‘Café Colón’ llega pisando fuerte

Cocina de mercado creativa, cócteles y decoración de autor y una terraza, abierta todo el año, ubicada en la céntrica Plaza de Colón y con vistas a la Biblioteca Nacional. No le falta nada a Café Colón para llenarse de incondicionales.

El antiguo Café de los Artistas del Teatro Fernán González es ahora un coqueto restaurante, ideal para el picoteo, el afterwork o incluso una cena íntima.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El encargado de sacarle el máximo partido a los productos de temporada es el chef gallego Jesús Barreiro. Fiel a sus orígenes, suele traer la mayoría de los pescados de la lonja de Ribeira, menos el morillo de atún, que procede de la Almadraba de Barbate.

En la carta encontramos también platos internacionales y de otras regiones españolas, como el rissotto con foie y boletus (bastante bueno), la paella ciega o el arroz de ibéricos. Y entre las propuestas de carne, sobresalen el entrecot o la hamburguesa.

Si tampoco a ti te amarga un dulce, te recomendamos que pruebes la infusión de frutos rojos, al baño maría y servida con trocitos de sus propios frutos y helado de mascarpone.

Celíacos y diabéticos, estáis de enhorabuena, en Café Colón sirven platos y pan sin gluten, así como postres sin azúcar.

Para maridar las creaciones de Barreiro y su equipo, disponen de más de 100 referencias. La mayoría de ellas están en una elegante bodega de cristal a la vista, que de noche se transforma en una lámpara de luz.

La cuidada decoración, obra del arquitecto Sergio Sarriá y la interiorista Eva Maraver, es otro punto fuerte del local. Unas lámparas colgantes de latón francesas características de los años 60, de Serge Mouille, iluminan los espejos geométricos del friso central, para crear un juego de luces muy atractivo sobre la barra. Todo el espacio se adorna con lámparas de globos opal y latón, fabricadas según un diseño a medida. Los solados están hechos con baldosas hidraúlicas, pero con diseños contemporáneos geométricos y en formato hexagonal.

El latón, la madera, los espejos envejecidos a mano y el mármol conviven con otros elementos clásicos, como los florones de escayola, así como con el cemento pulido industrial del suelo. Éste se funde con las paredes de estuco gris piedra para crear una unidad cromática.

Nuestro rincón favorito es el de las butacas de terciopelo rosa empolvado junto a las mesas de metal que se mezclan con sillas de cuero envejecido de estilo industrial. Pero si tuviéramos que elegir qué llevarnos a casa, sin duda, optaríamos por las sillas años 50 tapizadas con tela de Frida Kahlo, que, según nos cuenta Eva Maraver, ha sido creada ad hoc para el local.

Al mando de la barra está el barman Pelayo Botas, vicepresidente de la Asociación de Barmans del Principado de Asturias. ¿Un clásico? ¿Un cóctel de autor? ¿O un sin alcohol? ¡Ni se te ocurra pedir tu combinado de siempre! ¡Atrévete con una sugerencia de Botas! Sólo te saldrá por 8 ó 9 euros.

Tanto el restaurante como la terraza – aquí puedes consumir las mismas cartas que en el salón y se admiten reservas – están abiertos en horario ininterrumpido de 10 a 2 horas, de lunes a jueves, y los viernes, sábados y vísperas de festivos, hasta las 2:30 horas.

El precio medio ronda los 30 euros, habitualmente. También tienen medias raciones, una opción muy recomendable para compartir y probar más platos.

El restaurante es accesible, ofrece conexión wifi y servicio de aparcacoches. Y para los encuentros más íntimos cuentan con un reservado, ubicado al fondo de la sala y con capacidad para veinte comensales o treinta personas.

Quizás te interese también:

‘Zamanda’, el amor por la gastronomía hecho tienda 

‘Otto’, el restaurante de moda que conquista a los gourmets

‘Alta burgersia’: burgers para paladares nobles 

‘El Gordo de Velázquez’, la apuesta perosnal del chef María José Ibáñez

‘El Recuerdo’, hippy y chic a partes iguales  

‘Cambridge Soho Club’, como en Londres pero en Madrid

4 razones por las que el Thyssen será como tu segunda casa este verano

‘Días Desur’ y de norte

5 bares baratos (pero de calidad) para salir a tapear

‘Variopintos’: de todo un poco, con las setas como protagonistas 

‘Romano Ristorante’, estandarte de la gastronomía italiana en La Moraleja 

‘Casa Lobo’, ecléctico en estilos y sabores 

‘El Colmado de Chema’: de tapas en el market

‘Bar Santo Mauro’: picoteo asequible en un entorno de lujo

El Imparcial, el nuevo ‘place to be’ de Madrid

Otra Venezuela, la gastronómica

‘El Gordo de Velázquez’, la apuesta perosnal del chef María José Ibáñez

‘Zoe’ no lo llames ‘gastro circo’ llámalo restaurante

‘Pico de Gallo’, el fast good mexicano

‘El Monjo’, cocina de cinco tenedores en Villa

‘Bodega La Fuente’, visita obligada en Majadahonda

‘La Chusquery’, rompiendo los esquemas del ‘latineo’

‘El Palé’, en Chueca pero sin pijerío 

Noches aún más agradables de la mano de ‘Agrado cabaret’ 

‘El bund’, el chino que te recomendaría un chino

‘Sinergia’, 5 buenas razones para visitar Platea

Nueva edición de ‘1080 recetas de cocina’ de Simone Ortega 

‘Club A de Arzábal’, un secreto a voces 

‘A&G’ reescribe su concepto de restaurante de alta cocina

‘Trattoría Manzoni’, el italiano que te recomendaría un italiano 

‘Oribu Gastrobar’, el estilo de Chicote crea tendencia 

‘Ramen Kagura’, el japonés que necesitaba Madrid

‘The Hat’, la nueva terraza de Madrid

‘Celso y Manolo’, cocina con raíces y alma

‘El Viajero’ se sube al tren de las nuevas tendencias 

¡Ya esta aquí nuestra guía de terrazas 2014! 

¿Dieta de la piña? Mejor apúntate a la ruta hipster

‘GansoTaberna’, un homenaje a ese “gran olvidado” de la cocina española

‘SOT’, la vermutería de ‘abajo’ de Sergi Arola

‘De Rodríguez&Salas’: refugio para amantes del arte, la comida y el vermuteo

Apartosuites Jardines de Sabatini, algo que nos gustaría mantener en secreto

Madrid es pop

Los 26 imprescindibles del terraceo madrileño 

‘Gaztelubide’, cocina tradicional al poder  

El Mercado de San Ildefonso, el ‘street market food’ de Fuencarral

La terraza de San Antón, mi plan A del verano

‘La cocina de San Antón’: cuando comer en verde es un placer

Alcocer 42: ‘carne de la felicidad’, Josper y mucho más  

‘Tacatá’, una buena razón para acercarse a Pozuelo

‘La Musa de La Latina’: tapas, ping pong y futbolín

‘Taxi a Manhattan’, ¿te subes?

Más que pintxos, para toda la familia 

Flash Flash Madrid le da la vuelta a las tortillas  

‘Seven and six’, el gastrobar de Pintor Rosales 

La Posada de El Chaflán, una casa de huéspedes del siglo XXI  

Terrazas para todos los gustos 

Anticafé, no convencional es la palabra

Una dulce vuelta

‘Madrid sabe a violeta’

Seis razones para cruzar la puerta de ‘The Place’

10 direcciones que todo celíaco, vegetariano o vegano debe conocer 

‘M29’, un menú para cada momento  

‘Arquibar’ se renueva y mejora su oferta 

Reserva mesa con la historia en ‘La bodega de los secretos’

LaRestano.com: recetas, mitos y leyendas de la cocina italiana

‘Fonty’: para tus caprichos dulces y salados 

‘La cocina de San Antón’: cuando comer en verde es un placer

‘Dabbawala underground’: buena gastronomía en forma de tapas  

‘El 38 de Pedro Larumbe’, dos áreas y una misión: mimar tu paladar

‘La Norma’, la nueva apuesta gastronómica de Alfredo

‘El Recuerdo’ nos trae sabores y costumbres de Miami

Puerto Lagasca, vaivén de sabores 

Rumbo a África sin salir de Madrid

Cultura, buena gastronomía y decoración de autor se dan la mano en Ateneo

La Carmencita, una casa de comidas comprometidas con los retos del siglo XXI

Lobby Market, algo más que una cara bonita

L’Artisan: cocina franco-japonesa artesanal 

Triciclo, el gourmet de El Barrio de Las Letras

Anema e core: “cocina italiana con algo más”

Petit Appetit, el bistrot de Chamberí

La Infinito, un café con mucho arte

Aiò o cómo la pizzetta sarda cambió la vida de Andrea y Marcello

Desmitificando tópicos en Palacio de Anglona

El Back, como en casa o mejor…

El Mentidero Café: entras por la decoración, vuelves por el servicio 

Anuncios