‘Sinergias’: 5 buenas razones para visitar Platea

Platea (C/ Goya, 5-7) se convirtió en tendencia mucho antes de abrir. Como suele pasar con ese tipo de lugares, vas con algún que otro prejuicio. La mucha expectación crea inevitablemente alguna decepción. Sin embargo, hemos conocido 5 buenas razones para volver: los puestos de Sinergia o lo que es lo mismo, el proyecto de los cocineros Paco Roncero, Marcos Morán y Pepe Solla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El concepto gastronómico es bastante sencillo. Los chefs reinterpretan los sabores de su niñez, de sus casas y el recetario tradicional de sus respectivas regiones. Se trata de un homenaje a los guisos del hogar, el producto de lonja y mercado y a las tapas de toda la vida, donde la cocina creativa y la vanguardia juegan un papel importante.

En As Bateas impera la oferta marinera con caviar, ostras, gambas, y otros mariscos, servidos al natural o preparados en diferentes recetas. Nosotros probamos el pulpo a la gallega y los mejillones al curry. Te sugerimos probar estos últimos con una copa de Castelo Medina Verdejo 2014, reconocido por la Asociación Mundial de Periodistas y Escritores de Vinos y Licores como el Mejor Verdejo del Mundo, el Mejor Vino Blanco de España, el cuarto mejor vino de nuestro país y el trigésimo tercero del mundo.

El Castizo es el más cañí, con una propuesta que incluye croquetas variadas (las de gorgonzola están buenísimas), patatas bravas (de 10) y ali oli, tortilla española en su versión clásica (jugosa y casi líquida siguiendo la receta familiar de los Solla) con picadillo o con verduras y un apartado de frituras con boquerones al limón, buñuelos de bacalao, berenjenas a la miel o alcachofas crujientes, entre otras recetas .

Nos gustaron mucho los macarons de foie, a pesar de su toque dulzón. No somos muy de mezclar el foie con los sabores dulces – aunque sabemos que es muy común –, pero esa propuesta nos ha cautivado.

Como su proprio nombre sugiere, A Mordiscos está dedicado al finger food. Podemos degustar desde brochetas, tostas y empanadas gallegas hasta bocadillos, como el clásico madrileño de calamares fritos (delicioso) hasta un original emparedado de pollo al gin tonic o un bocadillo de panceta marinada con pan chino.

Entrecortes gira en torno a la carne. Podemos saborear alitas fritas, costillas asadas para compartir (tiernísimas), una amplia colección de hamburguesas (de rabo de ternera, de cordero con cebolla confitada o de atún con mayonesa), el pollo confitado y marinado en hierbas aromáticas durante seis horas y que se asa lentamente a la vista del comensal (jugoso por dentro, crujiente por fuera y de intenso sabor) y perritos gourmet incluyendo uno de morcilla de Burgos, uno de chistorra y otro de longaniza con cebolla pochada. El de morcilla nos sorprendió positivamente.

Mientras que De Cuchara es como una vuelta al hogar materno de cada uno de los cocineros, ya que están representados los platos típicos de cada región de donde proceden los chefs. Desde su cocina vista salen arroces caseros, sanísimas verduras, la fabada asturiana, el potaje de espinacas con bacalao, la crema de caldo gallego, los callos a la madrileña y el pisto con huevo, entre otros. Durante la estación estival los potajes ceden el sitio a gazpachos (elaborados a diario con ingredientes 100% naturales), salmorejos y otras viandas de la temporada de verano.

Hace falta puntualizar que los tres chefs no sólo han puesto su firma en el proyecto, diseñando la carta, tras largas horas de debate en torno a nuevas ideas para “darnos de comer bien”, sino que de vez en cuando están al mando de los fogones. Eso sí, no a diario, ya que los tres tienen otros restaurantes propios, así como muchos compromisos laborales.

Las cartas de los cinco puestos están disponibles tanto take away como con servicio en las mesas. Y si te quedas con ganas de tomar un postre, puedes elegir entre las deliciosas tartas de Mamá Framboise.

Durante tu paseo por Platea también merecen unas paraditas las barras de Frinsa, La hora del vermut (sus chips artesanas son muy buenas y los camareros son súper agradables) y de Fortino Pizza.

Quizás lo que menos nos convence de Platea es su ambiente, muy parecido al que te puedes encontrar en cualquier bar o cafetería viejo estilo del barrio de Salamanca, un pijo clásico, con una mayoría de clientes sobre la cincuentena. Esperemos que con el tiempo consigan un público algo más heterogéneo.

Quizás te interese también:

‘El Monjo’, cocina de 5 tenedores en Villa 

Más de 30 razones para darte un paseo entre el Retiro y Salamanca

‘Burger Joint’, desde Argentina con pasión

¡A las rices setas en La Trastienda Tapas!

‘Restaurante Lúa’, picoteo de 5 tenedores 

De Madrid a ‘El cielo de Urrechu’

‘Santa Fe’, el nuevo argentino de Chamberí

‘Julieta Bistró’, el ítalo-español de La Latina

‘La Raquetista’, pequeña pero matona

‘La Casa tomada’, street food venezolana en tamaño XXL

‘Hamburguesa Nostra’, pionero en ‘fast good’ hecho en España

‘Montes de Galicia’, un clásico que se reinventa

Asturias en seis restaurantes 

‘Tuk tuk’, un asiático asiático

5 direcciones imprescindibles para merendar chocolate con churros

‘Tiro con arco’ da un giro de 360 grados a su carta y decoración 

‘Goiko Grill’, hamburguesas vasco venezolanas

‘Bar Santo Mauro’: picoteo asequible en un entorno de lujo

‘La jefa’, cocina y decoración colonial

Viaje a los 50’s en 8 pistas 

‘Romano Ristorante’, estandarte de la gastronomía italiana en La Moraleja 

‘Casino Gran Vía’, mucho más que juego

Seven & Six apuesta por la ‘cocina optimista’ de Emilio Salas

‘Casa Lobo’, ecléctico en estilos y sabores 

‘Gaztelubide’, cocina tradicional al poder  

‘Mama Framboise’ se suma a la tendencia de la gastronomía de mercado 

‘Alta burgersia’: burgers para paladares nobles 

La agenda definitiva del verano

‘El Colmado de Chema’: de tapas en el market

‘Julieta Bistró’, el ítalo-español de La Latina

‘La Raquetista’, pequeña pero matona

‘La Casa tomada’, street food venezolana en tamaño XXL

‘Hamburguesa Nostra’, pionero en ‘fast good’ hecho en España

‘Montes de Galicia’, un clásico que se reinventa

Asturias en seis restaurantes 

‘Tuk tuk’, un asiático asiático

5 direcciones imprescindibles para merendar chocolate con churros

‘Tiro con arco’ da un giro de 360 grados a su carta y decoración 

‘El Gordo de Velázquez’, la apuesta perosnal del chef María José Ibáñez

‘El Recuerdo’, hippy y chic a partes iguales  

‘Días Desur’ y de norte

5 bares baratos (pero de calidad) para salir a tapear

Otra Venezuela, la gastronómica

‘La chusquery’, rompiendo los esquemas del ‘latineo’

‘Zoe’, no lo llames ‘gastro circo’ llámalo restaurante

El Imparcial, el nuevo ‘place to be’ de Madrid

¿Cuándo fue la última vez que comiste un alimento auténtico?

Citas gastro en Madrid y alrededores

‘Due Spaghi’, cocina italo-catalana de la mano de Nicoletta y Toni

‘Pico de Gallo’, el fast good mexicano

‘A&G’ reescribe su concepto de restaurante de alta cocina

‘Otto’, el restaurante de moda que conquista a los gourmets

‘Feltma’s hot dog’, cuando el perrito caliente es gourmet

‘Maru’, el coreano de Gran Vía

‘Ramen Kagura’, el japonés que necesitaba Madrid

‘Muñagorri’, cocina casera de verdad

‘Déjate besar’ por el Dios Baco

‘Corral de la Morería, “borrachera de los sentidos”

‘El 38 de Pedro Larumbe’, dos áreas y una misión: mimar tu paladar

De tapas japonesas en Hanakura

‘Retorno a Ultramar’, un ultramarinos del siglo XXI

‘Oribu Gastrobar’, el estilo de Chicote crea tendencia 

Noches aún más agradables de la mano de ‘Agrado cabaret’ 

‘Club A de Arzábal’, un secreto a voces 

‘La Carmencita’ recupera la cocina de toda la vida de Simone Ortega

‘Variopintos’: de todo un poco, con las setas como protagonistas 

‘Alcocer 42’: carne de la felicidad, josper y mucho más  

‘El Viajero’ se sube al tren de las nuevas tendencias 

‘Oh Bla Bla!’: Italia y Japón juntos pero no revueltos 

‘Fonty’: para tus caprichos dulces y salados 

¿A qué sabe la historia?

‘Petit Appetit’, el bistrot de Chamberí 

‘La Musa de La Latina’: tapas, futbolín y ping pong

Mercado de San Ildefonso, el ‘street market food’ de Fuencarral 

‘Taxi a Manhattan’, ¿te subes?

Lobby Market, algo más que una cara bonita

Madrid sabe a violeta

Malatesta, una trattoria con acento romagnolo

‘Celso y Manolo’, cocina con raíces y alma 

SOT, la vermutería de ‘abajo’ de Sergi Arola

L’Artisan’: cocina franco-japonesa artesanal 

Triciclo’, el gourmet de El Barrio de Las Letras

‘Dabbawala underground’: buena gastronomía en forma de tapas  

‘Arquibar’ se renueva y mejora su oferta 

 ‘Café Colón’ llega pisando fuerte 

‘Tacatá’, una buena razón para acercarse a Pozuelo

Más que pintxos’, para toda la familia 

Flash Flash Madrid’ le da la vuelta a las tortillas  

‘Seven and six’, el gastrobar de Pintor Rosales 

La Posada de El Chaflán, una casa de huéspedes del siglo XXI

‘M29’, un menú para cada momento

Reserva mesa con la historia en ‘La bodega de los secretos’

‘La cocina de San Antón’: cuando comer en verde es un placer

‘El Recuerdo’ nos trae sabores y costumbres de Miami

Puerto Lagasca’, vaivén de sabores 

Cultura, buena gastronomía y decoración de autor se dan la mano en Ateneo

Desmitificando tópicos en Palacio de Anglona

‘GansoTaberna’, un homenaje a ese “gran olvidado de la gastronomía española” 

Terrazas para todos los gustos 

Anticafé’, no convencional es la palabra

Seis razones para cruzar la puerta de ‘The Place’

El Back’, como en casa o mejor…

La Infinito, un café con mucho arte

Anuncios