‘Sinfonía Rossini’, cocina de autor bajo la batuta de Gianni Pinto

En este pequeño comedor, íntimo y coqueto – con capacidad para 28 personas-, emplazado en pleno Barrio de Las Letras, podemos degustar los grandes clásicos de la gastronomía transalpina reinterpretados, algo que no es muy habitual en Madrid. Técnica, fantasía y respeto por el producto son las claves de la cocina del cocinero de Sinfonia Rossini (C/ Duque de Medinaceli, 12), Gianni Pinto. Sus creaciones son pura sinfonía de texturas, aromas y sabor.   

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este pugliese iba para ingeniero, pero decidió dejarlo todo para dedicarse a su verdadera pasión: la de cocinar para otros y “anteponer sus necesidades a las propias con el fin de hacerles disfrutar”.  Y la verdad es que de niño apuntaba maneras, ¡con sólo seis años preparaba le focacce junto con la abuela!

Gianni se puso al frente de este restaurante hace tres años. Hasta ahora Sinfonía Rossini se caracterizaba por una carta eminentemente tradicional en la que destacaban el tiramisú auténtico y una de las carbonaras más célebres de la ciudad (plato que aún elaboran bajo demanda, porque los italianos somos muy ‘pesados’ con la comida y a veces nos cuesta innovar). En esta nueva etapa, el chef apuesta por una personalísima visión de la cocina tradicional italiana, resultado de su colaboración con en el dos estrellas Michelin Carlo Cracco, Pietro Leemann en Joia (el único vegetariano de Europa con estrella Michelin) y hasta con Gualtiero Marchesi (maestro de maestros y primer chef italiano en obtener las tres estrellas).

Gianni visita el mercado a diario y suele confiar en el pequeño productor, como Dani, que cultiva geminados en su huerto urbano de Tetuán. En sus recetas, renovadas y evolucionadas, predominan los contrastes tanto en las texturas y sabores como en la concepción de las mismas. Parte del éxito de su cocina de autor innovada se debe también a la gran labor de equipo – a la vista del comensal en todo momento – compuesto por Eugenio Sánchez (formado en Quique Dacosta) y Juan Manuel Neira.

La composición de la carta es la de siempre, con sus antipasti, primi, pesce y carne. Sin embargo, cambian, y mucho, sus protagonistas. La clásica burrata se presenta en una suave crema licuada con caviar de guindilla, erizos de mar y pan crujiente al aglio, olio e peperoncino;  el vitello tonnato  tiene el aspecto de un redondo de ternera cocinado durante 12 horas a baja temperatura y se sirve sobre salsa de atún, alcaparras y anchoas de Santoña; y como guiño a la tradición culinaria española, el apartado de entrantes cuenta también con un huevo poché con boletus, foie y sifón de Parmigiano Reggiano 36 meses.

De entre las propuestas de pastas (todas caseras y al dente), destacamos los spaghetti alla tarantina, con tomate y pulpo; o los ravioli de calabaza con ligero sifón de gorgonzola y galleta amaretti, un plato sorprendente que conserva toda la esencia de la receta original mantovana. Entre los pescados, sobresale el rape, que se revaloriza con una deconstrucción de la salsa puttanesca a base de tierra de aceituna y alcaparra, esterificación de AOVE y salsa de tomate con fumé de rape. Y en el apartado de carnes, encontramos cordero, pichón de Toulouse o pluma ibérica, otro homenaje más a la cocina española que ofrece una delicada textura (gracias a  sus 20 horas de cocción) y el contraste de la anguila ahumada y la piel  crujiente de bacalao.

El plato estrella de Sinfonía Rossini y que sin duda simboliza su nueva etapa es el ‘tiramisú deconstruido’. Sin variar su sabor original, se presenta en una esfera de manteca de cacao blanco envolviendo la suave crema de mascarpone y sobre una tierra de café espresso. Dependiendo de la cantidad de tierra que vas escogiendo, eliges si degustar este postre en su versión más dulce o más amarga.

La carta de vinos dispone de algo más de 60 referencias, y cómo no, en ella hay mucho vino italiano (desde los aglianicos de Campania hasta los barolos del Norte), así como opciones de España, Alemania, Francia y algún champagne.

Abierto de martes a sábado de13:30 a 15:30 horas y de 20:30 a 23 horas, cuenta con un precio medio de 50 euros. Su menú degustación (48 euros sin maridaje y 70 euros con maridaje) incluye 4 platos elegidos por el chef siempre haciendo uso de los productos que nos ofrece el mercado, acompañado de un postre.

El día de nuestra visita coincidimos con uno de los tres chefs y socios de Triciclo, vecino del barrio. Una prueba más de que la cocina de Gianni merece mucho la pena y no defrauda.

Quizás te interese también:

‘Zoco Comidero Bar’, el flexitariano de La Latina

‘Ornella’, una trattoria del siglo XXI

‘Julieta Bistró’, el ítalo-español de La Latina

‘La Norma’, la nueva apuesta gastronómica de Alfredo 

‘Tapioca’, latineo a golpe de caipirinhas 

‘El Mesón de Fuencarral’: tradición apta para celíacos  

Cómete la primavera 

‘Eneri’, la taberna madrileña se reinventa

El social dining llega a Madrid de la mano de Vizeat

‘La Navarrería’, toda una reivindicación de lo verde

De los creadores de ‘Goiko Grill’ llega ‘Txurri’

‘La niña de papá’, el primer proyecto en solitario de Ana Roldán

‘Purnima’, cocina india al estilo oriental

’90 grados’: calidad non-stop del brunch al after dinner 

‘La vaquería montañesa’: de Madrid al mundo

‘Ornella’, una trattoria del siglo XXI

Días de Sur y de Norte 

¿Cuándo fue la última vez que comiste un alimento auténtico? 

Ya huele a trufa en ‘La Trastienda Tapas’

10 direcciones que todo celíaco, vegano o vegetariano debe conocer 

‘Cinco Jotas’ de Puigcerdá: viaje al corazón de Jabugo por los cinco sentidos  

‘El café de la ópera’, para amantes del cocido y de la lírica

‘La Era’, cocina de ayer y de hoy en Plaza de Castilla

‘Pura Vaca’: carne en estado puro, del prado al plato  

Madrid ya tiene su primer ‘FaberCafé’

‘Crepes & Waffles’, tentador y sano a partes iguales  

Las célebres hamburguesas de Bacoa Barcelona aterrizan en Madrid

‘Julieta Bistró’, el ítalo-español de La Latina 

‘La Casa tomada’, street food venezolana en tamaño XXL

‘Hamburguesa Nostra’, pionero en ‘fast good’ hecho en España

‘Montes de Galicia’, un clásico que se reinventa

Asturias en seis restaurantes 

‘Tuk tuk’, un asiático asiático

‘Burger Joint’, desde Argentina con pasión

5 direcciones imprescindibles para merendar chocolate con churros

‘La tirolina de Aravaca’ da un giro de 360 grados a su carta y decoración 

Setas, caza y terraceo en ‘La Cocina de San Antón’

¡A las ricas setas en La Trastienda Tapas! 

‘Restaurante Lúa’, picoteo de 5 tenedores 

De Madrid a ‘El cielo de Urrechu’ 

‘Casino Gran Vía’, mucho más que juego

‘Santa Fe’, el nuevo argentino de Chamberí

‘La jefa’, cocina y decoración colonial

La ‘vuelta al cole’ viene cargada de gastroplanes 

‘Goiko Grill’, hamburguesas con sabor vasco venezolano 

Más de 30 razones para darte un paseo entre el Retiro y Salamanca 

¿Truco o buñuelo?

A&G reescribe su concepto de restaurante de alta cocina

‘Muñagorri’, cocina gastronómicas de verdad 

¡Larga vida al terraceo!

Viaje a los 50’s en 8 pistas

‘Mercado de San Ildefonso’, el street market food de Fuencarral

Malatesta, una trattoria con acento romagnolo

‘Flash Flash Madrid’ le da la vuelta a las tortillas 

‘Romano Ristorante’, estandarte de la gastronomía italiana en La Moraleja 

‘El gordo de Velázquez’, la apuesta personal del chef José María Ibáñez 

‘Lola and co’, algo está cambiando en Chueca 

7 ideas para una fiesta 10

Vive #thebeerexperience de Heineken

‘Alta burgersía’: burgers para paladares nobles 

El Imparcial, el nuevo ‘place to be’ de Madrid

¿Nos tomamos un ‘Piscolabis’?   

Otra Venezuela, la gastronómica

‘Anticafé’, no convencional es la palabra

‘Cambridge Soho Club’, como en Londres pero en Madrid

‘El Monjo’, cocina de 5 tenedores en Villa 

‘Due Spaghi’, cocina italo-catalana de la mano de Nicoletta y Toni

‘Sinergias’: 5 buenas razones para visitar Platea 

‘La chusquery’, rompiendo los esquemas del ‘latineo’

‘Zoe’, no lo llames ‘gastro circo’ llámalo restaurante

‘Chincha’: 100% cocina clásica peruana

Rumbo a África sin salir de Madrid

‘Feltma’s hot dog’, cuando el perrito caliente es gourmet

‘Maru’, el coreano de Gran Vía

‘Ramen Kagura’, el japonés que necesitaba Madrid

‘Corral de la Morería, “borrachera de los sentidos”

De tapas japonesas en Hanakura

‘Oribu Gastrobar’, el estilo de Chicote crea tendencia 

‘Club A de Arzábal’, un secreto a voces 

‘Variopintos’: de todo un poco, con las setas como protagonistas 

‘Fonty’: para tus caprichos dulces y salados 

¿A qué sabe la historia?

‘Petit Appetit’, el bistrot de Chamberí 

Lobby Market, algo más que una cara bonita

Celso y Manolo’, cocina con raíces y alma 

SOT, la vermutería de ‘abajo’ de Sergi Arola

L’Artisan’: cocina franco-japonesa artesanal 

Triciclo’, el gourmet de El Barrio de Las Letras

‘Dabbawala underground’: buena gastronomía en forma de tapas  

‘Arquibar’ se renueva y mejora su oferta 

Reserva mesa con la historia en ‘La bodega de los secretos’

Puerto Lagasca’, vaivén de sabores 

Cultura, buena gastronomía y decoración de autor se dan la mano en Ateneo

Desmitificando tópicos en Palacio de Anglona

Seis razones para cruzar la puerta de ‘The Place’

La Infinito, un café con mucho arte

“Hace Carola un cocido para chuparse los dedos” 

La cultura ‘pide la vez’

‘El recuerdo’, hippy y chic a partes iguales

‘Otto’, el restaurante de moda que conquista a los gourmets

‘El bund’, el chino que te recomendaría un chino 

5 bares baratos (pero de calidad) para salir a tapear

‘Punk Bach’ estrena terraza abierta todo el año

‘Casa Lobo’, ecléctico en estilos y sabores

Una fiesta redonda

‘M29’, un menú para cada momento

‘La Posada del Chaflán’, una casa de huéspedes del siglo XXI 

‘Gaztelubide’, cocina tradicional al poder

Un callejón, dos joyas gastronómicas

‘Grog club’, nuevo templo de la música en vivo

‘Chatarra Cocktail Bar’ añade un toque de sabor a la noche madrileña

El Back’, como en casa o mejor…

‘El Palé’, en Chueca pero sin pijerío 

‘Bar Santo Mauro’: picoteo asequible en un entorno de lujo

¡Ya está aquí nuestra guía de terrazas de 2014! 

Apartosuites Jardines de Sabatini, algo que nos gustaría mantener en secreto

‘Due Spaghi’, cocina italo-catalana de la mano de Nicoletta y Toni

Milano da bere

Turín, esa ilustre desconocida

Sicilia en tres rutas 

De spritz por el Festival del cine de Venecia

‘The Hat’, la nueva terraza de Madrid

Una dulce vuelta

‘El 38 de Pedro Larumbe’, dos áreas y una misión: mimar tu paladar

Noches aún más agradables de la mano de ‘Agrado cabaret’ 

‘La Carmencita’ recupera la cocina de toda la vida de Simone Ortega

‘El Viajero’ se sube al tren de las nuevas tendencias 

Anuncios