Reserva mesa con la historia en ‘Bodega de los secretos’

Nos vamos haciendo mayores y nos sorprendemos de los detalles que más nos llaman la atención, cuando visitamos un nuevo lugar. Una de las cosas que más apreciamos cuando metimos pie en Bodega de los secretos (C/ San Blas, 4) fue su agradable silencio. Y no es porque no hubiera nadie, sino porque este sitio invita a la calma hasta al más gritón. Pero nos gustaron también la decoración, los platos que probamos y los maridajes que nos propusieron. Te lo contamos todo en las siguientes líneas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Bodega de los secretos es una antigua bodega del S.XVII. Y al bajar las escaleras nos sumergimos de lleno en la atmósfera de hace cuatro siglos… Recorremos un laberinto de hornacinas en las que el vino reposaba para alcanzar su madurez. Al levantar la cabeza, podemos admirar grandes bóvedas de estilo románico salpicadas de artes decorativas de los templarios, todas diferentes.

Dos datos curiosos. Este lugar fue uno de los bunkers que se utilizaron en Madrid para refugiarse contra los bombardeos de la guerra civil. Y aún permanece un pasillo subterráneo que conecta el restaurante al Museo Reina Sofía.

Entre tanta historia, se encuentran las mesas. Cada una tiene su propia personalidad, gracias a las lámparas de diseño que emanan luces de distinta intensidad. La moderna decoración del establecimiento se complementa con sillas italianas y unos cuadros de arte contemporáneo (la idea es acoger exposiciones temporales a lo largo del año, según cuenta Cristina Vila, artífice de Bodega de los Secretos).

La cocina es mediterránea con base en el producto de temporada y reminiscencias a la cocina asiática.

Probamos uno de los platos estrella de la casa: maridaje fumé (salmón y anguila Carpier con cava Rimarts Rosé). Todo un lujo para el paladar.

Seguimos con las alcachofas con foie y huevo de codorniz; el pulpo a la brasa con aceite de pimentón y su espuma de patata; el tataki de atún rojo con sésamo y dados de mango; y el Rulo de rabo de toro con salsa de garnacha. Todo estaba en su punto y bien presentado. Y si no lo hubiera estado, allí estaba Marco, uno de los camareros más atentos de Madrid, para ponerle remedio.

Otros de los puntos fuertes de carta de Bodega de los secretos son el tartar de bueyes felices de Lérida de un pequeño productor ecológico y elaborado según la receta de JM, un buen amigo de la casa; y la trilogía de matices del mini steak tartar trufa, anchoa y wasabi. Si eres un incondicional de ese plato, no te lo puedes perder.

Por lo que respecta la carta de vinos, están representadas las principales D.O. españolas (Albariño, Rueda, Rioja, Ribeiro, Ribera del Duero) y encontramos algunas referencias de rosados, cavas (de pequeños productores) y champagnes. Si te gusta alguna botella en especial, la puedes comprar.

Como broche final a nuestras veladas, nos proponen escoger un gin tonic de su completísimo carrito. ¿Qué más se puede pedir?

El ticket medio de este restaurante es de 30 euros.

Quizás te interese también:

‘Fonty’: para tus caprichos dulces y salados 

‘Julieta Bistró’, el ítalo-español de La Latina

‘La Casa tomada’, street food venezolana en tamaño XXL

‘Hamburguesa Nostra’, pionero en ‘fast good’ hecho en España

‘Montes de Galicia’, un clásico que se reinventa

Asturias en seis restaurantes 

‘Tuk tuk’, un asiático asiático

‘La raquetista’, pequeña pero matona

¡A las rices setas en La Trastienda Tapas!

‘Goiko Grill’, hamburguesas vasco venezolanas

De Madrid a ‘El cielo de Urrechu’

‘Santa Fe’, el nuevo argentino de Chamberí

Seven & Six apuesta por la ‘cocina optimista’ de Emilio Salas

‘Restaurante Lúa’, picoteo de 5 tenedores 

‘El Gordo de Velázquez’, la apuesta perosnal del chef María José Ibáñez

‘Casino Gran Vía’, mucho más que juego

‘Goiko Grill’, hamburguesas vasco venezolanas

Más de 30 razones para darte un paseo entre el Retiro y Salamanca

‘La jefa’, cocina y decoración colonial

‘El Recuerdo’, hippy y chic a partes iguales  

5 bares baratos (pero de calidad) para salir a tapear

‘Otto’, el restaurante de moda que conquista a los gourmets

‘Gaztelubide’, cocina tradicional al poder  

‘Alta burgersia’: burgers para paladares nobles 

‘Sinergia’, 5 buenas razones para visitar Platea

‘La Chusquery’, rompiendo los esquemas del ‘latineo’

‘Bar Santo Mauro’: picoteo asequible en un entorno de lujo

‘Romano Ristorante’, estandarte de la gastronomía italiana en La Moraleja 

‘Casa Lobo’, ecléctico en estilos y sabores 

‘El Colmado de Chema’: de tapas en el market

El Imparcial, el nuevo ‘place to be’ de Madrid

Otra Venezuela, la gastronómica

‘El bund’, el chino que te recomendaría un chino

‘A&G’ reescribe su concepto de restaurante de alta cocina

Viaje a los 50’s en 8 pistas 

‘Cambridge Soho Club’, como en Londres pero en Madrid

‘El Monjo’, cocina de cinco tenedores en Villa

‘Bodega La Fuente’, visita obligada en Majadahonda

Noches aún más agradables de la mano de ‘Agrado cabaret’ 

‘Zoe’ no lo llames ‘gastro circo’ llámalo restaurante

La Carmencita recupera la cocina de toda la vida de Simone Ortega

Trattoría Manzoni’, el italiano que te recomendaría un italiano 

‘Variopintos’: de todo un poco, con las setas como protagonistas 

‘GansoTaberna’, un homenaje a ese “gran olvidado” de la cocina española

‘Club A de Arzábal’, un secreto a voces 

Alcocer 42: ‘carne de la felicidad’, Josper y mucho más  

‘Muñagorri’, cocina casera de verdad

‘El Palé’, en Chueca pero sin pijerío 

‘Oh Bla Bla!’: Italia y Japón juntos pero no revueltos 

‘Ramen Kagura’, el japonés que necesitaba Madrid

‘SOT’, la vermutería de ‘abajo’ de Sergi Arola

‘Oribu Gastrobar’, el estilo de Chicote crea tendencia 

‘Café Colón’ llega pisando fuerte

‘Días Desur’ y de norte

‘Retorno a Ultramar’, un ultramarinos del siglo XXI

‘M29’, un menú para cada momento 

Mercado de San Ildefonso, el ‘street market food’ de Fuencarral 

‘El Viajero’ se sube al tren de las nuevas tendencias 

Seis razones para cruzar la puerta de ‘The Place’

‘Arquibar’ se renueva y mejora su oferta 

‘Café Colón’ llega pisando fuerte

‘Dabbawala underground’: buena gastronomía en forma de tapas  

‘Seven and six’, el gastrobar de Pintor Rosales

Que te la den con queso… ¡la cerveza!

‘Tacatá’, una buena razón para acercarse a Pozuelo

Anticafé, no convencional es la palabra

Una dulce vuelta

‘La Musa de La Latina’: tapas, ping pong y futbolín

‘Taxi a Manhattan’, ¿te subes?

‘De Rodríguez&Salas’: refugio para amantes del arte, la comida y el vermuteo

‘El 38 de Pedro Larumbe’, dos áreas y una misión: mimar tu paladar

‘La Norma’, la nueva apuesta gastronómica de Alfredo

‘El Recuerdo’ nos trae sabores y costumbres de Miami

Puerto Lagasca, vaivén de sabores 

Rumbo a África sin salir de Madrid

Cultura, buena gastronomía y decoración de autor se dan la mano en Ateneo

La Carmencita, una casa de comidas comprometidas con los retos del siglo XXI

De spritz por Madrid

Lobby Market, algo más que una cara bonita

Anís de Chinchón, ¿el nuevo gin tonic?

L’Artisan: cocina franco-japonesa artesanal 

Triciclo, el gourmet de El Barrio de Las Letras

Más que pintxos, para toda la familia 

Flash Flash Madrid le da la vuelta a las tortillas  

No hay que ir tan lejos para hacer enoturismo… 

Anema e core: “cocina italiana con algo más”

La Posada de El Chaflán, una casa de huéspedes del siglo XXI  

Petit Appetit, el bistrot de Chamberí

La Infinito, un café con mucho arte

Aiò o cómo la pizzetta sarda cambió la vida de Andrea y Marcello

Desmitificando tópicos en Palacio de Anglona

El Back, como en casa o mejor…

El Mentidero Café: entras por la decoración, vuelves por el servicio 

‘Madrid sabe a violeta’

De tapas japonesas en Hanakura

¿A qué sabe la historia?

Malatesta, una trattoria con acento romagnolo

Anuncios