‘Clandestino Burger’, desde Argentina con pasión

O mejor dicho, con una obsesión: las patatas fritas caseras. La receta pertenece nada más y nada que al famoso chef americano Anthony Bourdain, con quien había trabajado, Pierre, uno de los fundadores de Burger Joint Argentina. “Porque no basta con pelar las patatas y freírlas” – nos comenta Matías, uno de los dueños de Clandestino Burger, local inspirado  en el establecimiento argentino -, “Primero se cocinan a una temperatura más baja y se esparcen, para que suelten bien el almidón, y luego se fríen a la temperatura adecuada”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además de tomarse muy en serio la elaboración de las patatas fritas, este local de Eloy Gonzalo 12  presta mucha atención al pan, las salsas, los postres (de momento sólo disponen del brownie, pero está tan bueno que no necesitan ampliar la oferta), las cervezas (artesanas) y cómo no, a las hamburguesas. Todo es casero y procedente de proveedores locales.

Las hamburguesas provienen de la carnicería de al lado, Quevedo, donde compran cada día la carne fresca procedente de vacas autóctonas.

Las más solicitadas son, de momento, la Bleu! (tomate seco, hongos Portobello, cebolla caramelizada, rucula y queso azul) y la Mexican (guacamole, jalapeños, queso, tomate, cebolla morada y salsa picante), pero hay más opciones, para los más ‘clásicos’ (mayonesa, queso gouda, tomate, lechuga y cebolla morada) o los ‘veggie’ (garbanzos, hongos, tomate y cebolla). Asimismo, puedes escoger entre la Jamaican (ají, mostaza y miel, bacon, piña, queso cheddar, pepino y tomate) o l’American (cheddar, bacon y salsa barbacoa).

Sus salsas van desde las más clásicas como mostaza y miel hasta las más originales y atrevidas como ketchup con curry, ketchup con jalapeños y mayonesa con cilantro. ¿Nuestra favorita? La de ketchup con jalapeños.

Para maridar nuestro banquete, elegimos la Monsieur Gordo, una rye pale ale elaborada por un productor nómade madrileño.

Clandestino Burger ofrece diferentes menús. El de día (10 euros) incluye hamburguesa, patatas, caña o agua o refresco y brownie; y los de noche hamburguesa, patatas, agua o refresco (11,50 euros) o hamburguesa, patatas, cerveza roja de medio litro gallega o Monsieur Gordo (12 euros).

La decoración, fiel a su concepto, es bastante informal. Cuenta con un pequeño mostrador al fondo, al que hay que dirigirse para hacer el pedido, una cocina a la vista, mesas altas, bancos corridos, mesas y sillas bajas cada una de su padre y de su madre y unas repisas en las ventanas para apoyarse. Su peculiaridad es que puedes escribir en las paredes, algo que ha gustado mucho a los clientes, ya que apenas encontrarás un hueco para dejar tu ‘verso’. Y eso que no llevan abiertos ni un mes!! Alex Chacra, otro de los fundadores del establecimiento de Buenos Aires (barrio de Palermo) y que ha venido para supervisar la apertura de Madrid, nos confesó que allí les costó más llenar todas las paredes.

No dejes de echar un vistazo a los baños, una oda a los grafitis y el arte urbano, con varios guiños a la estética y las modas de los años 80 y 90.

Otras cositas que debes saber sobre Clandestino Burger: no se utilizan cubiertos, la hamburguesa se sirve en una bandeja de comida para llevar, no se aceptan reservas, no dispone del servicio de delivery y cuenta con una terraza.

Desde su apertura, hace tres años, Burguer Joint Argentina ha tenido que duplicar la capacidad del local y la cocina, debido a sus largas colas que daban la vuelta en la manzana. Así que, deseamos la misma suerte a Nico y Matías, los propietarios de Clandestino Burger.

Todo apunta que el mismo lugar que albergaba el mítico Brillante seguirá dando mucho que hablar en Madrid. Estamos convencidos de que quienes echan de menos las meriendas del Brillante muy pronto caerán rendidos a las hamburgesas de Clandestino Burger.

Fotos de Bárbara Ferrer

Quizás te interese también:

5 direcciones imprescindibles para merendar chocolate con churros

‘Tiro con arco’ da un giro de 360 grados a su carta y decoración 

Setas, caza y terraceo en ‘La Cocina de San Antón’

¡A las ricas setas en La Trastienda Tapas! 

‘Restaurante Lúa’, picoteo de 5 tenedores 

De Madrid a ‘El cielo de Urrechu’ 

‘Casino Gran Vía’, mucho más que juego

‘Santa Fe’, el nuevo argentino de Chamberí

‘La jefa’, cocina y decoración colonial

La ‘vuelta al cole’ viene cargada de gastroplanes 

‘Goiko Grill’, hamburguesas con sabor vasco venezolano 

Más de 30 razones para darte un paseo entre el Retiro y Salamanca 

¿Truco o buñuelo?

A&G reescribe su concepto de restaurante de alta cocina

‘Muñagorri’, cocina gastronómicas de verdad 

¡Larga vida al terraceo!

Viaje a los 50’s en 8 pistas

‘Mercado de San Ildefonso’, el street market food de Fuencarral

‘Flash Flash Madrid’ le da la vuelta a las tortillas 

‘Romano Ristorante’, estandarte de la gastronomía italiana en La Moraleja 

‘El gordo de Velázquez’, la apuesta personal del chef José María Ibáñez 

‘Lola and co’, algo está cambiando en Chueca 

10 direcciones que todo celíaco, vegetariano o vegano debe conocer 

7 ideas para una fiesta 10

Vive #thebeerexperience de Heineken

‘Pico de Gallo’, el fast good mexicano

‘Alta burgersía’: burgers para paladares nobles 

El Imparcial, el nuevo ‘place to be’ de Madrid

¿Nos tomamos un ‘Piscolabis’?   

Otra Venezuela, la gastronómica

‘Anticafé’, no convencional es la palabra

‘Cambridge Soho Club’, como en Londres pero en Madrid

‘El Monjo’, cocina de 5 tenedores en Villa 

‘Sinergias’: 5 buenas razones para visitar Platea 

‘La chusquery’, rompiendo los esquemas del ‘latineo’

‘Zoe’, no lo llames ‘gastro circo’ llámalo restaurante

‘Chincha’: 100% cocina clásica peruana

Rumbo a África sin salir de Madrid

‘Feltma’s hot dog’, cuando el perrito caliente es gourmet

‘Maru’, el coreano de Gran Vía

‘Ramen Kagura’, el japonés que necesitaba Madrid

‘Corral de la Morería, “borrachera de los sentidos”

De tapas japonesas en Hanakura

‘Oribu Gastrobar’, el estilo de Chicote crea tendencia 

‘Club A de Arzábal’, un secreto a voces 

‘Variopintos’: de todo un poco, con las setas como protagonistas 

‘Fonty’: para tus caprichos dulces y salados 

¿A qué sabe la historia?

‘Petit Appetit’, el bistrot de Chamberí 

Lobby Market, algo más que una cara bonita

Celso y Manolo’, cocina con raíces y alma 

SOT, la vermutería de ‘abajo’ de Sergi Arola

L’Artisan’: cocina franco-japonesa artesanal 

Triciclo’, el gourmet de El Barrio de Las Letras

‘Dabbawala underground’: buena gastronomía en forma de tapas  

‘Arquibar’ se renueva y mejora su oferta 

Reserva mesa con la historia en ‘La bodega de los secretos’

Puerto Lagasca’, vaivén de sabores 

Cultura, buena gastronomía y decoración de autor se dan la mano en Ateneo

Desmitificando tópicos en Palacio de Anglona

Seis razones para cruzar la puerta de ‘The Place’

La Infinito, un café con mucho arte

“Hace Carola un cocido para chuparse los dedos” 

La cultura ‘pide la vez’

‘El recuerdo’, hippy y chic a partes iguales

‘Otto’, el restaurante de moda que conquista a los gourmets

‘El bund’, el chino que te recomendaría un chino 

5 bares baratos (pero de calidad) para salir a tapear

‘Punk Bach’ estrena terraza abierta todo el año

‘Casa Lobo’, ecléctico en estilos y sabores

Una fiesta redonda

‘M29’, un menú para cada momento

‘La Posada del Chaflán’, una casa de huéspedes del siglo XXI 

‘Gaztelubide’, cocina tradicional al poder

Un callejón, dos joyas gastronómicas

‘Grog club’, nuevo templo de la música en vivo

‘Chatarra Cocktail Bar’ añade un toque de sabor a la noche madrileña

El Back’, como en casa o mejor…

‘El Palé’, en Chueca pero sin pijerío 

‘Bar Santo Mauro’: picoteo asequible en un entorno de lujo

¡Ya está aquí nuestra guía de terrazas de 2014! 

Apartosuites Jardines de Sabatini, algo que nos gustaría mantener en secreto

‘The Hat’, la nueva terraza de Madrid

Una dulce vuelta

‘Due Spaghi’, cocina italo-catalana de la mano de Nicoletta y Toni

‘El 38 de Pedro Larumbe’, dos áreas y una misión: mimar tu paladar

Noches aún más agradables de la mano de ‘Agrado cabaret’ 

‘La Carmencita’ recupera la cocina de toda la vida de Simone Ortega

‘Alcocer 42’: carne de la felicidad, josper y mucho más  

‘El Viajero’ se sube al tren de las nuevas tendencias 

‘Oh Bla Bla!’: Italia y Japón juntos pero no revueltos 

‘La Musa de La Latina’: tapas, futbolín y ping pong

‘Taxi a Manhattan’, ¿te subes?

Madrid sabe a violeta

Malatesta, una trattoria con acento romagnolo

‘Tacatá’, una buena razón para acercarse a Pozuelo

Más que pintxos’, para toda la familia 

 

Anuncios