‘Variopintos’: de todo un poco, con las setas como protagonistas

Lo mismo te encuentras unas señoras mayores jugando a las cartas por la tarde que unos compañeros de trabajo disfrutando de su hora de descanso durante la comida o unos amigos que han quedado para asistir a un concierto en acústico, la noche de los jueves. Así de variado es el ambiente de Variopintos (Carrera de San Jerónimo, 5).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Su entrada no está a pie de calle, hay que subir una planta, ya que está ubicado en la antigua sede de Casa Soria. De esta ciudad procede la mayoría de los productos de la carta y la misma dueña, Esmeralda.

Con tan solo 26 años, Esmeralda apostó por poner en marcha un restaurante especializado en setas y trufas, los 365 días del año. Su tío es productor y distribuidor de estos manjares, lo que le permite mantener los precios ajustados, según nos comenta.

En estos meses es temporada de setas en España, pero en Variopintos podemos viajar cada día alrededor del mundo, a través de esos “tesoros de la naturaleza”. Así los define Esmeralda, ya que cuando vas a buscar setas por el bosque nunca sabes con qué cualidades te vas a encontrar.

El chef David Saldaña es el encargado de elaborar los platos típicos de Soria, como torreznos o migas, las recetas de pescado y carne como las piruletas de bacalao o las carrilleras de cerdo ibérico al chocolate, así como las propuestas a base de setas. Entre estas últimas, sobresalen el helado de trompetas o las setas silvestres de temporada salteadas. El día de nuestra visita porbamos boletus, amanita caesarea, pinicula edulis, níscalos y macrolepiotas en tempura con salsa de soja y miel.

En la carta de vinos, encontramos referencias a jóvenes bodegas de La Rioja, Ribera del Duero, Soria, un albariño y un verdejo, entre otros. Pide consejos a Esmeralda y acertarás.

La decoración de Variopintos corre a cargo de Vieja Casita, un estudio bilbaíno que ha hecho con material 100% reciclado todos los objetos que adornar el local. Entre esos objetos podemos encontrar muchas referencias a Soria, a sus setas y hasta un caballo celtíbero.

Abre en horario ininterrumpido de 12 a 24 horas; cierra los domingos por la noche y los lunes. Su precio medio es de 25 euros; el menú del día vale 12 euros y el del fin de semana 15 euros. También puedes elegir el menú diario con plato único por sólo 8 euros.

Si estás buscando un lugar para celebrar tus fiestas y eventos privados, este sitio es una buena opción, ya que dispone también de dos salas para ello.

Su agenda cultural contempla exposiciones, presentaciones o conciertos en acústico.

Variopintos supera con creces la calidad media de los locales de la zona, por la mayoría, franquicias low cost o las típicas tabernas castizas con cocina de batalla.

Fotos de Bárbara Ferrer

Quizás te interese también:

‘Oribu gastrobar’, el estilo de Chicote crea tendencia 

‘Burger Joint’, desde Argentina con pasión

Más de 30 razones para darte un paseo entre el Retiro y Salamanca

‘Julieta Bistró’, el ítalo-español de La Latina

‘La Casa tomada’, street food venezolana en tamaño XXL

‘Hamburguesa Nostra’, pionero en ‘fast good’ hecho en España

‘Montes de Galicia’, un clásico que se reinventa

Asturias en seis restaurantes 

‘Tuk tuk’, un asiático asiático

‘La raquetista’, pequeña pero matona

‘Restaurante Lúa’, picoteo de 5 tenedores 

De Madrid a ‘El cielo de Urrechu’

¡A las rices setas en La Trastienda Tapas!

‘Casino Gran Vía’, mucho más que juego

‘Santa Fe’, el nuevo argentino de Chamberí

Seven & Six apuesta por la ‘cocina optimista’ de Emilio Salas

‘Cambridge Soho Club’, como en Londres pero en Madrid

‘Otto’, el restaurante de moda que conquista a los gourmets

‘Romano Ristorante’, estandarte de la gastronomía italiana en La Moraleja 

‘Goiko Grill’, hamburguesas vasco venezolanas

‘Casa Lobo’, ecléctico en estilos y sabores 

‘Pico de Gallo’, el fast good mexicano

‘El Recuerdo’, hippy y chic a partes iguales  

Otra Venezuela, la gastronómica

‘El Gordo de Velázquez’, la apuesta perosnal del chef María José Ibáñez

Viaje a los 50’s en 8 pistas 

‘Gaztelubide’, cocina tradicional al poder  

5 bares baratos (pero de calidad) para salir a tapear

‘La jefa’, cocina y decoración colonial

‘El Colmado de Chema’: de tapas en el market

El Imparcial, el nuevo ‘place to be’ de Madrid

‘El Monjo’, cocina de cinco tenedores en Villa

‘La Chusquery’, rompiendo los esquemas del ‘latineo’

‘A&G’ reescribe su concepto de restaurante de alta cocina

‘Bar Santo Mauro’: picoteo asequible en un entorno de lujo

‘Bodega La Fuente’, visita obligada en Majadahonda

‘Zoe’ no lo llames ‘gastro circo’ llámalo restaurante

‘Sinergia’, 5 buenas razones para visitar Platea

‘El bund’, el chino que te recomendaría un chino

‘Días Desur’ y de norte

‘El Palé’, en Chueca pero sin pijerío 

‘Maru’, el coreano de Gran Vía

‘Feltman’s hot dog’, cuando el perrito caliente es gourmet

Nueva edición de ‘1080 recetas de cocina’ de Simone Ortega 

‘Trattoría Manzoni’, el italiano que te recomendaría un italiano 

“Resonante, jadeante, marcha el tren…”

‘Alta burgersia’: burgers para paladares nobles 

‘Alcocer 42’: carne de la felicidad, josper y mucho más  

Noches aún más agradables de la mano de ‘Agrado cabaret’ 

10 direcciones que todo celíaco, vegetariano o vegano debe conocer 

‘Muñagorri’, cocina casera de verdad

‘Retreat Discounter’ o la web de las vacaciones saludables

‘El Viajero’ se sube al tren de las nuevas tendencias 

‘El 38 de Pedro Larumbe’, dos áreas y una única misión: mimar tu paladar 

‘Oh Bla Bla!’: Italia y Japón juntos pero no revueltos 

‘Zamanda’, el amor por la gastronomía hecho tienda 

‘Fonty’: para tus caprichos dulces y salados 

¿A qué sabe la historia?

‘Corral de la Morería’, “borrachera de los sentidos” 

‘Ramen Kagura’, el japonés que Madrid necesitaba 

Aiò o como la pizzetta sarda cambió la vida de Marcello y Andrea 

‘Enoteca Barolo’, la pasión por los vinos en más de 200 variedades 

‘Petit Appetit’, el bistrot de Chamberí 

‘Due spaghi’, cocina italo-catalana de la mano de Nicoletta y Toni 

‘La Musa de La Latina’: tapas, futbolín y ping pong

Mercado de San Ildefonso, el ‘street market food’ de Fuencarral 

‘Taxi a Manhattan’, ¿te subes?

‘Retorno a Ultramar’, un ultramarinos del siglo XXI

‘De Rodríguez&Salas’: refugio para amantes del arte, la comida y el vermuteo

“Hace Carola un cocido para chuparse los dedos” 

Lobby Market, algo más que una cara bonita

‘Chincha’: 100% cocina clásica peruana

Tailandia, un destino que nunca pasa de moda

¡Ya está aquí nuestra guía de terrazas de 2014!

La Carmencita: una casa de comidas comprometidas con los retos del siglo XXI

Madrid sabe a violeta

Malatesta, una trattoria con acento romagnolo

‘Celso y Manolo’, cocina con raíces y alma 

‘La Norma’, la nueva apuesta gastronómica de Alfredo

SOT, la vermutería de ‘abajo’ de Sergi Arola

L’Artisan’: cocina franco-japonesa artesanal 

Triciclo’, el gourmet de El Barrio de Las Letras

‘Dabbawala underground’: buena gastronomía en forma de tapas  

‘Arquibar’ se renueva y mejora su oferta 

 ‘Café Colón’ llega pisando fuerte 

‘Tacatá’, una buena razón para acercarse a Pozuelo

Más que pintxos’, para toda la familia 

Flash Flash Madrid’ le da la vuelta a las tortillas  

‘Seven and six’, el gastrobar de Pintor Rosales 

La Posada de El Chaflá’n, una casa de huéspedes del siglo XXI

  Seis razones para cruzar la puerta de ‘The Place’

‘M29’, un menú para cada momento

  Reserva mesa con la historia en ‘La bodega de los secretos’

‘La cocina de San Antón’: cuando comer en verde es un placer

‘El Recuerdo’ nos trae sabores y costumbres de Miami

Puerto Lagasca’, vaivén de sabores 

Cultura, buena gastronomía y decoración de autor se dan la mano en Ateneo

Anema e core’: “cocina italiana con algo más”

De tapas japonesas por Hanakura 

Desmitificando tópicos en Palacio de Anglona

‘Club A’ de Arzábal, un secreto a voces  

‘GansoTaberna’, un homenaje a ese “gran olvidado de la gastronomía española” 

Anuncios