La cultura ‘pide la vez’

En la segunda década del siglo XX abría sus puertas una tienda de ultramarinos, La Victoria, en C/ Santa Isabel 40. Tras casi un siglo, ese mismo lugar que dispensaba leche, huevos, pan, latas de conserva… luce ahora desde sus renovados mostradores bebidas de primeras marcas, suculentas tapas, y sobre todo, se preocupa por alimentar nuestro espíritu.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Espacio La Victoria de Samotracia ofrece cultura en sus paredes, con todo tipo de exposiciones temporales. Mientras que, en su planta inferior, debajo de una preciosa bóveda enladrillada, alberga teatro, talleres, presentaciones de libro… el límite a los géneros más dispares lo ponemos nosotros, ya que adultos, niños y mayores somos los bienvenidos para hacer llegar nuestras propuestas.

¿Tenéis una irrechazable? Enviad un correo a lavictoriacultural@gmail.com. La única condición que piden los organizadores para alquilar el espacio es: “No se permite el acceso a toda persona física o jurídica que promueva actos violentos, xenófobos, racistas o discriminatorios, ni para actos cuyo fin sea la venta de productos que no vayan encaminados a potenciar la creatividad de las personas y el progreso de la sociedad”.

Suelen programar talleres de teatro, fotografía, escritura creativa, y comunicación eficaz.

Para sobrellevar la época en la que vivimos – me sobran los adjetivos, que cada uno elija el suyo, se admiten palabrotas – con mucho humor, suelen ofrecer monólogos en diferentes pases. ¡Estad atentos a sus redes sociales para conocer toda su programación al instante!

¿Os apetece tomar un té o un café sin más? La Victoria también es una buena opción, además, ellos ponen los libros, para esos momentos en los que queremos estar en compañía de historias interesantes…

Si os gusta salir por el centro, pero huis de lo convencional, está es vuestra casa.

Fotos de Bárbara Ferrer

Quizás os interese también:

Ricci/Forte:”Cuando el sol de la cultura está muy bajo, los enanos parecen gigantes”
‘Restaurante Lúa’, picoteo de 5 tenedores 
‘Julieta Bistró’, el ítalo-español de La Latina
‘La Casa tomada’, street food venezolana en tamaño XXL
‘Hamburguesa Nostra’, pionero en ‘fast good’ hecho en España
‘Montes de Galicia’, un clásico que se reinventa
Asturias en seis restaurantes 
‘Tuk tuk’, un asiático asiático
‘La raquetista’, pequeña pero matona
¡A las rices setas en La Trastienda Tapas!
‘Casino Gran Vía’, mucho más que juego
De Madrid a ‘El cielo de Urrechu’
‘La crisis de la esperanza’, la cruda realidad entre risas y lágrimas
‘Santa Fe’, el nuevo argentino de Chamberí
Don Quijote viaja en bus
Planes para foodies, del Día Mundial del Huevo a ‘Outubrofest’ 
‘La jefa’, cocina y decoración colonial 
Seven & Six apuesta por la ‘cocina optimista’ de Emilio Salas
‘Cerda’ no es una película de cine X
‘Alta burgersia’: burgers para paladares nobles 
Lo que viene: los mejores planes del otoño 2015
¡Larga vida al terraceo!
‘Goiko Grill’, hamburguesas vasco venezolanas
‘El Gordo de Velázquez’, la apuesta personal del chef María José Ibáñez
‘Pico de Gallo’, el fast good mexicano
Los alumnos de Work in pregress se lanzan al mundo real con ‘Porno Star’
‘El Colmado de Chema’: de tapas en el market
Teatros Luchana, ‘más por sentir’
15 salas, 1 barrio, un mundo de culturas: ‘Lavapiés Barrio de Teatros’
‘Los absurdos’ o los pluriempleados del teatro off 
Triciclo, el gourmet del Barrio de Las Letras
El Imparcial, el nuevo ‘place to be’ de Madrid
#Clubreserva1925 descubre el arte del panorama musical actual 
Chichi y Peny, el tuppersex se sube a las tablas
Lobby Market, algo más que una cara bonita
Flash Flash Madrid le da la vuelta a las tortillas 
Más de 30 razones para darte un paseo entre el Retiro y Salamanca
Pequeñas grandes salas de teatro en Madrid
La Posada de El Chaflán, una casa de huéspedes del siglo XXI  
Más que pintxos, para toda la familia
La agenda definitiva del verano
Anís de Chinchón, ¿el nuevo gin tonic?
La Carmencita: una casa de comidas comprometidas con los retos del siglo XXI
Las semanas empiezan mejor con los lunes gratis del Thyssen
Cultura, decoración de autor y buena gastronomía se dan la mano en Ateneo
 La Infinito, un café con mucho arte
Aiò o cómo la pizzetta sarda cambió la vida de Marcello y Andrea 
El Back, como en casa o mejor

Anuncios