‘Mama Framboise’ se suma a la tendencia de la gastronomía de mercado

Para desayunar, merendar o para comprar el postre “algo al que no damos la importancia que se merece” – afirma Alejandro Montes -,el chef pastelero de Mamá Framboise ha abierto dos nuevos locales en el Mercado de la Paz (C/ Ayala, 28 – de 9 a 20 horas entre semana y de 9 a 14 horas el sábado) y en el de Chamartín (C/ de Bolivia, 9 – de 9 a 14 y de 17 a 20 horas, de lunes a sábado), con el objetivo de acercar aún más la alta pastelería a pie de calle en formato para llevar. Abierto desde 1962, el Mercado de Chamartín es el lugar de referencia para muchos de los chefs más reconocidos del panorama madrileño actual.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después de la reciente inauguración en la T1 del aeropuerto Adolfo Suárez en Barajas (donde se pueden adquirir formatos especiales para viajes y regalos), Montes suma así un total de 6 establecimientos en apenas cuatro años de trayectoria.

Montes ha seleccionado una amplia oferta de sus productos: tartaletas, bollería, hojaldres, las cinco intensidades de chocolates de sus tabletas, la colección al completo de bombones, los doce sabores de macarons, las cookies, tartas, así como el café Supracafé y tés. En los mercados se incorporan además las mermeladas para para llevar y se recupera el pan, contando con Quadra Panis. En breve va a ofrecer también algunas variedades de granizados para el verano.  En Madreat ya pueden degustarse, el  de vino tinto y frutos rojos es uno de los más especiales.

Entre las señas de identidad que se mantienen, encontramos el estilo provenzal de la decoración, delineado por el pastelero y los interioristas Dorin&Coopel, si bien los nuevos corners lucen  un aire más urbano y rústico.

La máxima de la filosofía de Montes es la democratización de la alta pastelería para acercarla a todo tipo de públicos, fortaleciendo la importancia de recuperar tradiciones gastronómicas, como la adquisición de buenos productos y materias primas en los mercados.

Montes creó su primer croissant con sólo seis años en la pastelería Venecia, en Sama de Langreo, Asturias, su tierra natal. Sus padres trabajaban y le dejaban al cargo de los dueños de esa pastelería. El olor de la bollería recién hecha y el mostrador repleto de pasteles a primera hora de la mañana se quedaron grabados en la memoria de ese niño, que, cuando llegó el momento de decidir a qué se dedicaría en la vida, lo tuvo muy claro: quería ser pastelero. La profesión perfecta para aunar sus pasiones: los dulces, el arte y las manualidades.

Su referente principal es Francia, país del que recupera el buen hacer de la profesión y la tradición de la merienda. “En España nos tomamos más de una copa después de comer, sin embargo nos preocupamos del azúcar de los postres. El azúcar es un ingrediente más, no el principal. Una copa puede tener las mismas calorías, o incluso más de un postre”.

Montes no descarta la apertura de un Mama Framboise en México, Argentina, Bolivia o Venezuela, países con los que mantiene estrechas relaciones y nos ha confesado que le encantaría poder colaborar con el cambio de rumbo de la oferta pastelera en los hoteles de lujo.

Le hemos preguntado por las mejores cartas de postres en los restaurantes de Madrid y nos ha contestado que “todo buen cocinero es también un buen pastelero”. Quique Dacosta y David Guerrero figuran entre sus cocineros/pasteleros favoritos.

Mama Framboise está también en calle Fernando VI, 23, en Platea (C/Goya 5-7), en el Mercado de San Antón, en el de Alcobendas de Carrefour y en los Carrefour Market.

Quizás te interese también:

Seis razones para cruzar la puerta de ‘The Place’

‘Lise & Leti’, cookies recién horneadas y 100% artesanales 

La Infinito, un café con mucho arte

Café malo, tienes los días contados

Viaje a los 50’s en 8 pistas 

¿Truco o buñuelos? 

Nos vamos de tés en ‘Tekoe’

Torrijas iguales o mejores que las de tu abuela

¿Cuándo fue la última vez que comiste un alimento auténtico?

‘Topitos café’: para desayunar o merendar mejor que en casa 

La Carmencita: una casa de comidas comprometidas con los retos del siglo XXI

‘Arquibar’ se renueva y mejora su oferta 

‘Petit Appetit’, el bistrot de Chamberí 

‘Oh Bla Bla!’: Italia y Japón juntos pero no revueltos 

‘Fonty’: para tus caprichos dulces y salados 

Una dulce vuelta

‘Cambridge Soho Club’, como en Londres pero en Madrid

Anticafé’, no convencional es la palabra

De paseo por el Mercado de San Fernando con Ariadna Gaya

‘El colmado de Chema’: de tapas en el market

‘El recuerdo’, hippy y chic a partes iguales

El Imparcial, el nuevo ‘place to be’ de Madrid

Otra Venezuela, la gastronómica

Gastroagenda

Mercado de San Ildefonso, el ‘street market food’ de Fuencarral 

Anuncios