‘El Recuerdo’ nos trae sabores y costumbres de Miami

Si el otro día os llevaba de ‘safari’ por África subsahariana en Madrid, hoy os llevo a Miami, ¿Os apetece? La idea de trasladar algunos de los hits de la coctelería y restauración de esa ciudad estadounidense a la capital madrileña es de los hermanos Galán, propietarios de El Recuerdo (Comandante Zorita, 6), así como de algunos de los locales más en boga de Miami, como Dolores but you can call me Lolita, Crazy About You y el recién inaugurado en el barrio de Coral Gables, Love Is Blind.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De este último, procede una selección de las especialidades más vendidas: crema de ostras con fumé de pescado (que se presenta en una tulipa de torta de trigo), “No puedo creer que no sea pasta” (porque son lingüinis de calabacín con salmón, queso, nata y tomate, admito que me costó darme cuenta!!), el tartar de atún (daditos de atún rojo macerados en una salsa de sésamo y soja y servido con aguacate y aliñados con lima y pimienta) y el postre “Doble o nada”, un brownie de chocolate con helado de vainilla cuyo precio depende de la suerte que tengamos al tirar unos dados…

Aunque los que apuntan manera para convertirse en todo un must del after work madrileño, tal y como ha ocurrido en Estados Unidos, son las copas de un litro de mojitos (clásico y de fresa), caipirinha y piña colada. Cócteles XXL a precios de tamaño standard: 9,95 euros. Seguro que les saldrá más de una imitación.

Los guiños a Love Is Blind siguen en la decoración, firmada por Ignacio García de Vinuesa (como en todos los locales de los Galán). En la entrada encontramos una nueva zona habilitada para el picoteo informal y los momentos after (after lunch, after work y after dinner). Una barra, algunas mesas bajas, así como una gran mesa alta corrida crean el ambiente ideal para saborear – en horario ininterrumpido hasta la noche – sándwiches de pan de molde y chapata (de jamón y queso, de pollo a la plancha y hamburguesa gourmet de carne de buey gallego), ensaladas, tapas y raciones (carpaccio de solomillo; croquetas de jamón; mini hamburguesas; cazuelita de falso risotto con setas, elaborado con sémola de trigo; alcachofas a la plancha).

A los que sois de buen comer, destacamos que las raciones son contundentes. Al mismo tiempo, tranquilizamos los otros, podéis pedir la cantidad más acorde a vuestro apetito.

‘El nuevo Recuerdo’ engloba además, una carta de desayunos con barritas, tostadas, bollería, churros y porras, sándwiches y huevos fritos con bacon para acompañar el zumo de naranja, la infusión o el café (éste último de 8 a 12 horas cuesta 0,99 euros!!).

¿Os animáis a viajar al otro lado del charco al precio de un billete sencillo del metro?

Quizás os interese también

Puerto Lagasca’, vaivén de sabores 

‘Otto’, el restaurante de moda que conquista a los gourmets

‘La Chusquery’, rompiendo los esquemas del ‘latineo’

5 bares baratos (pero de calidad) para salir a tapear

‘Sinergia’, 5 buenas razones para visitar Platea

‘Cambridge Soho Club’, como en Londres pero en Madrid

‘Trattoría Manzoni’, el italiano que te recomendaría un italiano 

‘El Monjo’, cocina de cinco tenedores en Villa

‘Ramen Kagura’, el japonés que necesitaba Madrid

‘Variopintos’: de todo un poco, con las setas como protagonistas 

‘El bund’, el chino que te recomendaría un chino

‘Zoe’ no lo llames ‘gastro circo’ llámalo restaurante

‘Bar Santo Mauro’: picoteo asequible en un entorno de lujo

Otra Venezuela, la gastronómica

‘Muñagorri’, cocina casera de verdad

‘Oribu Gastrobar’, el estilo de Chicote crea tendencia 

‘Feltman’s hot dog’, cuando el perrito caliente es gourmet

‘Zamanda’, el amor por la gastronomía hecho tienda 

‘Bodega La Fuente’, visita obligada en Majadahonda

Alcocer 42: ‘carne de la felicidad’, Josper y mucho más  

‘A&G’ reescribe su concepto de restaurante de alta cocina

El Imparcial, el nuevo ‘place to be’ de Madrid

‘El Palé’, en Chueca pero sin pijerío 

‘Anticafé’, no convencional es la palabra

‘SOT’, la vermutería de ‘abajo’ de Sergi Arola

‘Oh Bla Bla!’: Italia y Japón juntos pero no revueltos 

‘Café Colón’ llega pisando fuerte

‘M29’, un menú para cada momento 

Para ponerse ‘Morao’ de Tapas, viendo el fútbol

La ‘Carmencita’ recupera la cocina de toda la vida de Simone Ortega 

‘GansoTaberna’, un homenaje a ese “gran olvidado” de la cocina española

‘Club A de Arzábal’, un secreto a voces 

Las terrazas del Thyssen, para comer con arte 

‘Retorno a Ultramar’, un ultramarinos del siglo XXI

‘Déjate besar’ por el Dios Baco

‘El Viajero’ se sube al tren de las nuevas tendencias 

‘Taxi a Manhattan’, ¿te subes?

Reserva mesa con la historia en ‘Bodega de los secretos’

‘Dabbawala Underground’, buena gastronomía en forma de tapas 

‘Arquibar’ se renueva y mejora su oferta 

‘Seven & Six’, el gastrobar de Pintor de Rosales 

‘De Rodríguez&Salas’: refugio para amantes del arte, la comida y el vermuteo

‘El 38 de Larumbe’, dos áreas y una única misión: mimar tu paladar

Mercado de San Ildefonso, el ‘street market food’ de Fuencarral 

‘La Musa de La Latina’: tapas, futbolín y ping pong

Seis razones para cruzar la puerta de ‘The Place’

‘Tacatá’, una buena razón para acercarse a Pozuelo

Rumbo a África sin salir de Madrid

“Hace Carola un cocido para chuparse los dedos” 

Cultura, buena gastronomía y decoración de autor se dan la mano en Ateneo

Noches aún más agradables de la mano de ‘Agrado cabaret’ 

‘Entre copas’ por la Bodega Pradorey

La Carmencita, una casa de comidas comprometidas con los retos del siglo XXI

De spritz por Madrid

Corral de la Morería, “borrachera de los sentidos”

‘Chincha’: 100% cocina clásica peruana

Lobby Market, algo más que una cara bonita

Anís de Chinchón, ¿el nuevo gin tonic?

L’Artisan: cocina franco-japonesa artesanal 

Triciclo, el gourmet de El Barrio de Las Letras

Más que pintxos, para toda la familia 

Los 27 imprescindibles del terraceo madrileño

Flash Flash Madrid le da la vuelta a las tortillas  

Enoteca Barolo, la pasión por los vinos en más de 200 variedades  

No hay que ir tan lejos para hacer enoturismo… 

Anema e core: “cocina italiana con algo más”

La Posada de El Chaflán, una casa de huéspedes del siglo XXI  

Petit Appetit, el bistrot de Chamberí

8 direcciones que todos celíaco, vegetariano o vegano debe conocer

La Infinito, un café con mucho arte

Aiò o cómo la pizzetta sarda cambió la vida de Andrea y Marcello

Desmitificando tópicos en Palacio de Anglona

El Back, como en casa o mejor…

El Mentidero Café: entras por la decoración, vuelves por el servicio 

‘Madrid sabe a violeta’

De tapas japonesas en Hanakura

¿A qué sabe la historia?

Malatesta, una trattoria con acento romagnolo

Anuncios