‘Enoteca Barolo’, la pasión por los vinos en más de 200 variedades

Mis amigos españoles me ponen mala cara cuando les comento que en España la cultura del vino es algo relativamente reciente. Pero, la realidad es que en Madrid no abundan las tiendas donde poder elegir entre una amplia variedad de vinos buenos y a precios razonables. Y las enotecas que organizan actividades se cuentan con los dedos de una mano. Enoteca Barolo (C/ Príncipe de Vergara, 211) es las dos cosas.

Entrada Tienda

Es un gusto pasearse por sus pasillos, llenos de historias que contar, como las de las más de 200 variedades que podemos encontrar o las de los bodegueros, que ponen toda su pasión y esfuerzo para elaborar los mejores vinos del mundo.

Si no vais con una idea fija, Miguel y José Carlos estarán encantados de asesoraros. Dependiendo de vuestros gustos, presupuestos o exigencias, los dos os ayudarán a dar con el vino perfecto.

Enoteca Barolo además, suele organizar todo tipo de actividades a lo largo del año, tanto para expertos como para neófitos. Nosotros, por ejemplo, estuvimos en una cata de maridaje de champagne y foie. Una master class bastante amena, en la que supimos cómo descifrar la etiqueta de un foie auténtico, para diferenciarla de la de un paté de pato. Cuanto a los vinos con burbujas por excelencia, probamos un Andrée Clouet Brut Grand Cru, un Lamiable Les Meslaines Millesime 2007 Grand Cru, un Egly-Ouriet Premier Cru Les Vignes de Vrigny, un Tarlant Brut Tradition y un Vouette & Sorbée Fidéle Extra Brut. Y aprendimos que un buen champagne es un vino cremoso donde no se perciben las burbujas.

enoteca barolo

Para los próximos meses tienen pensado organizar catas de sashimi y albariño o enfocadas a algunas D.O. italianas, entre otras. 

Una curiosidad, la enoteca debe su nombre a una D.O. de la región italiana de Piamonte, Barolo. Es que Miguel, dueño del establecimiento, tiene una estrecha relación con el país transalpino. Fue allí donde empezó a cultivar su pasión por los vinos y decidió trasladar a Madrid el mismo concepto de enoteca italiana.

Ahora bien, no van a ser todas notas positivas, con respecto a mis connacionales… Miguel nos confiesa que tiene clientes de todas las nacionalidades y que, mientras alemanes y franceses son curiosos y se dejan asesorar, para probar algún vino español, los italianos somos muy nuestros y poco propensos a comprar una D.O. que no sea de nuestro país. Qué decir, tengo que darle la razón!!

Quizás os interese también:

‘Entre copas’ por la Bodega Pradorey

Mercado de San Ildefonso, el ‘street market food’ de Fuencarral 

‘Días Desur’ y de norte

‘Romano Ristorante’, estandarte de la gastronomía italiana en La Moraleja 

‘Vivanco’, una escapada para enamorarse del vino

‘Bodega La Fuente’, visita obligada en Majadahonda

Alcocer 42: ‘carne de la felicidad’, Josper y mucho más  

‘De Rodríguez&Salas’: refugio para amantes del arte, la comida y el vermuteo

Noches aún más agradables de la mano de ‘Agrado cabaret’ 

No hay que ir tan lejos para hacer enoturismo… 

‘Zamanda’, el amor por la gastronomía hecho tienda 

‘Bodegas Martúe’, enoturismo hogareño 

Triciclo, el gourmet del Barrio de Las Letras

‘Déjate besar’ por el dios Baco

Winebus’, el fin de las peleas por decidir quién conduce 

‘Anticafé’, no convencional es la palabra

Anema e core: “cocina italiana con algo más”

‘Club A de Arzábal’, un secreto a voces 

De spritz por Madrid

‘El 38 de Larumbe’, dos áreas y una única misión: mimar tu paladar

Petit Appetit, el bistrot de Chamberí

L’Artisan: cocina franco-japonesa artesanal

La Carmencita: una casa de comidas comprometidas con los retos del siglo XXI

Los 26 imprescindibles del terraceo madrileño

Enólogos por un día en Bodegas Emilio Moro

10 direcciones que todos celíaco, vegetariano o vegano debe conocer

Una dulce vuelta

La Infinito, un café con mucho arte

La cultura ‘pide la vez’

Aiò o cómo la pizzetta sarda cambió la vida de Andrea y Marcello

Desmitificando tópicos en Palacio de Anglona

El Back, como en casa o mejor…

‘Madrid sabe a violeta’

De tapas japonesas en Hanakura

Anís de Chinchón, ¿el nuevo gin tonic?

¿A qué sabe la historia?

Rumbo a África sin salir de Madrid

Malatesta, una trattoria con acento romagnolo

Anuncios