo made in Italy.

La que era una simple sombrerería artesanal es ahora una tienda cafetería con patio interior. Entre sombreros, tocados, zapatos y libros, las dueñas de Hat-bar (C/ San Lorenzo, 5) dispensan también tapas y copas. No es raro toparse con el escritor y periodista Ray Loriga, que acaba de embarcarse en una nueva aventura editorial, El estado mental, que se puede adquirir en el local.

La Contraseña (C/ Ponzano, 6) propone tapas de autor y gin tonic en su patio colonial, en agosto, a partir de las 20 horas.

El patio del fisgón (C/ Don Ramón de la Cruz, 26) nos recibe en un patio rodeado de vegetación, decorado con las típicas mesas pequeñas de café. En invierno este espacio cuenta con una chimenea y unas grandes ventanas que lo cierran. Imprescindible, su brunch de los domingos.

Saporem (Ventura de la Vega, 5 – Hortaleza, 74) conquista tanto por su patio como por su comida original, de la que destacamos la ensalada de sandía, queso de cabra, aros de cebolla y espinacas o sus pizzas artesanas (no son las tradicionales, pero nos gustan, cosas peores se han leído!!). La Hawaiana, con jamón de york, piña y pesto de cilantro, la menos italiana de todas, nos encanta.

En las afueras

Sabemos que hay mucha vida más allá del centro, por ello, queremos destacar algunas de las terrazas de moda de los alrededores.

Si el Caribe se te queda un poco lejos también este año, dirígete a la de Antojos Araguaney (C/ Apolonio Morales, 3) especializado en sabores latinos con un toque fusión. No te pierdas su ceviche de perca con papelón y lima.

La terraza del restaurante Alizaque es una buena opción para degustar cocina tradicional española en la zona de Pozuelo. Mientras que, en Majadahonda podemos disfrutar al aire libre de distintos cortes de la carne de wagyu, así como de originales hamburguesas con un toque ‘japo’, en Pecado Carnal (C/ Mina, 14).

Música, decoración chill out, buena comida y una gran variedad de cócteles y destilados Premium componen la oferta de Goa (Avda de España, 14 – Majadahonda), que cuenta también con una terraza climatizada para poder disfrutarla a lo largo de todo el año.

En Aravaca, una de las terrazas para dejarse ver es la de bAravaca (C/Blanca de Castilla, 5 local 3 y 4). Mientras que, en Avenida Padre Huidrobo, a tan sólo 10,5 km de Madrid, se encuentra la gastroterraza del restaurante Portonovo, un nuevo espacio gourmet que combina sesiones de dj con marisco gallego y cócteles.

Son muchísimas las opciones de ocio al aire libre en el barrio de La Moraleja, uno de los más exclusivos de Madrid. En Copa de Balón (C/ Begonia, 135) ofrece una completa y variada carta de vinos por botellas a precios de distribución y espectáculos nocturnos; en Café Pino (C/ Estafeta, 2. Plaza de la Fuente) nos espera una terraza rodeada de vegetación que abre en horario ininterrumpido, ideal para desayunar, tomar el aperitivo, comer, merendar o cenar; Seis50 (Plaza de la Fuente s/n) propone cocina 100% caseras, una amplia oferta mixológica a base de cócteles, `shots´ y una divertida carta de chupitos, vinos y espumosos por copas, en su terraza, que se acondiciona para el invierno; y Aspen (Plaza de la Moraleja, s/n) representa el entorno ideal para las reuniones de negocio. Aquí es casi obligatorio probar la tarta fina de manzana casera de Joaquín Felipe, pídela al llegar!!

En San Sebastián de los Reyes es imprescindible visitar El Pradal (C/ Lanzarote, 26), probablemente la mejor parrilla de Madrid, pese a su recién apertura. Dispone de una parrilla de diferentes alturas y de carbón de encina española (que mantiene mejor el calor) de la que salen deliciosos odaballo, besugo de Tarifa, rape negro y carnes. Y de dos terrazas a pie de calle, una de ellas semicubierta, donde se puede tanto comer a la carta, como picotear a base de tapas o disfrutar de su menú de mediodía por 15 euros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la carretera de la Coruña, podemos pararnos en el restaurante-terraza Diez y Medio, con un bonito jardín y junto a un lago que bordea la estancia. Su especialidad son las carnes.

En la Sierra de Madrid, Los cinco enebros ofrece una agradable terraza y diferentes espacios en la zona ajardinada. Por su parte, el restaurante con terraza El Picachuelo, en El Berrueco, nos brinda unas vistas de ensueño al pantano de El Atazar, maridadas con buena cocina gallega.

Si estás de visita con los niños en el Parque Europa en Torrejón de Ardoz, te señalamos comer en El Mirador de Europa, una terraza con vistas espectaculares, especializada en carnes a la parrilla, hamburguesas y cócteles.

Jardines con secretos…

Federica and co (C/ Hermosilla, 26) no es una simple tienda, sino un jardín repleto de plantas, flores, objetos de diseño para la casa y antigüedades. Se trata del proyecto personal de la italiana Federica Barbaranelli, que es también wedding planner y apasionada de cocina. No te pierdas sus talleres!!

En calle Montera 17, en la nueva tienda de Salvador Bachiller, entre bolsos y maletas, divisamos su Jardín Secreto (cuarta planta) y Sala del té (tercera planta). Toma asiento en uno de esos sillones-columpio del jardín, distráete observando las jaulitas de pájaros y pide algo. Puedes elegir entre ensaladas, gazpacho, tartas, cafés, tés, etc.

Todos los jueves del verano, hasta el 28 de agosto, podemos visitar el jardín del Museo Sorolla (Paseo del General Martínez Campos,37) también de noche, hasta las 23.30 horas, siendo la entrada gratuita a partir de las ocho de la tarde.

Si lo tuyo son las terrazas musicales, te sugerimos la de la Fundación Olivar Castillejo (C/ Menéndez Pidal, 3), en la que podemos escuchar conciertos de jazz o música clásica durante todo el verano.

Para dominar Madrid

Pero, si lo que quieres es dominar Madrid desde el cielo, la suite Vincci Skylight del hotel Vincci Capitol (C/ Gran Vía, 41) es tu lugar. Ubicada en la torre del hotel, detrás del cartel de neón de Schweppes, te hará sentir en la cima del mundo. ¿Quién necesita más pudiendo alojar en ese pedazo de habitación?

Más terrazas y planes de verano

¡Mójate!

‘Burger Joint’, desde Argentina con pasión

4 razones por las que el Thyssen será como tu segunda casa este verano

Más de 30 razones para darte un paseo entre el Retiro y Salamanca

¡Larga vida al terraceo!

¿Quién dijo que en verano no hay markets?

Terrazas para todos los gustos

Tailandia, el destino que no pasa nunca de moda

5 bares baratos (pero de calidad) para salir a tapear

‘Chatarra Cocktail Bar’ añade un toque de sabor a la noche madrileña

Seven & Six apuesta por la ‘cocina optimista’ de Emilio Salas 

‘Goiko Grill’, hamburguesas vasco venezolanas

‘Romano Ristorante’, estandarte de la gastronomía italiana en La Moraleja 

‘Restaurante Lúa’, picoteo de 5 tenedores 

Viaje a los 50’s en 8 pistas 

‘El Recuerdo’, hippy y chic a partes iguales  

‘El Viajero’ se sube al tren de las nuevas tendencias 

‘El Gordo de Velázquez’, la apuesta perosnal del chef María José Ibáñez

‘Casa Lobo’, ecléctico en estilos y sabores 

La agenda definitiva del verano

‘El bund’, el chino que te recomendaría un chino

‘A&G’ reescribe su concepto de restaurante de alta cocina

‘Otto’, el restaurante de moda que conquista a los gourmets

Teatros Luchana, ‘más por sentir’

Apartosuites Jardines de Sabatini, algo que nos gustaría mantener en secreto

‘Los absurdos’ o los pluriempleados del teatro off 

‘Gaztelubide’, cocina tradicional al poder  

El Imparcial, el nuevo ‘place to be’ de Madrid

Los 26 imprescindibles del terraceo madrileño 

Las Terrazas del Thyssen, para comer con arte

‘Feelgood’, a malos tiempos buen teatro

La terraza de San Antón, mi plan A del verano

Nos vemos en PHotoEspaña

‘Oh Bla Bla!’: Italia y Japón juntos pero no revueltos 

SOT, la vermutería de ‘abajo’ de Sergi Arola

 ‘Café Colón’ llega pisando fuerte 

‘Juanyta me mata’, otra buena razón para pasar el verano en Madrid

De Madrid a ‘El cielo de Urrechu’

‘The Hat’, la nueva terraza de MadridEl Mercado de San Ildefonso, el ‘street market food’ de Fuencarral

‘Bar Santo Mauro’: picoteo asequible en un entorno de lujo

‘Tacatá’, una buena razón para acercarse a Pozuelo

‘La Musa de La Latina’: tapas, ping pong y futbolín

‘Taxi a Manhattan’, ¿te subes?

Más que pintxos’, para toda la familia 

Flash Flash Madrid’ le da la vuelta a las tortillas  

‘Seven and six’, el gastrobar de Pintor Rosales 

La Posada de El Chaflán, una casa de huéspedes del siglo XXI  

Una dulce vuelta

Anuncios